Independencia de Cataluña: El PSOE se lanza contra el pacto de las derechas: PP y Cs no han cumplido ni el 86%
REUNIÓN DE LA PERMANENTE DE LA EJECUTIVA FEDERAL EN VALLADOLID

El PSOE se lanza contra el "pacto de las derechas": PP y Cs no han cumplido ni el 86%

La dirección aprueba una "auditoría" del acuerdo de investidura de Rajoy de 2016 y dispara contra los dos firmantes. Lastra niega que su partido haya mantenido una "tregua" con el Gobierno

Foto: Pedro Sánchez saluda al alcalde de Valladolid y portavoz de la ejecutiva federal, Óscar Puente, este 16 de noviembre en la capital castellanoleonesa. (EFE)
Pedro Sánchez saluda al alcalde de Valladolid y portavoz de la ejecutiva federal, Óscar Puente, este 16 de noviembre en la capital castellanoleonesa. (EFE)

La 'tregua' blanda impuesta por el 155 ha tocado a su fin. El PSOE se arremanga y decide retomar su línea dura de oposición —contra el PP, pero también contra Ciudadanos— cuando toda la agenda política está copada por Cataluña, pero también precisamente por la inminencia de las elecciones autonómicas del 21 de diciembre, como una herramienta de campaña. Y para eso ha sometido a examen el pacto de investidura que suscribieron Mariano Rajoy y Albert Rivera en 2016 poco más de un año después de la segunda investidura del presidente del Gobierno. Y el dato que ofrece el PSOE, y que desde luego no casa con el que asumen los firmantes, habla por sí mismo: casi el 86% de las 150 comprendidas en el texto no se ha cumplido. Esas son las conclusiones "demoledoras" de un acuerdo que Ferraz califica como "pacto de las derechas".

La comisión permanente de la ejecutiva federal del PSOE —el núcleo duro de Pedro Sánchez— se desplazó este jueves a Valladolid y aprobó un documento en el que desglosa, una a una, las 150 iniciativas que se comprometieron a desplegar PP y Ciudadanos. La dirección respondía de paso a las advertencias que el secretario general pudo escuchar en el consejo político y el comité federal del pasado sábado: varios dirigentes le manifestaron que había que endurecer el tono de oposición contra el Gobierno y abordar cuestiones distintas a la crisis catalana.

Sánchez no tenía problema en recoger el guante porque en su núcleo duro ya eran conscientes de que, una vez aplicado el artículo 155 de la Constitución y convocadas las elecciones del 21-D, había que pasar a otro estadio. Pero tampoco hay que olvidar que la campaña en Cataluña empieza en menos de 15 días, y al PSOE (y al PSC) le interesa debilitar no solo al PP, bastante residual en Cataluña, sino sobre todo a Ciudadanos, que mantendría su condición de segunda fuerza en el Parlament. No en vano, el secretario general no se privó de catalogar el pasado martes en una entrevista en Cuatro a la formación de Albert Rivera como "el Vox de la política española". Quiso escorar así a Cs a la extrema derecha.

Sánchez sale de la parcela casi exclusiva de Cataluña de estas semanas y marca distancias también en un contexto de clara precampaña

Aquello no era un pronto de Sánchez. En el documento aprobado este jueves [aquí en PDF], se recuerda en todas y cada una de las páginas los logos de los dos partidos firmantes del pacto. Pretende ser un texto aséptico en el que se compendian las 150 medidas suscritas [aquí en PDF], divididas en los cinco bloques en que se estructuró el acuerdo, pero no se tiene en cuenta que algunas de esas iniciativas, las que conllevaban dotación presupuestaria, sí estaban calendarizadas. En cualquier caso, más allá de las cifras, la intención de la dirección socialista es clara: marcar distancias con el Gobierno, con quien pactó el 155, y con Ciudadanos, su competidor directo en Cataluña y con quien no obstante Sánchez firmó un acuerdo de investidura en febrero de 2016, en la legislatura fallida.

Lo peor, el modelo territorial

El grado global de incumplimiento que detecta el PSOE en la alianza PP-Cs es del 85,8%: de las 150 medidas apalabradas, están sin llevar a cabo 127. Ocho (el 5,4%) sí se han desplegado, seis lo están en parte (4,1%) y otras siete (el 4,7%) están en proceso. Por bloques, los socialistas afirman que el mayor agujero del pacto se encuentra en el área de fortalecimiento de las instituciones y modelo territorial (95,5% de incumplimiento), seguido del capítulo de transparencia, regeneración democrática y lucha contra la corrupción (88,9%). Por detrás quedan la parte de crecimiento económico, competitividad y empleo (88,1%) y sociedad del bienestar y del conocimiento (84%). Sí se ha avanzado más, a juicio del PSOE, en la proyección de España en Europa en el mundo: cumplido está el 28,6% del programa, y por hacer, un 42,9%.

La dirección incluye el análisis del discurso de investidura de Mariano Rajoy. Según sus cálculos, el presidente habría llevado a cabo el 38,5% de sus promesas, por lo que le restaría otro 53,8%.

Lastra denuncia que en regeneración democrática no se ha hecho "nada": "A lo que se dedica Ciudadanos es a blanquear la corrupción del PP"

En una rueda de prensa en Valladolid que se demoró una hora sobre lo previsto, Adriana Lastra, vicesecretaria general del partido, desgranó los principales incumplimientos comprobados por el PSOE —"mentiras" o "falsedades", llamó también a esas medidas aparcadas en un cajón— del "pacto de las derechas" de PP y Ciudadanos en todas las áreas. Desde la no derogación del impuesto al sol hasta la dejación en cuestiones "graves" como en dependencia o salud —no se ha restablecido la cobertura universal del sistema sanitario, que el Gobierno canceló por decreto en 2012—, o iniciativas más simples teóricamente como la racionalización de los horarios de trabajo.

Especialmente dura fue Lastra en el apartado de regeneración democrática, donde "las derechas" de PP y Cs "no han hecho nada", pues ni se han suprimido los aforamientos, ni se han limitado los mandatos presidenciales a ocho años, ni se ha separado de sus cargos a los políticos salpicados por corrupción —puso el ejemplo de lo que costó sacar del Gobierno murciano a Pedro Antonio Sánchez—. "A lo que se dedica Ciudadanos es a blanquear la corrupción del PP", dijo taxativa la dirigente.

El PSOE se lanza contra el "pacto de las derechas": PP y Cs no han cumplido ni el 86%

Era evidente la intención del PSOE de situar en la misma orilla a los dos firmantes de aquel pacto. "El baile de incumplimientos requiere de dos personas. PP y Cs bailan mejilla con mejilla en el Congreso y en el día a día del Gobierno. Incumplir un acuerdo es culpa de las dos partes cuando ninguna de las dos denuncia el incumplimiento". Lastra incluso acusó a populares y naranjas de ejercer "la peor forma posible" de populismo: acordarse de los más débiles cuando llegan las elecciones y luego "olvidarse" de ellos pasadas las urnas. La número dos subrayó que se ha demostrado que el Ejecutivo es "incapaz de incumplir acuerdos" con otras fuerzas. Más aún, "no se planteó nunca" hacerlo, y a cambio ha obtenido el "silencio cómplice y vergonzoso".

Un "Gobierno en funciones"

La vicesecretaria general negó durante la comparecencia que en algún momento pusiera en paréntesis su oposición con Rajoy. "Nunca ha habido una tregua con el PP y el otro partido que lo sustenta" en La Moncloa, dijo en referencia a Cs. "Nunca hemos dejado de hacer oposición", mantuvo, y recordó que su grupo ha seguido planteando iniciativas en estos meses, solo que Cataluña se ha llevado "todo el foco mediático". Lastra recalcó que con la crisis catalana lo que hubo fue un "apoyo al Estado", defender el marco de convivencia. "No había otra opción que cerrar filas" en torno a la defensa del Estado de derecho y de la Constitución.

"PP y Cs bailan mejilla con mejilla en el Congreso y en el día a día del Gobierno", dice la dos, que acusa a Rivera de "silencio cómplice y vergonzoso"

Los socialistas ya no quieren saber nada de Ciudadanos. Ya Sánchez aseguró el martes en Cuatro que su determinación sigue siendo "unir a la izquierda" y no reeditar una alianza con Rivera, un partido que "se ha situado a la derecha del PP". Lastra continuó con la misma argumentación: los naranjas se han escorado ellos mismos "yendo a la derecha de la derecha", siendo "cómplices" de un Ejecutivo que más parece un "Gobierno en funciones" por la "desidia absoluta" que demuestra. El Gabinete de Rajoy está "agotado" y Cs lo apoya sin desmayo, expresó, "es una pata más".

El pacto que firmó Sánchez con Rivera en 2016 respondía, añadió, al intento del secretario general de dotar a España de un "Gobierno estable" que por culpa de Unidos Podemos no prosperó. Así que el PSOE está "donde ha estado siempre", en la izquierda, mientras que Cs se ha marchado "a la derecha de la derecha".

El PSOE se lanza contra el "pacto de las derechas": PP y Cs no han cumplido ni el 86%

Este jueves tocaba "caña", como decían en la dirección, contra "las derechas de PP y Ciudadanos". El viernes Sánchez liderará la "faceta propositiva". Venderá su alternativa de gobierno en una rueda de prensa, también en Valladolid, con el líder del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca.

El PSOE pide que Santamaría explique en el Congreso las "injerencias" rusas

Una de cal y otra de arena. Aunque el PSOE pretende remarcar su línea de oposición, también quiere preservar su lealtad al Gobierno respecto a la intervención en Cataluña

Este jueves, la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, explicó que su grupo acababa de solicitar la comparecencia de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en la Comisión de Secretos Oficiales de la Cámara Baja [aquí en PDF], con el fin de que informe de las "injerencias" de Rusia en la crisis catalana. Que diga si se han producido, qué actuaciones está llevando a cabo el Ejecutivo y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para "esclarecerlas" y qué gestiones diplomáticas está haciendo con Gobiernos extranjeros y con las instituciones europeas en particular. 

Los socialistas consideran que es importante que Santamaría informe sobre unas "interferencias" que han podido afectar en la situación en Cataluña, y subrayó que es clave asimismo la acción exterior, puesto que las "injerencias" repercuten a "todos los miembros de la UE". 

Robles mantuvo que la Comisión de Secretos Oficiales -su nombre parlamentario es Comisión de Gastos Reservados- es el lugar idóneo para que Santamaría rinda cuentas, ya que se celebra a puerta cerrada. Es un "marco de seriedad y de rigor". La portavoz comentó que el PSOE, como "partido de Estado", también tiene la "obligación" de preguntar al Ejecutivo, "con ánimo constructivo" y con ese carácter de reserva que impone el formato de esa comisión. "El Gobierno debe explicar qué ha pasado, dando margen de confianza al Gobierno porque es una cuestión de Estado", apuntó. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios