LA NUEVA ETAPA TRAS EL 1-O

Sánchez acalla voces críticas y dice que apoyará la respuesta a una posible DUI

El líder socialista reaparece en Valencia y subraya que si hay una "quiebra unilateral", siempre defenderá la "integridad territorial y la Constitución". Defiende el diálogo, pero dentro de la ley

Foto: Pedro Sánchez y Ximo Puig participan en la Fiesta de la Rosa de este 7 de octubre en el parque de Cabecera de Valencia. (EFE)
Pedro Sánchez y Ximo Puig participan en la Fiesta de la Rosa de este 7 de octubre en el parque de Cabecera de Valencia. (EFE)

Pedro Sánchez llevaba casi una semana en silencio. Compareció solemne tras la votación del 1-O en una declaración sin preguntas, al día siguiente se reunió con Mariano Rajoy y a través de un comunicado reiteró su apuesta por el diálogo "inmediato" con Carles Puigdemont, luego siguió con su agenda discreta de despacho con llamadas y reuniones. Fin. Quiere perfil bajo. Pero de camino, hasta este sábado, cuando reapareció en Valencia del lado de Ximo Puig, se han sucedido los acontecimientos en Cataluña y fuera de ella: paro general en Cataluña, alocución de Felipe VI, fuga de empresas y bancos, amenaza de una declaración unilateral de independencia (DUI) aún no disipada, posibilidad de aplicación del artículo 155 de la Constitución, incomodidad interna por su pretensión de reprobar a la vicepresidenta del Gobierno.

El secretario general respondió este sábado. A los críticos en su partido, que estará "a la altura de las circunstancias" y defenderá "la respuesta" que el Estado dé ante cualquier "quiebra unilateral" del Estado de derecho. A los independentistas, que están "destrozando" Cataluña. Y a todos, que seguirá apostando por la negociación, sí, pero siempre dentro de la ley. Nunca fuera de ella. Una matización muy importante y que encaja en el rotundo mensaje del Rey del pasado martes.

Sánchez, desde el parque de Cabecera de la capital valenciana, no se refirió explícitamente a los dirigentes socialistas que han puesto en duda su estrategia frente al desafío secesionista, ni tampoco a la carta abierta que le remitieron 16 excuadros del partido —encabezados por los expresidentes autonómicos José Rodríguez de la Borbolla, Joaquín Leguina y Juan Carlos Rodríguez Ibarra—, pero no hacía falta. Era obvio. "Esta organización es plural, es diversa. Escucho todas las palabras, aprendo de todas, incluso de las que discrepan de la posición del PSOE que estamos manteniendo hasta ahora. Pero os diré lo siguiente: el PSOE y vuestra ejecutiva federal estará a la altura de las circunstancias. Desde luego, nosotros vamos a pedir hasta el último minuto el diálogo, la negociación y el pacto. Pero también si hay una quiebra unilateral del Estado social de derecho, el PSOE sabe dónde va a estar: al lado de la integridad territorial de nuestro país y de la Constitución española".

Si hay una quiebra unilateral, el PSOE sabe dónde va a estar: al lado de la integridad territorial de nuestro país y de la Constitución

Así que lo que propone el PSOE es "sencillo": "Abrir ese espacio de diálogo donde quepa todo excepto la intransigencia, la ilegalidad y la unilateralidad. Y al igual que defendemos el diálogo hasta el último minuto, hasta el ultimo segundo, también respaldaremos la respuesta ante cualquier quiebra unilateral del Estado social de derecho. Ese es el compromiso del PSOE", rubricó con total nitidez.

¿Es el 155?

¿Eso es apoyo al 155? Sánchez no llegó tan lejos. Pero en su partido sí se está instalando la sensación de que si finalmente Puigdemont abre el camino a una DUI puede que no quede más alternativa que esa, la de la intervención de ciertas competencias de la Generalitat para asegurar el restablecimiento de la ley. En todo caso, la dirección no quiere anticipar su opinión de manera oficial hasta que el Gobierno haga formalmente la propuesta. De hecho, el líder socialista tiene convocados preventivamente a los barones y a los órganos de dirección para llegar a una postura común.

Sánchez acalla voces críticas y dice que apoyará la respuesta a una posible DUI

Los socialistas han encontrado perfecto acomodo de su discurso en las concentraciones a favor del diálogo que poblaron todo el país, a las que sumaron miles de ciudadanos a las puertas de los ayuntamientos con camisetas blancas, y convocados por el movimiento cívico Parlem, hablemos. Sánchez recalcó que en tiempos "dramáticos" y "traumáticos" como los que vive España, le llena de "orgullo" ese ejército de ciudadanos que se han echado a las calles. A ellos les dijo, "sin ningún tipo de ánimo de patrimonializar nada" porque el país necesita de "esos compromisos cívicos", que el PSOE "siempre va a reivindicar la negociación y el pacto", y estará "con ellos".

Sánchez, tras la fuga de empresas y bancos: los secesionistas están "destrozando Cataluña" y sus víctimas son los trabajadores que defiende el PSOE

Sánchez recordó que la UE esta semana "puso las cosas en su sitio" y recalcó a los secesionistas que la integridad territorial de los Estados miembros es un bien sagrado y jamás avalará una ruptura ilegal. Y también se detuvo en cómo empresas y bancos están cambiando a toda prisa de sede social ante la amenaza de una DUI. "¿Qué país es ese de los independentistas del cual quieren huir las empresas y destruir los puestos de trabajo de miles de catalanes? La economia no entiende de banderas, entiende de seguridad económica, de seguridad jurídica, de certezas", denunció, lamentando que a los dirigentes separatistas se les haya "fugado el sentido común".

La conclusión parecía cantada: se dirigió a los responsables secesionistas para pedirles que "dejen de mentir a los catalanes". "Los que están diciendo que quieren a Cataluña lo que hacen es destrozar Cataluña, y las víctimas son la clase trabajadora que defiende el PSOE. Por eso les decimos que abandonen el camino del secesionismo" para regresar al de la democracia, porque allí les esperarán para "dialogar, hablar y pactar".

Reforma constitucional en sentido federal

Como en otras ocasiones, el secretario general mostró su orgullo y su apoyo a los alcaldes del PSC que sufren presiones, y remarcó que el independentismo no ha avanzado, pero sí ha retrocedido la "calidad democrática" en Cataluña y en el conjunto de España. También defendió una reforma constitucional en sentido federal y un nuevo sistema de financiación autonómica más justo, y que el diálogo se conduzca en la comisión de revisión del modelo territorial que ha impulsado su partido en el Congreso.

Carga contra Podemos, la izqierda "más pequeña que se mimetiza con los nacionalismos": "No somos de la izquierda pequeña que fragmenta soberanías"

Así, aprovechó para cargar contra Podemos, aunque sin mentarlo, pintándolo como un socio de los separatistas. En los últimos meses, dijo, se han visto "grandes diferencias entre la gran izquierda de gobierno y la más pequeña que se mimetiza con los nacionalismos". Sánchez lanzó un mensaje claro a Pablo Iglesias: "No somos de la izquierda pequeña que trata de fragmentar soberanías en un mundo más global, sino que somos una izquierda europeísta y globalista que quiere integrar soberanías, porque es la única forma de hacer frente a los grandes desafíos que la humanidad tiene por delante". El proyecto del PSOE es de una España federal en una Europa federal.

Sánchez acalla voces críticas y dice que apoyará la respuesta a una posible DUI

Sánchez mitineaba ante unas mil personas en el anfiteatro al aire libre del parque de Cabecera, a ritmo de orquestas de pueblo y bajo un cielo encapotado, aunque sin el aguacero que sufrió Susana Díaz cuando visitó Valencia en la campaña de primarias y protagonizó un acto en el mismo escenario.

Puig: unidad y rechazo de las críticas

Sánchez aterrizó en la Fiesta de la Rosa del PSPV-PSOE a dos días del Día de la Comunidad y en un momento de ebullución en las filas socialistas sobre cómo afrontar el desafío independentista. En este sentido, recibió el respaldo público del barón valenciano, Ximo Puig, con quien mantiene discrepancias en asuntos orgánicos pero en quien tiene un aliado si apuesta por soluciones federalistas y de reconocimiento de la singularidades territoriales a la hora de abordar el debate sobre el modelo de Estado. La federación valenciana es sensible a la propuesta de la España plurinacional, aunque siguen existiendo dudas sobre cómo pretende el líder del PSOE articular su propuesta con exactitud.

El 'president' recalca "todo" su apoyo a Sánchez porque es uno de los actores principales y España se juega mucho más que una coyuntura

Preguntado sobre esas críticas al papel de Sánchez y las discrepancias internas, Puig señaló que su obligación es a dar “todo el apoyo posible a todos los actores que pueden decidir y dar una salida” a la crisis catalana. Durante su intervención en el mitin, Puig insistió en esa idea. “En tu caso Pedro, con total claridad, tienes todo el apoyo no solo del PSPV, sino también del PSOE, porque es fundamental. No nos estamos jugando unas elecciones, nos estamos jugando mucho más. El Partido Socialista piensa más en las nuevas generaciones que en una elecciones. Este partido es mucho más que una coyuntura”.

Sánchez acalla voces críticas y dice que apoyará la respuesta a una posible DUI

No obstante, Puig quiso también marcar los límites en cuanto al debate sobre el modelo de Estado. “No podemos permitir una involución y un retroceso autonómico”, subrayó, en referencia a “quienes dicen que el Estado de las autonomías ha ido demasiado lejos”. “Los socialistas tenemos un plan: federalismo con igualdad entre ciudadanos y singularidad entre territorios”, añadió.

El ‘president’ manifestó que lo que tiene que hacer la Generalitat de Cataluña es “cumplir con la legalidad y a partir de ahí dialogar. No se puede construir una nueva legalidad rompiendo la ley”, señaló tras aconsejar al Gobierno de Mariano Rajoy que haga cumplir las normas, pero también abra vías de negociación. “No hay política sin diálogo”, opinó como receta para superar la crisis, tras atender a los medios de comunicación antes de la llegada del secretario general del PSOE en AVE desde Madrid. Tren, por cierto, que se retrasó y que hizo que su intervención fuera corta y previa a la de Puig, durante la cual tuvo que marcharse para coger el AVE de regreso a la capital.

Ximo Puig y Pedro Sánchez, abrazados durante la Fiesta de la Rosa del PSPV, este 7 de octubre en Valencia. (EFE)
Ximo Puig y Pedro Sánchez, abrazados durante la Fiesta de la Rosa del PSPV, este 7 de octubre en Valencia. (EFE)

Sánchez también recibió el respaldo de la vicealcaldesa de Valencia y candidata oficiosa del PSPV-PSOE a las municipales de 2019, Sandra Gómez. “Hay mucha polarización. Sabemos que en el PSOE hay muchas voces y todas son valiosas. Pero es necesario hablar con una única voz, que es la que representa Pedro”, manifestó Gómez, quien hace apenas unos meses hacía en ese mismo escenario un encendido mitin en favor de Susana Díaz en la batalla interna.

El desafío catalán ha tenido un efecto rebote en la Comunidad Valenciana en forma de aterrizaje de sedes sociales de Caixabank, Banco de Sabadell y Banco Mediolanum. La decisión de estas entidades financieras de elegir Valencia o Alicante para buscar refugio ante la incertidumbre que genera una posible declaración unilateral de independencia ha caído como un regalo inesperado en los despachos del Consell de izquierdas que comparten socialistas y Compromís. Con un discurso moderado y muy medido para no levantar ampollas, Ximo Puig está tratando de capitalizar y poner en valor esas fugas bancarias como ejemplo de confianza en la estabilidad política y la gestión que se está realizado en la Comunidad Valenciana. “Las causas que motivan esta situación no nos gustan, pero la estabilidad, la honradez y el diálogo están produciendo un entorno favorable para la inversión”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios