tenía "funciones mínimas" y poca capacidad de decisión, dice

Los audios de Ignacio González: "Iba al Canal solo los miércoles por la mañana"

En respuesta a las preguntas formuladas por la fiscal Carmen García Cerdá, González niega disponer de dinero oculto en el extranjero o manejar sociedades pantalla fuera de España

Foto: Ignacio González, expresidente madrileño. (EFE)
Ignacio González, expresidente madrileño. (EFE)

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González trató, durante la primera declaración prestada en la Audiencia Nacional tras su detención en la operación Lezo, desmarcarse de los negocios sucios del Canal de Isabel II. En los audios de su interrogatorio, a los que ha tenido acceso El Confidencial, asegura que desarrollaba "funciones mínimas" y apunta como máximo responsable al director gerente en aquellos años, Ildefonso de Miguel. "Yo solo iba al Canal los miércoles por la mañana", destaca.

En respuesta a las preguntas formuladas por la fiscal Carmen García Cerdá, que condujo la primera parte del interrogatorio, González niega, además, disponer de dinero oculto en el extranjero o manejar sociedades pantalla fuera de España. Trata de desmarcarse del desvío masivo de fondos que se le imputa y responde a las reiteradas preguntas del Ministerio Público: "No tengo ninguna cuenta ni sociedades fuera".

González rechaza también en varias ocasiones haber defraudado al fisco o mantener fondos ocultos a la Hacienda Pública. No cuenta con ahorros no declarados, dice, ni ha dejado de declarar bienes, patrimonio o ingresos. Tampoco se hace responsable de la gestión de Inassa, la filial sudamericana del Canal de Isabel II que fue empleada según los investigadores para "saquear" fondos públicos.

Señala desde los primeros minutos de su comparecencia que esta empresa, que luego se empleó en el año 2013 para adquirir el 75% de la sociedad brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, "ya estaba cuando nosotros llegamos", en una clara referencia a la etapa como presidente de Alberto Ruiz-Gallardón.

Aunque sus funciones "eran muy pocas" y "las grandes decisiones las tomaba el consejo de administración", González sí recuerda con claridad que a su aterrizaje en el Gobierno regional, el Canal ya tenía esa estructura creada a través de la compra de un grupo en el exterior en 2001. "No teníamos conocimiento de realmente cómo estaba aquello", dice y defiende que el nuevo equipo entró para poner orden en el desbarajuste.

"Inassa era una empresa que no tenía un seguimiento directo por parte del Canal y había muchos problemas de gestión", agrega, a la vez que destaca que se planteó la posibilidad de poner "gente para la gestión de un grupo tan importante" y nombrar consejeros, "que realmente lo fueran". "Yo no entraba en los detalles porque no era mi responsabilidad", afirma en otra ocasión.

González también trató de defender el proyecto de construcción del campo de golf del Canal. Declarado de "excepcional interés general" por el Gobierno de Esperanza Aguirre en 2007, la gestión de aquel proyecto pudo proporcionar beneficios ilícitos por más de un millón de euros. El expresidente madrileño dice que las prisas para activar esta concesión se debieron al "enorme interés para el distrito" que tenía y la necesidad de aprovechar la posibilidad de dotarlo de amplias zonas verdes.

Durante el interrogatorio, el antecesor de Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid protagonizó un episodio rocambolesco con una botella de agua como protagonista. Pidió beber algo antes de continuar hablando y provocó una sucesión de chanzas con la intervención de los fiscales que bromearon con él. "De la mía no se le ocurra beber", dijo uno de ellos, a lo que González contestó: "No sabía que había que pagarla, pero si es necesario... Se me está quedando la garganta seca".

La declaración completa es un ejercicio para demostrar su inocencia. Desmiente tener conocimiento alguno de los negocios de sus familiares, ni de su hermano, Pablo González, ni de su cuñado José Juan Caballero. "No he participado nunca de sus actividades", dice, y agrega: "Nunca he sabido sus decisiones empresariales".

La comparecencia arrancó con las preguntas del juez que instruía entonces la causa, Eloy Velasco, sobre el nombramiento de su esposa para un puesto en la Comunidad de Madrid. "¿Usted me conoce de algo, nos hemos ido juntos a comer o de marcha por ahí?", le dice el magistrado, para a continuación preguntarle si consideraba que ese hecho le inhabilitaba para llevar el procedimiento.

Casals, Marhuenda, Edmundo y Cifuentes

Los audios revelan por otro lado la relación entre Mauricio Casals, presidente de 'La Razón', Francisco Marhuenda, director del diario, y Edmundo Rodríguez Sobrino, consejero de la sociedad que imprime el periódico y uno de los principales implicados en la trama. Los tres conversan entre ellos en repetidas ocasiones porque sospechan que es la responsable de Comunicación de la Comunidad de Madrid, Marisa González, en connivencia con la presidenta regional, Cristina Cifuentes, quien está filtrando informaciones a "varios digitales" para perjudicar a Rodríguez Sobrino.

El máximo responsable del periódico aseguró ante el juez Velasco que en realidad Marhuenda solo pretendía "tranquilizar" a Edmundo, no presionar a Cifuentes. Sin embargo, el presidente de 'La Razón' se vio acorralado ante el juez cuando este le puso los audios que mostraban que había habido reuniones entre ambas partes en las que se había hablado del tema. Cuando el fiscal le preguntó a Casals si había enviado a Marhuenda a reunirse con Cifuentes para presionarla, el presidente del diario le indicó que el director se solía reunir con políticos y que, por lo tanto, también lo haría con la presidenta de la comunidad. "Que en una reunión le dijera que no filtrara más cosas de Edmundo, esto es posible", admitió veladamente Casals.

Francisco Marhuenda. (EFE)
Francisco Marhuenda. (EFE)

Al ver que no daban resultado las conversaciones con Cifuentes, según los audios que están en el sumario, Marhuenda y Casals optaron por el contraataque y sacaron una noticia sobre cómo la comunidad autónoma había congelado las tarifas del agua. "¿No has visto el periódico?", le preguntó Marhuenda a Rodríguez Sobrino. "Ya se ha iniciado el camino, Edmundo, y en el periódico se da cuenta todo el mundo", subrayó el director del diario, que no tenía buen concepto de la responsable de Comunicación de la comunidad. "Me ha llamado la zorra de Marisa por el tema de la leche que le hemos pegado hoy", le dijo Marhuenda a Edmundo tras la mencionada noticia sobre la congelación de las tarifas que perjudicaba a Cifuentes. "Le ha hecho pupita, bastante pupa".

El presidente de 'La Razón', ante el juez, valoró esta conversación. "Lo interpreto mal; si me disculpa, esta cara de la noticia salió; aproveché entonces para marcarme un farol, es verdad, lo de las tarifas que me han enseñado... Lo de la publicidad a los medios a mí no me consta; lo que me consta es que la Comunidad de Madrid ha reducido la publicidad a todos los medios", dijo Casals, quien añadió que no le cuadraban los calificativos utilizados por Marhuenda. "Lo leí en un periódico y dije 'esto no es posible", afirmó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios