sesión de control al gobierno

El Gobierno discrepa con el PSOE por el 155 pero cree que "todo está en orden"

Los socialistas insisten en su posición y en que no ha cambiado, aunque minimizan las diferencias de criterio con el Ejecutivo. El pacto de los dos principales partidos no se ha roto

Foto: La portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, junto con Adriana Lastra, este 25 de octubre en el Congreso. (EFE)
La portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, junto con Adriana Lastra, este 25 de octubre en el Congreso. (EFE)

Los distintos portavoces y dirigentes del PSOE siguen enredados públicamente en las hipótesis sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución sin que en el Gobierno se acaben de creer que puedan retirar su apoyo a la intervención de competencias de la Generalitat catalana. La portavoz del Grupo Socialista, Margarita Robles, sostuvo en el pleno del Congreso que si Carles Puigdemont convoca elecciones autonómicas habría que frenar el procedimiento en el Senado, la misma tesis que expuso ayer y la que después validó Miquel Iceta. A continuación, la diputada socialista Adriana Lastra hizo hincapié en que el presidente autonómico tendría que cumplir la condición de "volver a la legalidad". Mariano Rajoy no se tomó en serio a Robles y fuentes de La Moncloa replicaron después que "todo está en orden" con el PSOE pese a las aparentes dudas del principal partido de la oposición. Y en privado también en la cúpula socialista minimiza las discrepancias con el Ejecutivo, aunque es a él a quien atribuyen cierto "giro".

La portavoz parlamentaria de los socialistas aprovechó una pregunta al presidente del Gobierno sobre asuntos varios, ajenos al desafío separatista (comisión sobre el Estado autonómico, derecho de veto o tramitación de Presupuestos) para pedir que "ponga orden en su Gabinete" a la hora de hablar del 155. Rajoy recurrió a la ironía para replicar sobre "la historia" de Puigdemont que acababa de oír. Se refería a la hipótesis sobre que el presidente de la Generalitat vaya a disolver la Cámara autonómica sin más antes de que el Senado autorice su destitución. El jefe del Ejecutivo se limitó a recordar que su objetivo con ese recurso constitucional es "restablecer la legalidad y la convivencia en Cataluña, así como garantizar la libertad y los derechos de todos los ciudadanos".

Robles reitera que "si Puigdemont acepta la ley y el marco constitucional y convoca autonómicas no cabe ni política ni jurídicamente" el 155

Rajoy insistió en que pese a lo escuchado "hasta hoy" creía contar con el apoyo del PSOE y como Robles se quejaba de que hubiera leído documentos preparados por asesores, comentó: "No sé qué tiene contra mis colaboradores, yo no tengo nada contra los suyos, lea los datos que le dan para evitar intervenciones como la de hoy".

Mariano Rajoy, durante la sesión de control al Gobierno de este 25 de octubre. (EFE)
Mariano Rajoy, durante la sesión de control al Gobierno de este 25 de octubre. (EFE)

Después de la confusión generada por Robles, la diputada socialista Adriana Lastra, vicesecretaria general del partido, preguntó a Soraya Sáenz de Santamaría en una clave muy distinta y para exigir a los diputados del PDeCAT que obliguen a Puigdemont a rectificar, volver al marco constitucional y aceptar el diálogo que le ofrecen las instituciones dentro de la ley.

La vicepresidenta del Gobierno respondió a la socialista que el PP participará activamente en la comisión creada en el Congreso para estudiar la modernización del Estado autonómico, pero también advirtió de que sus trabajos deberán enfocarse a reforzar la cohesión entre españoles y no a hacer concesiones a los independentistas.

Según Sáenz de Santamaría, los trabajos de esa comisión que el PSOE define como antesala de su propuesta de reforma de la Constitución en respuesta al descontento de los independentistas, no deben ser "metas volantes para los que van camino de la independencia y nunca se conforman", sino un refuerzo del marco que comparten todos los españoles.

El Gobierno discrepa con el PSOE por el 155 pero cree que "todo está en orden"

La batalla del relato

Si el Gobierno advierte de que "todo está en orden con el PSOE", el PSOE por su parte resta importancia a las fisuras que se han visualizado en las últimas horas. En la cúpula de Pedro Sánchez insisten en que quien ha pegado un giro a su discurso es el Ejecutivo, y lo atribuye a la voluntad del PP de hablar a su electorado, exhibiendo firmeza y mano dura. Pero consideran que Rajoy no puede permitirse el lujo de perder "la batalla del relato" y activar definitivamente el 155 sin el concurso del principal partido de la oposición, por mucho que los votos los tenga de sobra en la Cámara Alta, donde disfruta de una cómoda mayoría absoluta, la que le hace falta para sacarlo adelante.

El PSOE achaca el giro del PP a que está hablando para su parroquia electoral y avisa de que se está discutiendo sobre un supuesto que puede no darse

En la dirección socialista avisan de que se ha magnificado un supuesto que quizá no se llegue a dar. "Estamos hablando de meras hipótesis", señalaba un miembro próximo al secretario general. Y es que desde luego no está nada claro que el 'president' vaya a convocar comicios sin más, abjurando de cualquier declaración de independencia.

El Gobierno discrepa con el PSOE por el 155 pero cree que "todo está en orden"

De cualquier modo, públicamente tanto PSOE como PSC han precisado que solo podría congelarse la puesta en marcha del 155 en caso de que esos comicios autonómicos anticipados se ajustasen al Estatut y a la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), ya que Cataluña no dispone de una legislación propia. Si Puigdemont pusiese las urnas basándose en la Ley de Transitoriedad Jurídica —la que para los independentistas entraría en vigor en cuanto se proclamase la república catalana—, entonces no habría más remedio que intervenir Cataluña.

El Gobierno discrepa con el PSOE por el 155 pero cree que "todo está en orden"

El pacto Gobierno-PSOE, en consecuencia, no se ha roto y sigue en pie, aunque ambos partidos hayan marcado territorio de cara a sus públicos. Esta misma mañana, en una entrevista en la SER, la presidenta de los socialistas, Cristina Narbona, aseguraba que si Puigdemont convoca elecciones y no hay DUI, entonces su formación retiraría el apoyo al Ejecutivo en el 155. "Entenderíamos que no estamos en el contexto en el que hemos respondido de manera favorable a la aplicación de un supuesto extremo para una situación excepcional”, explicaba la exministra en 'Hoy por hoy', a la vez que remarcaba que “la posición del PSOE no ha variado un milímetro”, mientras que la del PP sí ha cambiado. “Parece que por parte del PP en las últimas horas se hace una lectura diferente. Para nosotros lo fundamental es restaurar la legalidad. Si el señor Puigdemont acepta ese marco legal, constitucional, para unas elecciones autonómicas no ha lugar al 155. Lo hemos pensado así a lo largo de este tiempo de diálogo con el PP sobre cómo era aceptable activar el 155".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios