el congreso tramitará una nueva ley

Así cambiará la vida de los transexuales en España: fin de terapias médicas, menores...

La proposición de ley que el Congreso admitirá a trámite el jueves supone grandes avances para el colectivo. Entre otros, los menores transexuales podrán cambiar de nombre y sexo

Foto: La Gran Vía madrileña, en 2010, durante el desfile del Orgullo Gay que reivindicó los derechos de los transexuales. (EFE)
La Gran Vía madrileña, en 2010, durante el desfile del Orgullo Gay que reivindicó los derechos de los transexuales. (EFE)

El Congreso de los Diputados admitirá a trámite este jueves una proposición de ley (PL) que le cambiará la vida al colectivo transexual en España. En concreto, la iniciativa impulsada por el Partido Socialista pretende modificar dos artículos de la Ley 3/2007 reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, lo que, a grandes rasgos, permitirá a los menores transexuales cambiar en el registro su nombre y sexo de la mano de sus progenitores o representantes legales, posibilitará que las personas extranjeras residentes en España también puedan hacerlo y eliminará exigencias y plazos contemplados en la normativa vigente para todo el colectivo.

El pasado septiembre, la Cámara Baja admitió a trámite también la Ley Integral por los Derechos LGTBI —pionera en el mundo entero, como también lo fue la de 2007 de Zapatero— en la que se incluían precisamente aspectos relativos a los trans. Sin embargo, los socialistas han defendido igualmente la necesidad de tramitar esta ley por tratarse de una "cuestión urgente" que "no puede esperar más", además de que la registraron en el Congreso el pasado mes de febrero, incluso antes de que Unidos Podemos inscribiera la integral, actualmente en periodo de enmiendas.

Cabecera de la marcha del Orgullo Gay organizada por la FELGTB y Cogam. (EFE)
Cabecera de la marcha del Orgullo Gay organizada por la FELGTB y Cogam. (EFE)

Todo parece indicar que esta ley LGTBI tardará todavía un tiempo en aprobarse definitivamente, ya que los trabajos parlamentarios van despacio —como casi todo en la Cámara en estos momentos, por la situación política catalana— y porque los principales grupos (PSOE y Ciudadanos) han anunciado una importante retahíla de enmiendas, por no hablar del caso del PP, que se abstuvo en la admisión a trámite y después advirtió de que plantearía una enmienda a la totalidad. En todo caso, se trata de una ley muy prolija y, habida cuenta de los plazos que están por venir, los socialistas han seguido adelante con la PL sobre rectificación registral.

Así cambiará la vida de los transexuales en España: fin de terapias médicas, menores...

La diputada Lola Galovart (PSOE) insiste en la importancia de "priorizar" ante casos que viven muchos menores de edad en este país, que sienten "vergüenza y humillación" por no tener reconocido el derecho a su propia identidad sexual. La modificación planteada por el grupo socialista en el Congreso de la ley aprobada en 2007 por Zapatero conlleva cambios en dos artículos fundamentales. Por un lado, se reformará el artículo 1 con las siguientes novedades: las personas mayores de 16 años podrán efectuar la solicitud por sí mismas, como también los menores e incapacitados legalmente a través de sus progenitores o representantes legales, y si uno o ambos progenitores se opusieran, los menores podrían efectuarla a través del Ministerio Fiscal.

Por otra parte, se cambiará el artículo 4, que actualmente conceptúa la identidad sexual y/o la expresión de género como enfermedad, trastorno y un problema individual. De hecho, la ley establece un periodo obligatorio de tratamiento médico durante dos años que debe concluir con un informe médico en el que se certifique "disforia de género". A partir de ese momento, ya es posible ir al Registro Civil a solicitar el cambio de nombre y sexo. Una "aberración" a ojos de las asociaciones trans, que reprochan esa "patologización" de la transexualidad, que ahora, en esta nueva propuesta legislativa, desaparecería por completo.

Por último, el artículo 8 contará con un nuevo apartado en el que se establecerá que las personas extranjeras que residan en España, y puedan acreditar la imposibilidad legal de llevarlo a efecto en su país de origen, podrán interesar la rectificación de la mención del sexo, el cambio del nombre en la tarjeta de residencia y, en su caso, en el permiso de trabajo. El coordinador de la Asociación Arcópoli LGTB de Madrid, Yago Blando, celebra la toma en consideración de esta ley —"siempre es un éxito"—, pero insiste en que es fundamental que no se descuide la tramitación de la ley integral contra la discriminación LGTBI.

El grupo parlamentario de los socialistas entiende, en vista de las modificaciones puntuales de la ley, que en poco tiempo podría aprobarse definitivamente en pleno. 'A priori', no requerirá de un proceso de enmiendas laborioso y confían en que la tramitación sea relativamente rápida. Solo el PP no apoyará la iniciativa en la votación del jueves. Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC y el Grupo Mixto adelantaron que votarán a favor, aunque la formación morada y los independentistas catalanas remarcaron la "rectificación" del PSOE al entender que esta nueva propuesta "confirma la insuficiencia" de lo planteado por la ley original impulsada por Zapatero. Los socialistas, por su parte, se defendieron en el debate del martes al recordar que la ley de 2007 posibilitó por primera vez a las personas transexuales el cambio de nombre y sexo registral. La diputada Galovart aseguró que los socialistas están "muy orgullosos de ella, pero no ensimismados" y, por eso, aseveró, entienden "la necesidad de reformarla" con un único objetivo: que el Estado garantice que la identidad reconocida por la sociedad sea la sentida y percibida por la persona.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios