LAS CONSECUENCIAS DEL 1-O

El PSOE pide la reprobación de Santamaría por las cargas policiales del 1-O

Los socialistas ya han registrado en el Congreso la interpelación urgente a la vicepresidenta, de la que se derivará una moción de reprobación, por ser ella, entienden, la "responsable última" de la violencia

Foto: Margarita Robles, Adriana Lastra, Meritxell Batet y Rafa Simancas, a su llegada a la Junta de Portavoces de este 3 de octubre. (EFE)
Margarita Robles, Adriana Lastra, Meritxell Batet y Rafa Simancas, a su llegada a la Junta de Portavoces de este 3 de octubre. (EFE)

Pedro Sánchez ya advirtió el pasado domingo, cerrados los colegios electorales del 1-O, de que exigiría responsabilidades por las cargas policiales vistas durante la jornada. El PSOE ha tardado menos de 48 horas en materializar esa demanda. Quiere que el Congreso repruebe a Soraya Sáenz de Santamaría, porque cree que es la "responsable última" de las imágenes de violencia en Cataluña que han dado la vuelta al mundo. Y puede conseguirlo, dado el juego de mayorías parlamentarias.

El anuncio lo hizo este martes la portavoz de los socialistas, Margarita Robles. Comunicó que su grupo había registrado por la mañana la interpelación urgente a la vicepresidenta del Gobierno [aquí en PDF] para que comparezca ante la Cámara Baja y "explique y asuma responsabilidades" por las directrices que dio respecto a las actuaciones policiales que acabaron con cientos de heridos. Esa interpelación, que previsiblemente se discutirá el miércoles que viene —si bien dependerá de los cupos de iniciativas de los grupos—, derivará la siguiente semana en una moción en la que el PSOE pedirá la reprobación de Santamaría.

Robles, sin embargo, no quiso precisar si su grupo reclamará la caída de la número dos del Ejecutivo, a quien Mariano Rajoy nombró cabeza de la fallida 'operación diálogo'. La portavoz rehusó ir más lejos. Subrayó que no resultaba "aceptable" que mientras se sucedían las cargas de policías y guardias civiles contra los ciudadanos en algunos centros de votación y mientras se podía ver a catalanes introduciendo papeletas en urnas, Santamaría compareció en La Moncloa "diciendo que no pasaba nada". Robles se apoyó además en la condena internacional que ha recibido el Gobierno por la violencia empleada para reprimir el 1-O.

Lo que quiere el PSOE, en consecuencia, es que haya "debate parlamentario" y la Cámara amoneste a la "responsable última y política" de esas agresiones, como "coordinadora de la actuación del Gobierno" ante el referéndum ilegal. "Las Fuerzas de Seguridad han cumplido las instrucciones recibidas, que han tenido un contenido político clarísimo que viene desde la vicepresidenta" del Ejecutivo. Es previsible que la reprobación salga adelante con los apoyos de Unidos Podemos —Irene Montero confirmó minutos después que votaría sí a la iniciativa del PSOE— y de las fuerzas nacionalistas e independentistas. Ciudadanos en principio no respaldaría el texto y de hecho critica al PSOE por cuestionar al Gobierno en un momento tan crítico, aunque su número dos, José Manuel Villegas, señaló que su partido lo estudiará cuando llegue.

Robles argumenta que la número dos es la "coordinadora de la actuación del Gobierno" ante el referéndum independentista

La portavoz insistió en reiteradas ocasiones en que su grupo cuestiona las directrices políticas que recibieron los agentes, pero no a estos. Es más, subrayó el "apoyo más absoluto y sin fisuras a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", que han tenido que cumplir sus obligaciones en condiciones "lamentables" en Cataluña. Robles también manifestó su respaldo a jueces y fiscales catalanes.

¿Cuarta reprobación?

Que el PSOE pida la reprobación de Santamaría no es un gesto menor. En absoluto. Ella es la número dos de Rajoy y una pieza clave en el engranaje gubernamental. Hasta ahora el Congreso sí había afeado su gestión a otros ministros de Rajoy: en mayo, a Rafael Catalá, titular de Justicia —él fue de hecho el primer ministro en ejercicio reprobado por la Cámara Baja—, y en junio, a Cristóbal Montoro, responsable de Hacienda. El año pasado también el Parlamento 'condenó' a Jorge Fernández Díaz, pero en aquel momento era ministro del Interior en funciones. Y, en la época de José Luis Rodríguez Zapatero, Magdalena Álvarez, titular de Fomento, fue reprobada, pero por el Senado, que constitucionalmente no otorga la confianza a los presidentes del Gobierno.

La iniciativa del PSOE supone el primer gran distanciamiento de la dirección respecto al Gobierno en la estrategia de defensa de la ley

No solo eso. La exigencia de reprobación a Santamaría supone el primer gran cuestionamiento al Ejecutivo de Rajoy en la gestión del conflicto con Cataluña. Un salto cualitativo en toda regla. Hasta ahora, los socialistas se habían cuidado de evidenciar en público sus discrepancias con La Moncloa, pero las cargas policiales, que indignaron primero al PSC, han supuesto un antes y un después para Sánchez.

El PSOE pide la reprobación de Santamaría por las cargas policiales del 1-O

El secretario general ya manifestó el mismo domingo su desacuerdo "profundo" con esas acciones de violencia, y ayer mismo le trasladó su repulsa a Rajoy en la entrevista de hora y media que ambos mantuvieron. No obstante, el PSOE seguirá del lado del Ejecutivo en la defensa del Estado de derecho, tal y como ha venido reiterando. Pero este aviso directo al presidente también dificultaría el despliegue del artículo 155 de la Constitución, al que la dirección sigue siendo muy remisa por las consecuencias que podría derivar en Cataluña.

La dirigente aprovechó en su comparecencia ante los medios tras la reunión de la Junta de Portavoces en el Congreso para volver a exigir a Rajoy que inicie el camino del diálogo y abra una negociación inmediata con Carles Puigdemont, reclamación que ya hizo Sánchez al presidente este lunes. El marco institucional lo proporcionará la comisión de revisión del Estado autonómico creada hace casi dos semanas por la Mesa de la Cámara, pero que aún no se ha constituido. Asimismo, hizo una "llamada a la responsabilidad" del Govern, por "saltarse la legalidad" desde hace semanas, algo "gravísimo". "No puede seguir en esta sinrazón".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
92 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios