LA TRANSPARENCIA EN LA CASA SOCIALISTA

Ferraz paga a Sánchez y Narbona un sueldo de 102.273 euros brutos al año

El secretario general percibe un salario ligeramente inferior al que cobraba del Congreso en su primer mandato. Además de él y de la presidenta, son retribuidos por el partido otros cuatro dirigentes

Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por la presidenta y la vicesecretaria general del PSOE, Cristina Narbona y Adriana Lastra, el pasado 2 de octubre. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por la presidenta y la vicesecretaria general del PSOE, Cristina Narbona y Adriana Lastra, el pasado 2 de octubre. (EFE)

Pedro Sánchez gana más o menos lo mismo que en su primera etapa como secretario general. Ronda los 60.000 euros netos al año. La diferencia es que en 2014 esa remuneración se la pagaba el Congreso y ahora se la tiene que pagar el partido, al abandonar su escaño de diputado en octubre de 2016. Y ese mismo salario es el que recibe la presidenta del PSOE, Cristina Narbona. Ambos son los dos dirigentes de la ejecutiva federal que reciben una retribución más alta. Otros cuatro cargos cobran en torno a 55.000 euros netos al año. Los 43 integrantes restantes de la cúpula no ingresan un euro de la formación.

Ferraz ya está publicando en su propia web los datos económicos de su ejecutiva, tal y como había anticipado a este periódico que haría. Ya ha incluido quiénes reciben un salario del partido —seis miembros de un total de 49—, y buena parte de las declaraciones de bienes están accesibles. Para empezar, Pedro Sánchez. El secretario general cobra 4.134,23 euros al mes netos (en 14 pagas, o sea, 57.879,22 euros), que brutos son 7.305,23 euros mensuales. O 102.273,22 brutos al año. En 2014, como presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Sánchez ingresaba del Congreso 62.211,8 euros limpios al año. Por tanto, las percepciones del madrileño son algo más bajas ahora que entonces.

[Consulte aquí en PDF la declaración de bienes de Pedro Sánchez]

Pero de la cantidad de 57.879,22 euros netos al año hay de descontar lo que Sánchez entrega a su partido. En su declaración de rentas y bienes, consigna una donación de 7.350 euros al año (en 2014 dijo que eran 5.880) más el pago de la cuota como afiliado del PSOE, 84 euros (igual que antes). Por tanto, 7.434 euros van a parar de vuelta a su formación. A cambio, el madrileño ingresa 13.711,20 euros al año por el arrendamiento de inmuebles y otros 256,80 en concepto de dividendos.

El madrileño ha aumentado su donación al partido. Es dueño de dos viviendas y dos garajes, de acciones de Red Eléctrica y de un Peugeot 407

Sánchez confiesa que tiene 104.091,73 euros en un plan de pensiones del BBVA, y 17.703,45 euros en cuentas de ahorro y corrientes en BBVA, Triodos Bank y Bankia. Los bienes inmuebles que declara son los mismos que en 2014: una vivienda y un garaje de su propiedad comprados en 1992 y otra vivienda y otro 'parking' adquiridos al 50% con su mujer, Begoña Gómez, en 2008 —están casados en régimen de separación de bienes—. Además, tiene 320 acciones en Red Eléctrica, valoradas en 5.961,60 euros. Hace tres años, también disponía de participaciones en Repsol.

Deuda menguante

En el documento, el secretario general consigna que aún debe 104.434,50 euros de la hipoteca de 159.300 euros que le concedió Bankia para comprar la vivienda y el garaje con su mujer en 2008. Agujero que ha ido menguando, y se puede comprobar porque las declaraciones de los últimos años están todas colgadas. De coche, por cierto, el jefe de Ferraz no ha cambiado: es dueño de un Peugeot 407 adquirido en 2005 y que le costó 30.000 euros.

Sánchez ha pasado a cobrar del PSOE al renunciar a su escaño a finales de octubre de 2016 para no tener que abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. El caso de Cristina Narbona es distinto. Ella formaba parte del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), y allí percibía en torno a 100.000 euros brutos al año —hasta su cese, el pasado 30 de junio, ingresó por medio año, 48.922,15 euros. Al dejar su cargo, el PSOE es ahora quien la sostiene económicamente. Ferraz la retribuye, como presidenta de la formación, la misma cantidad bruta que al secretario general: 7.305,23 euros al mes [aquí en PDF], 102.273,22 al año, distribuidos en 14 pagas. Su neto es algo menor que el de Sánchez (4.115,23 euros, 57.613,22 en todo un ejercicio).

La presidenta del PSOE desembolsa 7.350 euros al año como donación al partido, más 60 euros como cuota de militante. Es propietaria al 100% de una vivienda y un garaje comprados en Madrid en 1992 y de otra casa adquirida en 1997 también en la capital. Además, dispone de un Renault Mégane de 2011 valorado en 14.000 euros. Tiene 4.115,23 euros en una cuenta en BBVA y un plan de pensiones de 27.484 euros, más otros 48.000 en un fondo de inversión en la entidad presidida por Francisco González. No tiene deudas.

Los responsables de Coordinación Territorial, Acción Electoral y Relaciones Institucionales cobran 94.147 € y el de Emprendimiento, 74.695 brutos

Los otros cuatro cargos de la ejecutiva federal que perciben un sueldo del PSOE están en otro escalón salarial. Así, los secretarios ejecutivos de Coordinación Territorial y Acción Electoral, Santos Cerdán y Paco Salazar, más el responsable de Relaciones Institucionales y Administraciones Públicas, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, tienen asignado una remuneración bruta de 6.724,80 euros al mes (94.147,2 al año, en 14 pagas), que netos se quedan en torno a 3.900 euros (54.600 € a lo largo del ejercicio). En ese sueldo se incluyen los en torno a 1.200 euros brutos de manutención en Madrid (Salazar y Celis son andaluces, y Cerdán, navarro). El último dirigente que cobra del partido es Paco Polo, secretario de área de Emprendimiento, Ciencia e Innovación. Son 5.335,38 euros brutos al mes (74.695,32 al año), o 3.265,99 netos (45.723,86 anuales).

Santos Cerdán y Paco Salazar, el pasado 18 de abril, llegando a Ferraz. (EFE)
Santos Cerdán y Paco Salazar, el pasado 18 de abril, llegando a Ferraz. (EFE)

La ejecutiva federal elegida en el 39º Congreso, celebrado el 16, 17 y 18 de junio, se compone de 49 miembros, aparte de los natos. Estos son los que se integran en la dirección por el cargo que desempeñan, como los portavoces de Congreso y Senado, Margarita Robles y Ander Gil; el coordinador del consejo político federal, Guillermo Fernández Vara; el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, y los responsables de los consejos asesores de la ejecutiva. Pues bien, de los 49 miembros, solo seis cobran del PSOE. Los seis citados. Todos los demás son retribuidos a través de las instituciones en las que son cargos públicos o en sus empleos de siempre.

El resto de la ejecutiva no son cargos liberados: hay parlamentarios nacionales y autonómicos, alcaldes, profesores, abogados... o pensionistas

Así, los números dos y tres, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, son diputados en el Congreso. También lo son Patxi López (secretario de Política Federal), Manuel González Ramos (Agricultura, Ganadería y Pesca), Pilar Cancela (Políticas Migratorias), Luz Martínez Seijo (Educación y Universidades), Susana Sumelzo (Política Municipal) y Odón Elorza (Transparencia y Democracia Participativa). Luisa Carcedo (Sanidad y Consumo) es senadora e Iratxe García (UE) es miembro de la Eurocámara.

Sueldo de la Pablo Iglesias

Óscar Puente (portavoz), Milagros Tolón (Economía de las Ciudades), Núria Parlon (Cohesión Social), Carles Ruiz (Industria, Comercio y Turismo), José Vélez (Pequeños Municipios) o José Antonio Rodríguez Salas (Dinamización de Agrupaciones Locales) son alcaldes de sus respectivas ciudades: Valladolid, Toledo, Santa Coloma de Gramenet, Viladecans, Calasparra y Jun. Isaura Leal (Función Pública), Héctor Gómez (Internacional), Begoña García Retegui (Servicios Sociales) o Concha Andreu (Mundo Rural) son diputados autonómicos. Y Carmen Calvo (Igualdad), la influyente número cuatro de la ejecutiva, sigue ejerciendo como profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba.

Beatriz Corredor, registradora de la propiedad, cobra 177.600 euros netos al año, e Iratxe García, portavoz en Bruselas, otros 133.975 limpios

A Toni Ferrer (Empleo), exsecretario de Acción Sindical de UGT, le paga su nómina Iberdrola como trabajador prejubilado de la compañía. Andrés Perelló (Justicia y Nuevos Derechos) tiene pendientes de cobro 76.700 euros por su trabajo como abogado. Además, dos miembros de peso en la dirección son pensionistas: José Félix Tezanos (Estudios y Programas), presidente de la Fundación Pablo Iglesias, y Manu Escudero (Política Económica y Empleo). También está jubilada la secretaria de Mayores, la gaditana María Jesús Castro.

Odón Elorza y Beatriz Corredor, el pasado 17 de junio, en el 39º Congreso. (EFE)
Odón Elorza y Beatriz Corredor, el pasado 17 de junio, en el 39º Congreso. (EFE)

El abogado leonés Ibán García del Blanco, secretario de Cultura y Deportes de la cúpula de Sánchez, no tiene nómina de Ferraz, pero sí cobra como director de la Pablo Iglesias —es un puesto ejecutivo, no patrono—. En concreto, percibe 3.535,71 euros brutos al mes (2.500 netos), 49.499,94 al año. El senegalés Luc André Diouf (Políticas Migratorias) no tiene sueldo de Ferraz, pero tampoco consigna ingresos. En el otro extremo está la portavoz en Bruselas, Iratxe García (133.975 euros netos anuales) y la exministra Beatriz Corredor (Vivienda), que como registradora de la propiedad disfruta de un altísimo salario: 14.800 euros netos al mes (177.600 al año, en 12 pagas), que son iguales a 297.000 brutos anuales.

Ferraz paga a Sánchez y Narbona un sueldo de 102.273 euros brutos al año

Sánchez amarra el apoyo del PSC a la respuesta que dé el Gobierno a una posible DUI

En el PSOE y en el PSC ya se tiene cada vez más claro que se avecina la aplicación de medidas extraordinarias para frenar a Carles Puigdemont. Y los socialistas no se pondrán de perfil. Pedro Sánchez y sus números dos y tres, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, asistieron a la reunión extraordinaria de la ejecutiva del PSC, en la que analizaron el momento actual y los escenarios más inmediatos. Tanto Sánchez como Miquel Iceta hicieron ver a sus compañeros que si el 'president' de la Generalitat da paso este martes, cuando comparezca en el pleno del Parlament, a una declaración unilateral de independencia (DUI), no quedará otro camino que apoyar al Gobierno en la respuesta que elija para garantizar el restablecimiento de la normalidad democrática. No se escucharon críticas ni quejas, según aseguraron varios miembros de la dirección del PSC. 

Sánchez lo dijo con rotundidad en la rueda de prensa. "Una DUI no tiene cabida en ningún Estado social de derecho. Al igual que tendemos la mano para dialogar, también apoyaremos la respuesta del Estado ante cualquier intento de quiebra unilateral. Si hay un partido que lleva en su ADN la Constitución española, es el PSOE y el PSC", rubricó. Ese apoyo también saldrá de los socialistas catalanes. Ni Iceta ni Sánchez quisieron referirse explícitamente a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, porque su empeño era presionar a Puigdemont para que desista y abandone la DUI. "No queremos entrar en ese escenario mientras haya la menor oportunidad de evitarlo", dijo Iceta. 

Pero en la reunión a puerta cerrada, siempre según asistentes a la ejecutiva, no hubo dudas. "Si Puigdemont persiste, nosotros estaremos al lado del Estado social de derecho. No nos moverán de ahí", indicaba un miembro de la cúpula del PSC. "Si hay DUI, tendremos que apoyar al Gobierno", abundaba otro alto mando de la dirección de Iceta. Lo que sí se tema es que una DUI aumentará la tensión con el Estado y dejará "poco espacio para el diálogo", la baza estratégica inequívoca de los socialistas.

En el PSOE tampoco hay dudas. Sánchez insistió en su comparecencia de que si el 'president' no retorna a la legalidad, entonces no podrá abrirse la puerta del diálogo. En un acto por la tarde en Barcelona, le ofreció otra pista de aterrizaje: que retire la DUI y convoque elecciones "para que el pueblo catalán pueda hablar con garantías".

El secretario general ha convocado al plenario de su ejecutiva para el miércoles 11 a las 10 de la mañana -iba a ser este martes a las 17 horas, mientras se seguía el pleno del Parlament, pero se decidió aplazarla-, poco antes de la comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso, que será por la tarde. Así, se prevé que la reunión de Sánchez con sus barones (el consejo político federal) y el comité federal tengan lugar el sábado 14 de octubre. La intención del líder es fijar una postura clara al máximo nivel, y no se prevé que haya fisuras, ya que hay un consenso muy aquilatado en que en esta coyuntura hay que respaldar al Ejecutivo del PP. 

Precisamente las críticas le llovieron a Sánchez por su decisión de plantear la reprobación de Soraya Sáenz de Santamaría. Pero incluso eso está ahora en el aire. Fuentes próximas al líder indicaban a este periódico que "todo dependerá de la comparecencia de Rajoy" y de las explicaciones que dé. Si son satisfactorias, entonces puede congelarse esa 'sanción' a la vicepresidenta del Ejecutivo. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios