EL PLENO VOTÓ A FAVOR DE "ENGALANAR LA CIUDAD"

Carmena evita colocar banderas en la Fiesta Nacional pese al acuerdo de PP, PSOE y C's

La propuesta de engalanar la ciudad de cara al 12 de octubre fue aprobada en el pleno por todos los grupos de la oposición. Ahora Madrid ve "difícil" cumplir por falta de tiempo

Foto: Ayuntamiento de Madrid con banderas de España. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)
Ayuntamiento de Madrid con banderas de España. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

La tensión a cuenta de la crisis territorial catalana y, sobre todo, la planificación de la Fiesta Nacional del 12 de octubre sigue creciendo en el seno del Ayuntamiento de Madrid. La propuesta del PP aprobada en el pleno municipal de la pasada semana y que respaldaron Ciudadanos y PSOE está siendo revisada por el equipo de gobierno de Manuela Carmena. El partido proponente teme que no quiera cumplir con el mandato plenario. La iniciativa, que contó con respaldo suficiente, contenía cuatro puntos: aprobar una declaración institucional en la que se confirme "la adhesión del ayuntamiento a la Constitución de 1978", distribuir ejemplares de la Carta Magna en colegios de la ciudad la próxima semana, que Madrid se engalane con banderas nacionales y pedir al Ministerio de Defensa organizar nuevas juras de bandera en la capital.

La última quedó descartada y no fue apoyada por los socialistas, al entender que ya se celebran juras de bandera "con normalidad". El reparto de tomos de la Constitución en escuelas públicas sí cuenta con el beneplácito de Ahora Madrid. Los principales escollos son, al menos por ahora, la colocación de banderas españolas en espacios municipales y que exista consenso para el contenido de la declaración institucional que deberá votarse en un pleno extraordinario para el que todavía no hay fecha. El PP de José Luis Martínez-Almeida, apoyado por los grupos municipales de Begoña Villacís y Puri Causapié, considera esencial que el pleno se celebre la próxima semana coincidiendo con los días previos al 12 de octubre. "Que se aplace no tiene ningún sentido, ya que está enfocado a la Fiesta Nacional", insisten fuentes de la formación.

La alcaldesa de Madrid, con la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, con la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre. (EFE)

Sin embargo, en la junta de portavoces celebrada este lunes en la plaza de la Villa, el equipo de gobierno insistió en proponer que la declaración se aprobara en el pleno del día 16, coincidiendo con el que se ha convocado para presentar el nuevo Plan Económico y Financiero (PEF) que el concejal Carlos Sánchez Mato debe elaborar después de que el anterior rompiera el techo de gasto en 233 millones de euros. Una idea que no ha gustado a la oposición: primero, porque consideran necesario que la declaración por la unidad de España se celebre como preludio del 12 de octubre y, segundo, porque creen que Ahora Madrid pretende esconder el PEF que nace como resultado de "la incompetencia" del concejal de Hacienda, según explican miembros de PP y Ciudadanos.

Además de la discrepancia en torno a la fecha, otra de las condiciones que Rita Maestre puso encima de la mesa en relación con la declaración institucional es que exista un consenso previo entre todos los grupos antes de presentarla. Es decir, el equipo de gobierno es partidario de llevar al pleno un texto que cuente con unanimidad. Fuentes consultadas por la corporación reconocen que el reglamento no prevé la obligatoriedad de que exista unanimidad entre todos los grupos para votar una declaración institucional, aunque es tradición intentar que así sea, ya que es un acto que demuestra apoyo del Ayuntamiento de Madrid hacia alguna cuestión particular.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

En la tarde de este lunes, Ahora Madrid envió una primera propuesta al resto de partidos. Todos ellos se encuentran analizándola, aunque según ha podido saber este diario ya empiezan a divisar algunas reticencias. Sobre todo porque consideran que el lenguaje no es suficientemente explícito y echan en falta más menciones a las palabras 'Constitución' y 'España'. En todo caso, los tres partidos de la oposición se mantendrán firmes en que el texto vaya al pleno la próxima semana.

Las banderas son el otro punto de conflicto. La propuesta inicial lo que pretende es "engalanar" la ciudad con banderas nacionales en distintas instancias municipales y colgar una pancarta conmemorativa del Palacio de Cibeles. El Gobierno municipal trasladó este lunes a los partidos que ve "difícil" dar cumplimiento a este punto por "falta de tiempo", ya que la idea pasaba por que la semana próxima la capital ya luciera la insignia rojigualda. Formaciones de la oposición critican la postura de Ahora Madrid y dejan entrever que a su juicio se trata de "excusas" para evitar cumplir con lo aprobado en el pleno. El PP insistió en que "al menos" el paseo de la Castellana y una calle principal de cada distrito cuenten con banderas nacionales. Pero a día de hoy la respuesta del ayuntamiento, que tiene las competencias de ejecución, no es afirmativa. Lo que sí está previsto es que los autobuses de la EMT luzcan la bandera.

Las portavoces del PSOE-M y de C's en el ayuntamiento, Purificación Causapié (d) y Begoña Villacís. (EFE)
Las portavoces del PSOE-M y de C's en el ayuntamiento, Purificación Causapié (d) y Begoña Villacís. (EFE)


Ahora Madrid no dio apoyo a alcaldes acosados

El pleno municipal de la pasada semana protagonizó tensos debates sobre la cuestión catalana que siguen de plena vigencia estos días. El más polémico fue el planteado por el PSOE, que pretendía un apoyo unánime a los alcaldes amenazados en Cataluña por no querer participar en la organización del referéndum ilegal, y que no contó con el apoyo del equipo de Gobierno ni con el de la alcaldesa.

De hecho, el Gobierno local optó por añadir al orden del día una propuesta alternativa, aun a sabiendas de que no contaría con apoyos en el resto de grupos. La portavoz defendió la propuesta reiterando la visión de su grupo como un "conflicto político" que requería de una firme apuesta por "el diálogo, la mediación y la voluntad de solucionarlo con más democracia". En ese sentido, Maestre recordó que el independentismo "antes era una ideología minoritaria" y, ahora, se quejó, "está tan presente que una mayoría de catalanes apoya a partidos que se presentaron a las elecciones diciendo que querían la independencia". Con todo, su iniciativa solo contó con el respaldo de la mayor parte de sus concejales. Los tres del núcleo de Ganemos ni siquiera votaron a favor.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios