LAS CONSECUENCIAS DEL 1-O

Veteranos del PSOE reclaman a Sánchez que "colabore" con la restauración de la ley

Históricos como Leguina, Rojo, García Vargas o De la Borbolla le afean que invoque el diálogo, cuando "nunca" ha servido la negociación "bajo chantaje" con quienes han perpetrado "un golpe"

Foto: José Rodríguez de la Borbolla (i), junto a Susana Díaz y Pedro Sánchez, el pasado 30 de julio en el último congreso del PSOE-A, en Sevilla. (EFE)
José Rodríguez de la Borbolla (i), junto a Susana Díaz y Pedro Sánchez, el pasado 30 de julio en el último congreso del PSOE-A, en Sevilla. (EFE)

Ante un "golpe de Estado" tan mayúsculo como el que está poniéndose en marcha en Cataluña, solo cabe la "unidad" de los constitucionalistas y que el PSOE colabore en la "restauración" de la legalidad. Es lo que opinan históricos dirigentes socialistas, todos fuera de la primera línea, en una carta abierta a Pedro Sánchez. Ellos dejan ver el cierto descontento que comparte una parte del partido con la estrategia seguida por Ferraz, de apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy pero sin ocultar las discrepancias cuando toca. Una demanda que se suma a las palabras de ayer miércoles de otro histórico, el exvicepresidente Alfonso Guerra, que ha venido defendiendo que el artículo 155 de la Constitución —el que permite al Ejecutivo arrogarse determinadas competencias de la Generalitat— tenía que estar ya activado y que ha criticado sin ambages que la dirección de Sánchez busque la reprobación de Soraya Sáenz de Santamaría. La ejecutiva responde que en estos momentos tan complicados "solo cabe estar detrás" del líder.

[Consulta aquí la carta de los históricos en PDF]

El escrito —que se encabeza con un cortés "estimado secretario general" pero es durísimo en su contenido— se conoció este jueves y está suscrito por cuatro expresidentes autonómicos —Joaquín Leguina (Madrid), Juan Carlos Rodríguez Ibarra (Extremadura), José Rodríguez de la Borbolla (Andalucía) y José Constantino Nalda (Castilla y León)—, dos expresidentes del Senado —Juan José Laborda y Javier Rojo—, el exministro de Sanidad Julián García Vargas, dos expresidentes del Parlamento andaluz (Manuel Torres Vela y Antonio Ojeda) y varios exparlamentarios y catedráticos que mantienen su carné del PSOE.

Los firmantes sostienen que, "como tantos y tantos ciudadanos españoles, catalanes incluidos", se sienten "íntimamente humillados, despreciados y violentados por los comportamientos" de las autoridades catalanas. Porque "no existe mayor humillación" para los ciudadanos, arguyen, que la que se deriva de la "aniquilación del efecto protector de la legalidad" que ha de ampararlos; ni mayor "desprecio que la utilización prepotente, mendaz y perjura de una posición de poder, ignorando a la gente común y violando las leyes que se prometió defender y hacer cumplir"; ni hay "mayor violencia que la utilización de mentiras y más mentiras como relato justificador de la quiebra de la democracia" que los independentistas "persiguen".

También manifiestan su preocupación por la reprobación a Santamaría, que ya había suscitado resquemores y preocupación en los críticos

Por todo ello, los veteranos esperan que Sánchez tome "las decisiones precisas para colaborar con la restauración del orden constitucional". Ello "ayudará a la mejor relación del PSOE con la ciudadanía, en todos los territorios de España". Lo que le piden, en definitiva, es que se alinee sin fisuras con Rajoy, porque la posición del partido mejorará no en Cataluña, sino en el resto del país.

"¿Diálogo, ahora, con quién?"

Pero además atacan la principal línea argumental del secretario general: su apuesta por el diálogo. Dicen "no entender" esa "continua y nunca explicada" invocación a la negociación con el 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont. "¿Diálogo, ahora, con quién? ¿Diálogo, ahora, para qué? ¿Con los responsables de poner a los españoles al borde del precipicio? ¿Para escuchar, otra vez, que quieren la fractura de España, con razón o sin razón, por unos medios o por otros?". Esgrimen que "nunca ha servido para nada el diálogo bajo chantaje", excepto si "lo único que se quiere es salvar el pellejo y, a la vez, perder la propia dignidad".

Los firmantes acusan a Sánchez de "ponerse de perfil" y le exigen que dé "un paso al frente", porque el futuro de España depende también del PSOE

Otro segundo arreón: los veteranos afean a Sánchez su postura, que consideran tibia. Advierten de que no es "ocioso" recordar que cada parlamentario promete o jura, al tomar posesión de su cargo, "lealtad al Rey", y "guardar y hacer guardar la Constitución". "Pues bien, te preguntamos: ¿se guarda y se hace guardar la Constitución poniéndose de perfil? ¿O habrá que dar un paso al frente? Pensadlo [sic], pues como decía [el escritor austriaco] Stefan Zweig, 'efímero es el momento en que la grandeza se entrega a los pusilánimes, y la suerte no volverá a ellos por segunda vez". El futuro de España está también en manos del PSOE. "En vuestras manos", precisan, tirando de un tratamiento arcaico.

El expresidente madrileño Joaquín Leguina, en junio de 2016. (EFE)
El expresidente madrileño Joaquín Leguina, en junio de 2016. (EFE)


Los históricos militantes tampoco entienden que la dirección plantee la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno, "con la excusa de una presunta violencia policial", cuando ya hay una investigación judicial sobre lo que ocurrió el 1-O, cuando afloran "muestras y más muestras de la manipulación grosera de lo acaecido" y cuando rige el principio de la presunción de inocencia. Aseguran que les llenó de "zozobra" que la portavoz del Grupo Socialista, Margarita Robles, "juez de profesión", haya "proclamado la condena apriorística de la vicepresidenta del Gobierno". "¿Por qué y para qué? ¿A qué fines sirve y qué objetivos persigue esa condena?".

Tras pedir que no se busque a partidos o personas responsables del "gravísimo" momento institucional y social que vive España —"nada de eso sirve ahora"—, porque desde Cataluña, y por la acción "ilegítima, desleal y malversadora de la democracia" del Govern y apoyada por partidos, organizaciones y entidades, se ha puesto en marcha "un golpe de Estado". Por eso, subrayan que "todos los constitucionalistas" deben estar "unidos" ante "este infame ataque a la democracia española", al margen de que se esté o no de acuerdo con otras muchas cuestiones, ya sea con el Gobierno de Mariano Rajoy o con otros "partidos constitucionalistas" (o sea, Ciudadanos).

"Convicciones y dudas"

Leguina, Rodríguez de la Borbolla, Rodríguez Ibarra, Rojo, Torres Vela, García Vargas o Laborda dicen no escribir a Sánchez como "socialistas veteranos" ni como militantes históricos, sino como personas que, habiendo desempeñado cargos de relevancia en distintas instituciones, mantienen "cierto respeto social", y por eso le trasladan algunas "convicciones y dudas".

Ferraz responde que, en momentos tan complicados para el país, "todo el mundo" debe estar detrás del partido y del secretario general

En Ferraz no preocupó demasiado la carta de los veteranos socialistas, en buena medida porque los que la suscriben no son primeros espadas de la vieja guardia —como el propio Guerra, o Felipe González, Alfredo Pérez Rubalcaba o José Luis Rodríguez Zapatero—, si bien hay nombres relevantes como Pepote Rodríguez de la Borbolla, un hombre cercano a Susana Díaz. "En momentos como estos, en los que España está pasando una coyuntura muy difícil, todo el mundo debe estar detrás del partido y del secretario general. Eso es cultura de partido", señalaban en el entorno de Sánchez.

Pedro Sánchez, en su última aparición pública, el pasado 4 de octubre con el nuevo secretario general del PSOE madrileño, José Manuel Franco. (EFE)
Pedro Sánchez, en su última aparición pública, el pasado 4 de octubre con el nuevo secretario general del PSOE madrileño, José Manuel Franco. (EFE)


Además de los ya citados, firman el escrito dirigido al líder socialista el exdiputado por Valladolid Jesús Quijano, el exalcalde de Sevilla Manuel del Valle Arévalo, el exeurodiputado Alejandro Cercas, el parlamentario constituyente por Tenerife Luis Fajardo Spínola, el exsenador valenciano y economista Segundo Bru, el exsenador y exdiputado por Sevilla Francisco Moreno Franco, la exregidora de Valencia y expresidenta de la Diputación provincial Clementina Ródenas.

La interpelación a Santamaría ya está en el orden del día del pleno

El próximo miércoles, si no hay cambios, el PSOE y Soraya Sáenz de Santamaría se batirán en duelo en el pleno del Congreso. Finalmente, los socialistas lograron colar la interpelación a la vicepresidenta del Gobierno en la sesión de la próxima semana, que se celebrará apenas unas horas de la declaración unilateral de independencia (DUI), si es que se produce el lunes 9. Si las explicaciones de la número dos del Ejecutivo no satisfacen a la cúpula del PSOE, entonces presentará una moción consecuencia de esa interpelación con la que buscará su reprobación por la Cámara. 

Los socialistas consiguieron introducir el debate con Santamaría en el próximo pleno gracias a que el PNV no usó su turno. Los nacionalistas vascos solo tienen derecho, por su peso en la Cámara (cinco diputados), a una interpelación por periodo de sesiones —de septiembre a diciembre y de febrero a junio—, y pueden ubicarla cuando prefieran

No obstante, aún falta por encajar la comparecencia de Mariano Rajoy en el hemiciclo para que explique su plan para Cataluña. Fuentes de la Presidencia del Congreso indicaban que aún no está cerrada la fecha, pero que "lo más probable" es que tenga lugar el miércoles 11 por la tarde. La alternativa sería llevar esa comparecencia al viernes 13, en pleno puente. La opción del miércoles tiene más peso porque haría que la recepción en el Palacio Real por la Fiesta Nacional del 12-O estuviera ya desprovista de expectación por la comparecencia del jefe del Ejecutivo. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios