rechazada de plano la integración orgánica

IU busca pactar en todos los municipios para 2019 y Podemos no descarta ir en solitario

IU busca un acuerdo marco con Podemos para 2019 e Iglesias preservar la marca, sin descartar acudir en solitario. La reedición de Unidos Podemos, más lejos que hace unos meses

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), conversa con el coordinador general de IU, Alberto Garzón (i), al inicio de un pleno del Congreso. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), conversa con el coordinador general de IU, Alberto Garzón (i), al inicio de un pleno del Congreso. (EFE)

Podemos e Izquierda Unida han abierto ya conversaciones para determinar cómo presentarse a las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2019. Unas negociaciones que todavía se encuentran en fase preliminar, según explican desde ambas formaciones, y que precisamente por ello sus respectivas posiciones son todavía de máximos. Al margen de que en cada territorio "los ritmos son distintos", según explican desde el entorno del máximo responsable de IU, Alberto Garzón, el objetivo de este, como él mismo acaba de plasmar en el documento interno 'Plan de acción de IU (2017-2018)', pasa por alcanzar un "acuerdo marco" con los de Pablo Iglesias.

"Se está trabajando en un acuerdo marco para las elecciones municipales, europeas y autonómicas que vendrán en el año 2019", informa Garzón en dicho documento, añadiendo que, "con cautela, debe incorporarse la posibilidad de que también puedan tener lugar las elecciones generales anticipadas". Los mensajes del coordinador federal de IU están medidos en el documento, y no se cierra a ninguna opción, más allá de "en estos momentos está descartada la construcción de espacios de coordinación orgánica entre los diferentes sujetos que formamos el espacio de Unidos Podemos".

José María González 'Kichi'. (EFE)
José María González 'Kichi'. (EFE)

El líder de Podemos, por su parte, prioriza que se conserve tanto la marca como las siglas con su actual protagonismo. Allí donde las candidaturas unitarias han sido éxitosas, como es el caso de Ahora Madrid o Barcelona en Comú, desde ambas organizaciones coinciden en que no tiene por qué haber cambios. En principio, la reedición de Unidos Podemos es una de las opciones que ponen sobre la mesa desde la formación morada, pero matizan que en muchos de los consejos municipales, la opción mayoritaria es concurrir en solitario. Una demanda de la que es consciente el secretario de Organización, Pablo Echenique, quien desde el pasado mes de septiembre está inmerso en el diseño de la estrategia para las municipales.

El propio Echenique ha llegado a explicar en público que la diferencia de los comicios a los que concurrirán en 2019 con los de 2015 es que, en esta ocasión, "lo hacemos con nuestra marca", destacando además como ejemplo exitoso Cádiz, una las pocas ciudades en las que se presentaron en solitario, ganando además la acaldía que ocupa José María González 'Kichi'. Y es que en la asamblea fundacional del partido se acordó no concurrir a las municipales, sino hacerlo solo en las autonómicas como impulso posterior para las generales, y dejar libertad decisoria a sus direcciones locales para hacerlo bajo un paraguas de candidaturas de unidad popular, principalmente junto al sector de IU que ahora está en la dirección y Equo.

Garzón: "Está descartada la construcción de espacios de coordinación orgánica entre lo sujetos que formamos el espacio de Unidos Podemos"

Los ritmos de coordinación son diferentes según territorios, como reconocía Garzón y así se está demostrando con el avance de las negociaciones en los niveles territoriales, avanzado ya en Andalucía, y otros acuerdos de acción política conjunta entre Podemos e IU en ciertos municipios; el último de ellos sellado esta semana en Velilla de San Antonio (Madrid). Con todo, desde la dirección de IU se indica que la aspiración es "consolidarlos de cara a los procesos electorales de 2019 y a extenderlos a la acción práctica fuera de las instituciones".

Una de las posibilidades que deslizan fuentes de IU, es que se pueda cerrar un acuerdo marco, pero incluyendo cláusulas para que las direcciones municipales que rechacen la confluencia puedan someter a consulta si se presentan por separado o en confluencia. En los últimos meses, IU ha intensificado una agenda propia en el Congreso, con iniciativas propias y mayor visibilidad de sus portavoces, que según se pretende intensificar en otros ámbitos: "el escenario con el que se trabaja es, de momento, sin contar con estos aliados ya institucionalizados y tratando, por el contrario, de sumar a otros actores no institucionalizados que comparten nuestros objetivos".

Antes del verano, Garzón forzó una negociación con Podemos para modificar el funcionamiento del grupo parlamentario después de reconocer que "la alianza no va del todo bien, al menos no como nos esperábamos". Para el líder de IU, Unidos Podemos no reflejaba "la diversidad existente” en su seno, lo que a la postre se traduciría en la “falta de visibilidad” de su organización durante la presente legislatura.

Podemos ha diseñado un plan de implantación territorial para identificar a militantes dispuestos a concurrir en las listas para las municipales

En esta misma línea, la organización de izquierdas limita las estructuras de trabajo conjunto "en las instituciones en las que ya se ha dado la confluencia, como el Congreso y el Senado y algunos parlamentos regionales, así como las relaciones bilaterales a nivel de organización". Asimismo, vincula la construcción del bloque histórico, fundamentalmente, al plano social, "es decir, desde abajo y en el conflicto". Esta es la garantía, según añaden, de que "las alianzas en el plano político-institucional sean una expresión fidedigna que supere el concepto de coalición electoral".

De forma paralela, Podemos mantiene abierto el proceso para censar a sus militantes, en el que se incluyen principalmente cargos orgánicos o públicos, voluntarios, miembros de círculos y, en definitiva, personas involucradas en Podemos que dedican a su causa tiempo y trabajo. Una estrategia que forma parte de un plan de implantación territorial a nivel municipal para indentificar a militantes dispuestos a concurrir en las listas para las municipales. La formación, que con sus escasos tres años de vida adolece de estructura en los municipios pequeños —y el mundo rural sigue siendo su talón de Aquiles— camina hacia el principio de 'un militante, un candidato' allí donde cuenta con una menor implantación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios