LA NUEVA ETAPA TRAS EL REFERÉNDUM SEPARATISTA

Sánchez se 'olvida' del 155 y exige a Rajoy que dialogue con Puigdemont y todas las fuerzas

Ambos se reúnen hora y media en La Moncloa. El jefe de Ferraz insta al presidente a que negocie "de inmediato" con el Govern y a que incluya a Podemos en los contactos y rechaza las cargas policiales

Foto: Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, este lunes 2 de octubre en La Moncloa. (EFE)
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, este lunes 2 de octubre en La Moncloa. (EFE)

Rechazo a las cargas policiales, exigencia de apertura del diálogo con todas las formaciones políticas —incluido Unidos Podemos—, "con ambición y sin exclusiones" y negociación "de inmediato" con la Generalitat de Cataluña y su 'president', Carles Puigdemont. Ni rastro del artículo 155, no por ahora.

A grandes rasgos, ese es el resumen de la reunión de este lunes, de casi hora y media, entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en La Moncloa proporcionado por el PSOE. El primer contacto formal del presidente del Gobierno después del referéndum del 1-O, tras el que se comprometió a abrir una ronda de conversaciones y a comparecer en el Congreso para explicar su plan para Cataluña. Pero de esa primera entrevista entre el jefe del Ejecutivo y el líder socialista apenas asomaron novedades.

En el comunicado [aquí en PDF] lanzado por el PSOE como resumen de la entrevista en La Moncloa, no se cita la posibilidad de la aplicación del 155. Ese es un debate incómodo para el partido. Fuentes de la dirección se remitían al contenido de la nota y advertían de que en todo caso el recurso a ese precepto constitucional debe activarlo el Gobierno, y se espera que haga uso de él si hay declaración unilateral de independencia (DUI) en los próximos días, como Carles Puigdemont ha prometido. "No se abordó el 155. Rajoy no tiene nada decidido", aclaraba un alto mando muy próximo al líder.

Fuentes próximas a Sánchez precisan que el posible recurso al 155 "no se abordó" en la cita y que Rajoy no está "nada decidido". Aún no ha llegado la DUI

El Ejecutivo, sin embargo, sí recibe la exigencia explícita de Albert Rivera de aplicar ese artículo con el propósito de convocar nuevas elecciones autonómicas. No es esa la posición de los socialistas. Precisamente para frenar esa proclamación de secesión y para acabar con la etapa de incomunicación, Sánchez trasladó a Rajoy la necesidad de abrir diálogo sin demora con el 'president'.

En concreto, el secretario general de los socialistas reclamó al jefe del Ejecutivo que "restablezca el contacto y abra una negociación de forma inmediata con el 'president' de la Generalitat para establecer un diálogo que hoy es más necesario que nunca". Esta mañana, el secretario de Política Federal de la ejecutiva, Patxi López, indicaba que no solo hay un camino, el del 155, para detener una más que probable DUI. Otra alternativa, menos drástica y traumática, es que el Tribunal Constitucional aplique el artículo 92 de la ley que regula su funcionamiento. Ese precepto, introducido en la reforma de 2015 por el empeño del PP y el rechazo del PSOE, permite que el alto tribunal pueda suspender de sus funciones a las autoridades públicas que desobedezcan sus resoluciones.

Sánchez se 'olvida' del 155 y exige a Rajoy que dialogue con Puigdemont y todas las fuerzas

Después, Rivera

Además, durante su cita de hora y media Sánchez pidió a Rajoy "cumplir el compromiso de abrir una ronda de conversaciones con Unidos Podemos y el resto de fuerzas políticas con representación parlamentaria para abordar la crisis de Cataluña". Le instó a emprender ese diálogo "con ambición y sin exclusiones y afrontándolo con una perspectiva que supere la dialéctica de bloques".

El líder socialista apremia a Rajoy a que abra un diálogo "con ambición y sin exclusiones" y desde un prisma que supere "la dialéctica de bloques"

Esa precisión no es baladí. El líder socialista lleva tiempo apremiando al presidente a que incluya, como un interlocutor habitual, a Pablo Iglesias. Rajoy, en cambio, ha preferido mantener en pie su alianza con el llamado frente constitucionalista, el que configuran PP, PSOE y Ciudadanos. Para Sánchez, los partidos constitucionalistas son "todos" los que respetan las reglas del juego, y cree pernicioso que se dirima la partida en bloques. Él no quiere quedarse aislado con populares y naranjas, y tampoco quiere arrimarse a Podemos y a las fuerzas independentistas y excluir al partido de Rajoy.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se dirigen a su reunión en el palacio de La Moncloa, este 2 de octubre por la tarde. (Reuters)
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se dirigen a su reunión en el palacio de La Moncloa, este 2 de octubre por la tarde. (Reuters)

Además, Sánchez expresó al presidente su "rechazo a las cargas policiales que dejaron un balance de centenares de heridos". El Grupo Socialista exigirá explicaciones y responsabilidades al Gobierno "en un formato y contenido que se concretará en las próximas horas". Finalmente, el comunicado recuerda que el encuentro de esta tarde en La Moncla "se enmarca en la disposición del PSOE para contribuir a resolver la crisis institucional de Cataluña".

Tras la cita con el secretario general socialista, Rajoy se entrevistó con su otro aliado preferente en esta crisis, Albert Rivera, absolutamente contrario a la interlocución con los "golpistas", expresión con la que califica a la mayoría independentista.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
136 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios