LA RESPUESTA ANTE EL DESAFÍO SECESIONISTA

El PSOE aplaza la reprobación a Santamaría y rechaza descartar la aplicación del 155

Pide que se aparque su interpelación a la vicepresidenta, de la que se derivaría la moción de reprobación, para ver qué dice Rajoy mañana. No se suma al texto de Podemos para oponerse al 155

Foto: Margarita Robles, portavoz del Grupo Socialista, este 10 de octubre tras la reunión de la Junta de Portavoces. (EFE)
Margarita Robles, portavoz del Grupo Socialista, este 10 de octubre tras la reunión de la Junta de Portavoces. (EFE)

Se veía venir. La reprobación a Soraya Sáenz de Santamaría, que la dirección socialista consideraba totalmente "oportuna" por su deficiente gestión del 1-O y de la fallida 'operación diálogo', queda aparcada por el momento. Los socialistas la ponen en el congelador al menos una semana a la espera de ver qué explicaciones da este miércoles por la tarde Mariano Rajoy en el pleno del Congreso. Ese paso se complementa con este otro: rechaza la petición de En Comú Podem de que el Parlamento se oponga a la activación del artículo 155 de la Constitución para detener en seco los planes de los separatistas y tomar el control de Cataluña. Esta petición se había materializado en un texto que finalmente Unidos Podemos retiró antes de ser votado.

La firmeza con la que Ferraz defendía la reprimenda parlamentaria de la vicepresidenta del Gobierno había perdido fuelle en los últimos días, conforme arreciaban las críticas internas y se acercaba este 10-O, la fecha de la comparecencia de Carles Puigdemont en el Parlament y en la que puede solemnizar una declaración unilateral de independencia (DUI) de Cataluña. Incluso algunos diputados no alineados con Ferraz habían advertido a la cúpula parlamentaria de que si persistía en su intención de seguir adelante con el azote a Santamaría, podrían reclamar la votación dentro del grupo. Pedro Sánchez se exponía a perder su pulso, porque en el Congreso tiene mayoría de diputados afines a Susana Díaz.

El PSOE aplaza la reprobación a Santamaría y rechaza descartar la aplicación del 155

El clima, desde luego, no acompañaba. Pero que Rajoy eligiera el miércoles por la tarde para explicarse ante la Cámara Baja hizo el resto. Así que los socialistas pidieron en la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de hoy martes que se retirara del orden del día la interpelación urgente a Santamaría programada para la sesión de mañana. De esa interpelación se iba a derivar, para la semana siguiente, una moción de reprobación a la número dos del Ejecutivo. Ahora todos los plazos saltan por los aires, y fuentes del Grupo Socialista reconocían que la posibilidad de que la interpelación se retome para el próximo miércoles se estudiará. Queda condicionado todo a la comparecencia de Rajoy.

Sánchez consigue así desactivar por el momento el torrente de críticas internas que había cosechado por la reprimenda parlamentaria a la número dos

Con ese gesto, Pedro Sánchez consigue aplacar las dudas y discrepancias internas que había suscitado su determinación de pedir cuentas a Santamaría por la violencia policial empleada en la jornada del referéndum ilegal y por sus errores de interlocución con la Generalitat. El secretario general no quiere distorsiones en un momento crítico para la democracia española. Todo lo contrario. Esta semana, de hecho, quiere blindarse internamente. Fijar una postura común con sus barones y con el comité federal y contar con el plácet del PSOE para apoyar la respuesta que dé el Gobierno a esa posible DUI, y que puede pasar por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

"Ya tomaremos la decisión"

La portavoz socialista, Margarita Robles, explicó ante los medios que su grupo había pedido congelar la interpelación urgente a Santamaría porque mañana mismo va a la Cámara Rajoy, "el máximo responsable del Gobierno". "Vamos a escucharle y de momento lo que está pedido es el aplazamiento", sostuvo. ¿Se podría llegar a retirar? "En función de lo que diga el presidente, ya tomaremos la decisión. Lo único que se ha hecho es pedir el aplazamiento", insistió la dirigente, sin descartar por tanto que la moción de reprobación ni siquiera llegue a presentarse.

Robles no quiso anticipar su voto a la enmienda de En Comú que pide al Congreso que rechace el 155, pero en la reunión Ábalos y López anunciaron el no

Había otro indicador de que la interpelación a Santamaría podía aparcarse. Sánchez ha convocado al plenario de su ejecutiva mañana miércoles a las 10, justo pasadas las primeras preguntas de la sesión de control al Gobierno. La atención, por tanto, se desplazará de la Cámara Baja a Ferraz, para luego regresar por la tade al Parlamento, a partir de las 16 horas, cuando Rajoy explique su hoja de ruta para Cataluña.

El PSOE aplaza la reprobación a Santamaría y rechaza descartar la aplicación del 155

Robles sí que no quiso antes de la reunión de su grupo qué iba a hacer el PSOE cuando se fuera a votar esta tarde en el Congreso la enmienda presentada hoy mismo por En Comú Podem a una moción de su grupo. Esa autoenmienda busca que la Cámara se pronuncie por anticipado sobre la aplicación del artículo 155. En concreto, el texto pide al Parlamento que rechace "la aplicación de medidas excepcionales que supongan quebrantar el autogobierno de Catalunya, como por ejemplo la activación del artículo 155 de la Constitución o decretar el estado de excepción". "No lo hemos decidido. No procede entrar en hipótesis. Vamos a esperar a ver qué ocurre [en el Parlament]. Hoy procede hacer un llamamiento a la esperanza, al 'seny', al diálogo y al marco constitucional y la legalidad. Dentro de la Constitución y la legalidad hay espacios de diálogo y creemos que la sociedad catalana debe trabajar conjuntamente, y no fracturada. Eso es lo importante para el PSOE".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la pasada semana en Madrid. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la pasada semana en Madrid. (EFE)

Los socialistas, en consecuencia, querían redoblar su voz de alarma a Puigdemont, a escasas horas del pleno en el Parlament, para que abandone la DUI y vuelva al sendero de la ley. Una esperanza que parecía vana, habida cuenta de cómo están desarrollándose los acontecimientos y la determinación demostrada por el 'president' y su Govern. El PSOE ha intentado por todos los medios rehuir el debate sobre el 155 para así subrayar que la decisión es del Ejecutivo. Pero en las últimas horas tanto Ferraz como el PSC sí han emitido fehacientes señales de que respaldarán esa réplica "constitucional" al desafío mayúsculo que supondría la proclamación de la independencia de Cataluña.

No hay condena al Govern

En la reunión del Grupo Socialista, según relataron a este periódico varios de los asistentes, se visualizó el cierre de filas (y el agradecimiento) con la cúpula por su decisión de aplazar la sanción a Santamaría (José Andrés Torres Mora, José María Barreda, Ciprià Císcar, Nacho Sánchez Amor, Soraya Rodríguez...). Y también, tanto el número tres de la ejecutiva de Sánchez, José Luis Ábalos, como el responsable de Política Federal, Patxi López, defendieron el voto contrario a la autoenmienda de En Comú Podem (la confluencia catalana de Podemos). "Hay unanimidad en esto dentro del grupo", sostenían desde la dirección. No cabía otra opción, además, después de las palabras, este lunes, del secretario general en Barcelona, cuando aseguró que al igual que su partido tiende la mano al diálogo, también respaldaría con firmeza la respuesta "constitucional" que se dé a una eventual DUI. El argumento, pues, es que se refrendará cualquier medida que adopte Rajoy que esté dentro de la Ley Fundamental de 1978, sin excepciones.

Los diputados agradecen a la dirección que aplace la interpelación a Santamaría y creen que también lo del 155 es una "rectificación" del discurso

López afirmó ante sus compañeros que no era aceptable el texto de Podemos porque ni siquiera reprueba a la Generalitat por haber ido tan lejos y por haber celebrado una consulta ilegal y caminar hacia el precipicio de una declaración de independencia. La propia Robles, al término de la reunión de grupo, confirmó el voto en contra y señaló que es una iniciativa "muy incompleta que desconoce la realidad en su integridad".

El PSOE aplaza la reprobación a Santamaría y rechaza descartar la aplicación del 155

En Comú Podem retira finalmente su texto

La autoenmienda culpa a Rajoy por su conducta "negligente", le exige que ponga fin a las "actuaciones excepcionales iniciadas contra Cataluña", rechaza el 155 y pide que, en caso de que reitere su "incapacidad para abrir vías de diálogo", el Congreso le reclame su dimisión por su "nefasta gestión" de la crisis política y por las cargas policiales del 1-O. Para los diputados críticos del Grupo Socialista, supone una "rectificación en toda regla", pero acertada, del discurso del equipo de Sánchez, porque "no queda otra que estar con el Gobierno" en esta coyuntura tan compleja y delicada. Se apuntaban, así, una "victoria".

Pero a lo largo de la tarde el portavoz de En Comú Podem, Xavi Domènech, cambió de opinión. A la vista de que no había "habido declaración de independencia" por parte de Puigdemont, retiró la moción después de su debate. No habría salido adelante ya que, salvo EH Bildu, ninguna otra fuerza presente en el hemiciclo este martes, al que se ausentaron los nacionalistas catalanes, le dio su apoyo expresamente, informa EFE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios