Granados denunciará a Marjaliza por sus vínculos con el narcotráfico
  1. España
También a los agentes que las detectaron

Granados denunciará a Marjaliza por sus vínculos con el narcotráfico

Tiene previsto interponer en su contra acciones penales por delitos contra la salud pública y blanqueo de capitales

placeholder Foto: Francisco Granados junto a su abogado. (EFE)
Francisco Granados junto a su abogado. (EFE)

El exconsejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, presunto cabecilla de la trama Púnica, denunciará al empresario David Marjaliza por sus relaciones con personas vinculadas con el mundo del narcotráfico. En un escrito al que ha tenido acceso El Confidencial, avanza que tiene previsto interponer en su contra las correspondientes acciones penales por delitos contra la salud pública y blanqueo de capitales procedentes de la venta de sustancias estupefacientes.

La defensa de Granados, ejercida por el abogado José Javier Vasallo, reclamaba que se entreguen distintas conversaciones telefónicas registradas durante la investigación de la red de las que, según reconocieron los agentes de la UCO encargados del caso, se extraen indicios de que Marjaliza mantenía contactos con al menos dos personas con las que negociaba la compraventa de sustancias estupefacientes.

En los pinchazos, los interlocutores empleaban un lenguaje en clave y se referían a entregas de dinero de ida y vuelta, bajo la cobertura falsa de supuestos 'vehículos'. Según las charlas, Marjaliza entregó en una de las ocasiones 30.000 euros y le devolvieron 55.000, un sistema que según el criterio de Granados encubre el lavado de fondos negros.

El escrito apunta que se han podido consumar presuntos delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y otros, "conforme se declaró por los agentes participantes" que así lo admitieron durante el juicio sobre el presunto chivatazo del guardia civil Talamino, el primero celebrado contra Granados y en el que se enfrenta a una petición fiscal de tres años de prisión.

El exconsejero también avanza que procederá contra estos agentes ya que, "por razones desconocidas" no adoptaron investigación alguna por estos hechos, que no se persiguen ni por parte de la Audiencia Nacional ni por ningún otro órgano judicial. Denuncia que Marjaliza, cuya colaboración con el Ministerio Público y el testimonio ofrecido al juez instructor constituyen el núcleo de la acusación, "ha gozado hasta la fecha una posición de privilegios y beneficios no amparados en norma penal o procesal alguna". El hecho de no denunciar los indicios sospechosos es, para Granados, un presunto delito de omisión del deber de perseguir el ilícito.

Odio y venganza

El escrito acusa a Marjaliza de actuar en todo momento con "una clara intención de autoexculparse e incluso obtener beneficios a costas de trasladar su única responsabilidad de los hechos a otros investigados, como el propio Granados", que sin duda resulta más "atractivo". Señala también que le mueve la enemistad, enfrentamiento, odio y venganza.

"Qué duda cabe que a lo mejor, y dicho en términos legales, el gran premio que obtuvo sin más el testigo fundamental de la presente causa, investigado en otras, es el dejar en el olvido causas de salud pública, blanqueos de capitales derivados del mismo, y otras circunstancias, extremo que no puede tener otra explicación por parte de órganos oficiales adscritos a la investigación", concluye.

Operación Púnica Francisco Granados David Marjaliza Audiencia Nacional