BRONCO DEBATE EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El adoctrinamiento en aulas catalanas enfrenta a los unionistas y entra en campaña

La propuesta de Rivera de crear una agencia independiente de Alta Inspección tras los episodios de adoctrinamiento en Cataluña protagoniza un duro debate en el Congreso

Foto:  Menores de edad con esteladas cuelgan carteles a favor de votar en el referéndum del 1 de octubre. (EFE)
Menores de edad con esteladas cuelgan carteles a favor de votar en el referéndum del 1 de octubre. (EFE)

Las polémicas en torno al adoctrinamiento de los niños en las escuelas catalanas y la participación de menores en actos políticos como el referéndum del 1 de octubre han terminado por impulsar los debates parlamentarios en el Congreso en torno a esta cuestión y su responsabilidad en la crisis que se vive en Cataluña a causa del 'procés'. Ciudadanos defendió este martes un proyecto de ley para crear una agencia independiente que asuma las funciones de la Alta Inspección Educativa y garantizar la igualdad en la educación de todos los españoles, que levantó verdaderas ampollas entre los grupos de la oposición.

La figura de la Alta Inspección del Estado representa justamente la competencia que mantiene el Gobierno central en esta materia y, de hecho, aparece recogida en todos los estatutos de Autonomía (excepto el de Cataluña de 2006, en el que se eliminó la referencia expresa que existía sobre ella) y en la Ley Orgánica 2/2006 de Educación, cuyos artículos al respecto (149 y 150) no fueron modificados en la Lomce de 2013. La cuestión es que la figura de la alta inspección todavía no ha sido regulada como tal y, por tanto, hasta el momento ha carecido de capacidad ejecutiva. Es decir, existe y aparece reflejada en todas las normas vigentes, pero no tiene entidad propia.

Sólo el PP apoyará la propuesta de Rivera, aunque lo hará entre reproches. Precisamente los populares incluyeron una iniciativa similar, pero de menor rango, en formato de Proposición No de Ley (PNL) para instar al Gobierno a que refuerce las funciones de la alta inspección actual. El partido del Gobierno considera que es una propuesta necesaria, pero que lo recomendable es incluirla en el debate del Pacto Nacional por la Educación que en estos momentos el Congreso está elaborando. En esa linea, los socialistas aprovecharon para apuntar a la “deslealtad” de los centristas al presentar un proyecto de ley sobre esta cuestión.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)

La diputada socialista Luz Martínez Seijo no dudó en ‘atacar’ al líder centrista, al que acusó de “torpedear sistemáticamente la profesionalidad de los docentes” con su propuesta de este martes. El grupo del PSOE en el Congreso justificó su voto negativo asegurando que los naranjas “instrumentalizan la educación exactamente igual que aquellos a los que critican”, provocando un verdadero estupor en la bancada de Ciudadanos. Rivera lamentó que el PSOE “está fagocitado por el PSC” y que las políticas de Estado “estén en manos ahora de los socialistas catalanas y no del Partido Socialista”.

Los grupos catalanes, entre ellos ERC y PDeCAT, criticaron con dureza al partido de Rivera, “hijo del sistema educativo catalán y prueba de que no hay tal adoctrinamiento”; mientras que Unidos Podemos, de la mano del diputado de En Comú, Joan Mena, lanzó una importante defensa en favor de la educación pública y de sus profesores. Además, protagonizó la bronca dialéctica del día con la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, que le pidió retirar la expresión “como gorrinos” de su intervención para el diario de sesiones. El parlamentario se refirió a PP y Ciudadanos afirmando que son “como gorrinos peleando en una charca de barro sobre algo tan miserable como las mentiras del adoctrinamiento”. No lo hizo y fue la presidenta del Congreso la que lo ordenó.

La propuesta de Ciudadanos

El grupo parlamentario naranja considera "esencial" desarrollarla como garante del derecho a la educación, máxime dada la situación que se ha producido en Cataluña en los últimos años y los episodios de manipulación que se están conociendo a través de libros de texto e incluso programación infantil en la televisión pública. Estudios demoscópicos demuestran además que el mundo de la educación y el colectivo docente catalanes están especialmente involucrados en el proceso independentista. El barómetro del último CIS publicado ponía de manifiesto que la elección mayoritaria entre los profesores preguntados sobre su sentimiento de pertenencia es la de "únicamente catalán" frente al "tan español como catalán" que elegían el resto de ciudadanos catalanes.

Estudiantes con esteladas en una concentración convocada por la ANC y Òmnium. (Reuters)
Estudiantes con esteladas en una concentración convocada por la ANC y Òmnium. (Reuters)

Combatir el adoctrinamiento de los niños es una cuestión capital para el partido centrista, hasta el punto de que será su líder, Albert Rivera, quien ha defendido desde la tribuna esta proposición de ley. Si contara con luz verde, después vendría el trabajo de desarrollo, con enmiendas y propuestas de otros grupos. Pero no saldrá adelante: el grupo popular lo apoyará, no así los socialistas. Y sin el apoyo de los socialistas, no podrá continuar su tramitación parlamentaria.

Ciudadanos insiste en destacar que la Alta Inspección no es una invención de última hora. Desde el primer momento fue concebida como un servicio integrado en las delegaciones del Gobierno de las CCAA; como una unidad burocrática sin capacidad de ejecución. El proyecto de ley pretende dotar de medios, presupuesto y recursos a la figura, designando para ello una agencia independiente que no esté politizada y se remita a cumplir las funciones que la ley prevé para la Alta Inspección. Las mismas que el partido de Rivera ha incluido en su propuesta: controlar los contenidos curriculares en los libros y que estén de acuerdo con el ordenamiento estatal, comprobar el cumplimiento de las condiciones para la obtención de los títulos correspondientes o garantizar la igualdad de españoles y sus derechos lingüísticos, entre otras.

La independencia de la agencia es la otra piedra angular del proyecto: se comprometería con el nombramiento de personas cualificadas e independientes, por un lado, y la prohibición de la remoción discrecional de los cargos. Además, el proyecto de ley recoge la obligación de rendir cuentas en la comisión correspondiente en el Congreso.

El 'expresident' catalán Carles Puigdemont. (EFE)
El 'expresident' catalán Carles Puigdemont. (EFE)

El debate, en todo caso, irrumpe de lleno en la precampaña catalana del 21 de diciembre, justamente un día después de que el PSC de Miquel Iceta presentara su programa electoral, en el que la lengua, la educación y la cultura vuelven a recogerse como "competencias estrictas" de las comunidades que tienen lengua propia como Cataluña. Sin duda, el debate de la educación servirá también para ahondar la brecha abierta entre unionistas, cuyas hojas de ruta se separan cada vez más mirando la cita con las urnas. Como publicó este diario, el partido naranja que lidera Inés Arrimadas en esa comunidad autónoma no tiene ninguna confianza en los socialistas catalanes. Reprochan a Iceta la "falta de claridad" en su política de pactos ante la posibilidad de que el líder del PSC pueda "caer en la tentación" de reeditar un tripartito con ERC y los comunes de Ada Colau.

Sospechas que aumentan, según reconocen fuentes de Ciudadanos a este diario, tras la publicación del que sería el "escenario ideal" para los socialistas: lograr que Iceta pudiera ser investido con los votos de PP, naranjas y los 'comuns', al considerarlo un aspirante "más transversal y menos vetado", aunque obtenga menos votos que la formación de Arrimadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios