los grupos intentan evitar una legislatura fallida

Podemos promueve una iniciativa para evitar los vetos del Gobierno a reformas legales

La próxima semana se votará una iniciativa para reformar el Reglamento del Congreso, después de que La Moncloa haya frenado ya 43 proposiciones de los grupos

Foto: Los diputados de Podemos Gloria Elizo y Marcelo Expósito. (EFE)
Los diputados de Podemos Gloria Elizo y Marcelo Expósito. (EFE)

Más de un año después de iniciarse la legislatura, solo se han aprobado en el Congreso y el Senado dos proposiciones de ley. Se ha olvidado aquello de "gobernar desde el Parlamento" y va camino de convertirse en una legislatura fallida, por falta de acuerdo, pero, sobre todo, por el uso que hace el Gobierno de las normas para frenar iniciativas de la oposición alargando plazos de enmiendas y, además, vetando proposiciones de ley de los grupos, acogiéndose al artículo 134.6 de la Constitución que le permite frenar todas las iniciativas que supongan aumento de gasto o disminución de ingresos.

Ya son 43 las proposiciones de ley de los grupos que han sido vetadas en un año por el Gobierno de Mariano Rajoy, y el conflicto entre Ejecutivo y legislativo llegó hace meses al Tribunal Constitucional, a la espera de una sentencia que llegará dentro de años, cuando la legislatura haya acabado. Por eso, el grupo parlamentario de Unidos Podemos ha llevado al pleno de la próxima semana una reforma del Reglamento del Congreso para evitar o limitar esa capacidad de veto o, al menos, el abuso de este instrumento legal por parte del Gobierno.

La iniciativa que firman Gloria Elizo y Marcelo Expósito, diputados de Unidos Podemos y miembros de la Mesa del Congreso, supone regular por primera vez en el Reglamento del Congreso esa capacidad del Gobierno, pero dejando en manos de la Mesa la posibilidad de hacer caso omiso del veto. Los proponentes esperan tener apoyo del PSOE y de otros grupos para aprobar la reforma del reglamento.

La proposición que se debatirá y votará el próximo martes en el pleno modifica dos artículos del reglamento, el 111 y el 126. Sobre el primero, añade un procedimiento para que el Gobierno exprese su veto, pero se establece expresamente que solo puede referirse al Presupuesto en vigor. A continuación, la Mesa del Congreso tendrá capacidad para "examinar y valorar" las alegaciones y motivaciones del Gobierno. La Mesa podrá pedir informe a la Oficina Presupuestaria de las Cortes y, finalmente, "si la Mesa considerase que la disconformidad del Gobierno no estuviese suficientemente motivada y que su admisión pudiera suponer una eventual violación de los derechos fundamentales o de la capacidad legislativa que asisten a los parlamentarios podrá, previa comunicación al Gobierno expresa y suficientemente motivada, proceder a su inclusión en el orden del día del pleno". Esta capacidad de la Mesa para frenar los vetos es, precisamente, el objeto del recurso ante el Tribunal Constitucional, ya que el Gobierno entiende que no se puede limitar su capacidad.

En el debate podrá leerse el escrito de alegaciones y se establece también un procedimiento similar sobre las enmiendas que se presenten y debatan en ponencia y comisión a la proposición de ley. Unidos Podemos espera así poder desencallar la legislatura.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios