PISTOLETAZO DE SALIDA DE PRECAMPAÑA

Rivera entona el 'votarem': "Ahora sí hay que poner urnas en cada pueblo de Cataluña"

El consejo general del partido naranja se reunió este sábado para cerrar filas en la aplicación del 155 y celebrar que habrá elecciones en Cataluña: "Hay que salir a ganar" el 21-D

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el Consejo General de Ciudadanos. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el Consejo General de Ciudadanos. (EFE)

“Ahora somos nosotros los que gritamos ‘votarem’. Los que vamos a reivindicar que hasta en el último pueblo haya una urna y un colegio abierto”. La resaca de la aplicación del artículo 155 acordada por el Gobierno Rajoy y con el respaldo de PSOE y Ciudadanos ya tiene un antídoto: 21 de diciembre. El anuncio de que habrá elecciones autonómicas anticipadas en solo 55 días fue además de un golpe de efecto completamente inesperado en el mundo nacionalista, un motivo para celebrar -y mucho- en los partidos llamados constitucionalistas. Es el caso de la formación dirigida por Albert Rivera, que este sábado reunión al máximo órgano del partido entre congresos, el consejo general, para reconocer “el punto de esperanza” que se abre “tras el día más triste”.

Rivera se dirigió a los miembros de su consejo general para celebrar que el Gobierno finalmente optara por una convocatoria de elecciones rápida, como desde hace muchas semanas viene reivindicando el partido centrista. “Me alegra que otros partidos se hayan sumado a nuestra petición”, dijo en referencia al PSOE, que hasta hace apenas unos días era partidario de que “se normalizaran las cosas en Cataluña” antes de poner urnas, e incluso el partido del propio Gobierno, los populares dirigidos en Cataluña por Xavier García Albiol, que tampoco se inclinaban por unas elecciones inmediatas.

En la formación centrista siempre han apostado por elecciones como “salida más limpia y democrática” para acabar con el “golpe nacionalista”, devolver a la comunidad autónoma a la Constitución y al Estatuto. Y todo ello al calor de unas encuestas que reafirmarían la victoria de Inés Arrimadas entre los partidos llamados constitucionalistas. De hecho, el líder naranja reconoció que su partido “tiene hechos los deberes”, en referencia al proceso de primarias que llevó a cabo antes del verano y que confirmó a la actual jefa de la oposición como candidata a las próximas elecciones. Era mayo y entonces Arrimadas ya exigía elecciones anticipadas.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el Consejo General de Ciudadanos. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el Consejo General de Ciudadanos. (EFE)

En los próximos días las formaciones deberán configurar las listas finales con las que concurrirán a la cita del 21-D. La hoja de ruta de los centristas, sin embargo, ya está trazada. Rivera reprochó el discurso de los partidos tradicionales, que afirman que quien tiene “un discurso potente en Cataluña, no puede tenerlo en el resto de España”. Un “mito” del bipartidismo, afirmó el líder naranja entre sus fieles, “que hemos demostrado que es mentira”. En palabras de Rivera, “el patriotismo moderno” que ha nacido de la mano de iniciativas como su partido, emanado de la sociedad civil, y un patriotismo, dijo, “que quien no quiera verlo se encontrará con que le pasa por encima”. Canalizar ese movimiento es la tarea que el presidente de Ciudadanos encomendó a Arrimadas: “La historia pide que estemos a la altura, que Inés gane y reconcilie a los catalanes”.

En lo que puede considerarse como el pistoletazo oficial de la precampaña del 21-D, Rivera recordó que muchos partidos deberán explicar sus intenciones antes de acudir a las urnas. “Nuestro mensaje es nítido. Que los catalanes sepan que quienes voten a Ciudadanos no será nunca para pactar con los nacionalistas”. Algo que el resto debe aclarar: “No sé si el PSC de Miquel Iceta podrá decir lo mismo. Ayer vimos como el expresident Montilla se equivocó de manera vergonzante al no apoyar la Constitución. Personas como él nos han llevado a esta situación”, afirmó.

Rivera también se refirió “al señor Iglesias y la señora Colau”, a quienes pide que aclaren ya lo que harán después del 21 de diciembre. “Todos deben aclarar si apoyarán a Junqueras o a Arrimadas”, lanzó. No quiso perder oportunidad de dirigirse al PP en varias ocasiones. Primero, mirando a Cataluña y pidiendo que “los que no confíen en la victoria, dejen paso a Ciudadanos y se sumen después”, y segundo para recordar los errores cometidos por Rajoy en la mayor crisis de la democracia española, especialmente a las reticencias mostradas por el presidente y por los socialistas para aplicar el artículo 155. “Rajoy decía que no quería hacer lo que le estaban obligando a hacer. Pues hemos hecho lo que había que hacer. Juramos la Constitución al llegar al Congreso y jurarla es esto también, no solo tener un sueldo público”, dijo Rivera.

Mirando a todos los miembros de su comité ejecutivo nacional, el líder centrista insistió en que su partido ha sido el “más leal” en toda esta crisis, a “los tres poderes”, (el legislativo, el ejecutivo y el judicial), porque “en los momentos difíciles es cuando hay que pensar más en el país que en tu propio partido”, afirmó. Y después inició una larga ovación para Arrimadas, que aguantó aplausos de sus compañeros de filas durante varios minutos, y espetó: “Ahora vamos a salir a ganarles. Votando. Vamos a ofrecer un proyecto alternativo al nacionalismo tras 30 años”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios