consecuencias del referéndum ilegal

Los sindicatos policiales piden apoyo ante "el mayor ataque sufrido en 150 años"

Convocan concentraciones ante las puertas de las comisarías de toda España para protestar contra los ataques que están recibiendo sus compañeros en Cataluña

Foto: Agentes de la Policía Nacional montaron un cordón en torno a un instituto en Tarragona. (EFE)
Agentes de la Policía Nacional montaron un cordón en torno a un instituto en Tarragona. (EFE)

Los sindicatos policiales representativos han convocado en bloque una concentración masiva en todas las comisarías de España con el fin de apoyar a sus compañeros destinados o comisionados en Cataluña que están sufriendo ataques y están siendo expulsados de sus hoteles con motivo del clima creado por el referéndum ilegal promovido por el Govern y el Parlamento regional. Las organizaciones sindicales, que han hecho un llamamiento para protestar a las 13.30 horas, exigen una "respuesta contundente" del estado ante lo que consideran "el mayor ataque sufrido por la Policía Nacional en sus más de 150 años de historia al servicio de los españoles".

Esta pasada madrugada, decenas de policías y guardias civiles han sido expulsados de los hoteles de la localidad barcelonesa de Pineda del Mar por orden de la primera teniente de alcalde Carme Aragonés. "Mañana se irán todos los policías de Pineda", anunció anoche ante cientos de ciudadanos concentrados que reclamaban la expulsión de las fuerzas de seguridad ante los establecimientos en los que estos días han estado alojados los funcionarios enviados por el Ministerio del Interior para actuar a las órdenes de los juzgados en los que se están instruyendo los altercados provocados con motivo de la consulta prohibida por el Tribunal Constitucional. Pese a ello, Zoido ha anunciado que ni la Policía ni la Guardia Civil abandonarán ningún hotel en Cataluña en el que exista un contrato en vigor.

Antes de la expulsión de Pineda, dos centenares de guardias civiles fueron igualmente despedidos de los hoteles de la localidad barcelonesa de Calella, donde habitualmente se alojan los efectivos enviados a Cataluña como apoyo a la seguridad ciudadana que compete principalmente a los Mossos d'Esquadra. Pasadas las 19.30 horas de ayer, decenas de oriundos de la población se agolparon frente al hotel Vila, uno de los afectados, para despedir a los agentes al grito de "asesinos" o "español el que no bote".

La Fiscalía General del Estado ha recibido información sobre las expulsiones de miembros de las fuerzas de seguridad de diferentes establecimientos y está analizando los datos con el fin de decidir si procede iniciar actuaciones penales contra los dueños de los locales o los políticos que han amenazado, según denuncian los propios hoteles y los agentes, a los propietarios para que cierren inmediatamente. El ministerio público busca precisamente "indicios de amenazas u otras presiones ilegales sobre los responsables de estos locales o los trabajadores de los mismos".

Hasta el momento, según el Ministerio del Interior, son más de 400 los policías y guardias civiles heridos de diversa consideración con motivo de los altercados que tienen lugar en las calles de las diferentes localidades catalanas a raíz del referéndum ilegal promovido por los partidos independentistas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios