la terna que baraja el ministerio del interior

Un ex guardia civil, un doctor en Derecho o un ex policía local para sustituir a Trapero

Juan Ignacio Zoido aprobará este sábado el relevo del comisario de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, para colocar al frente de la policía autonómica a un agente leal al orden constitucional

Foto: Josep Lluís Trapero tras declarar en la Audiencia Nacional, que le investiga por un delito de sedición y le impuso unas medidas cautelares que le impiden salir de España. (EFE)
Josep Lluís Trapero tras declarar en la Audiencia Nacional, que le investiga por un delito de sedición y le impuso unas medidas cautelares que le impiden salir de España. (EFE)

La Policía Nacional y la Guardia Civil llevan semanas analizando qué mandos de los Mossos d'Esquadra son los más idóneos para ocupar el puesto de su actual responsable, el comisario Josep Lluís Trapero. Su cese ha sido la primera medida que ha tomado el Ministerio del Interior para garantizar que la policía autonómica acata la aplicación del artículo 155. Las Fuerzas de Seguridad del Estado barajan una larga lista de nombres de mossos preferiblemente antiindependentistas de la que saldrá este sábado el nuevo jefe del cuerpo y también los responsables de unidades estratégicas para el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden público.

Los primeros cambios empezaron este viernes. El Consejo de Ministros acordó el cese inmediato del consejero de Interior, Joaquim Forn; el de su número dos, el secretario general de Interior, César Puig; y el del director de los Mossos, Pere Soler. Este último, que llegó al cargo en julio, emitió anoche un comunicado para despedirse del cuerpo. A partir de hoy, se producirán los relevelos de los cargos de confianza que ocupan escalones inferiores en el organigrama de seguridad de la Generalitat. En estos últimos casos, los ceses deberán ser acordados por Interior.

Uno de los nombres que ha sonado en las últimas horas para asumir el liderazgo de los Mossos es el de Francesc Xavier Gámez Martín, a pesar de que es uno de los hombres de confianza de Trapero. Ascendió a comisario el pasado febrero y, en la actualidad, está adscrito a la jefatura de la policía autonómica. Antes de recalar en los Mossos pasó por la Guardia Civil. De hecho, se formó en el Colegio de Guardias Jóvenes del Instituto Armado en Valdemoro y ascendió hasta el rango de alférez de Policía Judicial. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, le otorgó el pasado septiembre una condecoración al Mérito Policial.

También se baraja la elección de Ferrán López, uno de los dos únicos comisarios superiores que hay en el cuerpo. Ascendió a ese rango el pasado mayo. Es responsable de la Coordinación Territorial. Trapero lo envió el pasado 25 de septiembre, en representación de los Mossos, a la reunión convocada por Interior en la Delegación del Gobierno en Barcelona para coordinar el operativo de seguridad del referéndum del 1-O. El resultado del dispositivo fue un fiasco pero, según fuentes consultadas por El Confidencial, sería un buen candidato afrontar la nueva etapa. Ingresó en los Mossos en 1990 y, entre otros destinos, hay sido jefe de un pelotón del Grupo Especial de Intervención (GEI), la unidad de élite de la institución.

El tercer sustituto que se contempla es el comisario Joan Miquel Capell, un histórico del cuerpo que en 2014, después de 31 años de servicio, lo abandonó para convirtirse en coordinador de Seguridad de la Diputación de Barcelona. Es doctor en Derecho por la Universidad de Barcelona y Máster en Políticas Públicas de Seguridad. Ingresó en los Mossos en 1983 en la primera promoción de la Escuela de Policía de Cataluña. Fue jefe de la división central de Investigación y de las regiones de Girona y Barcelona. También asumió la función de portavoz. En 2011 publicó el libro 'Ser policía'.

La elección se conocerá este sábado. Además de sustituir a Trapero, Interior también pretende acometer otros cambios en la cúpula del cuerpo

El cuarto nombre que ha circulado en los pasillos de Interior es el del antecesor de Trapero al frente de los Mossos, el comisario Josep Milán. Fue nombrado en 2007 y cesado en 2013 por Artur Mas. Posteriormente, en octubre de 2014, se convirtió en jefe de la región policial de Girona, un cargo que mantiene en la actualidad. Antes de entrar en el cuerpo en 1998 pasó por la Policía Local de Sabadell. Se convirtió en comisario de la policía autonómica en 2003. Primero recaló en la división de Tránsito y posteriormente se hizo cargo de la Comisaría General Territorial, hasta llegar al puesto más alto de la estructura de los Mossos.

La elección se conocerá hoy sábado. Además de sustituir a Trapero, Interior también pretende acometer otros cambios en la cúpula del cuerpo para asegurarse el control de los agentes encargados de la seguridad ciudadana y el orden público, los dos aspectos que más inquietan al Gobierno para afrontar los casi dos meses que transcurrirán hasta la celebración de las autonómicas del próximo 21 de diciembre. Fuentes de Interior consideran que al menos 8.000 efectivos de los 17.000 que integran la plantilla se mantendrán leales al orden constitucional. En el caso de que sea necesario contar con refuerzos, las Fuerzas de Seguridad del Estado recurrirán a los más de 6.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil desplazados a Cataluña desde el resto de regiones de España.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios