Sánchez refuerza su agenda en Cataluña en la recta final del 1-O y en apoyo a sus alcaldes
  1. España
LA RESPUESTA AL DESAFÍO SOBERANISTA

Sánchez refuerza su agenda en Cataluña en la recta final del 1-O y en apoyo a sus alcaldes

Programa un mitin en Badalona este sábado y en su equipo no se descarta aún que pueda estar más presente en la comunidad la próxima semana. También estará con Iceta el sábado 30 en Bilbao

placeholder Foto: Pedro Sánchez y Miquel Iceta, con los alcaldes de L'Hospitalet y Viladecans, Núria Marín y Carles Ruiz, el pasado 17 de septiembre en Gavà. (EFE)
Pedro Sánchez y Miquel Iceta, con los alcaldes de L'Hospitalet y Viladecans, Núria Marín y Carles Ruiz, el pasado 17 de septiembre en Gavà. (EFE)

Pedro Sánchez está midiendo muchísimo sus apariciones públicas en las últimas semanas. Su primera rueda de prensa del curso político la dio el pasado 4 de septiembre para anunciar su apuesta por la creación en el Congreso de una comisión de análisis del Estado autonómico (comisión finalmente creada ayer jueves), arrancó la temporada de desayunos informativos, concedió una entrevista a un medio de comunicación, se reunió en dos ocasiones (que se conozca) con el presidente del Gobierno en La Moncloa y protagonizó varios actos en Extremadura y Cataluña. El secretario general ha preferido resguardarse en la mayor crisis institucional del Estado desde el 23-F. Sabe que conviene ser prudente y no meter la pata. Su prioridad es que su mensaje de ley y diálogo, de apoyo al Gobierno frente al 1-O combinada con el llamamiento a la negociación, quede grabado en la opinión pública. A este doble mensaje se suma el respaldo a los alcaldes y ediles del PSC que están sufriendo presiones y coacciones por los independentistas. Ideas que estarán presentes este sábado en un mitin con el líder del partido hermano, Miquel Iceta, en la tercera localidad catalana, Badalona. Será la primera vez que intervenga en público desde que acudiera a la Fiesta de la Rosa de Gavà, el pasado domingo.

Este acto en Badalona no estaba programado hace unos días, y se ha tenido que colocar en agenda en las últimas horas, según confirmaron a este diario fuentes de Ferraz y del PSC. Pero Sánchez ha decidido reforzar su presencia en Cataluña en la recta final hacia el referéndum separatista, justo en plena escalada de tensión, y por eso en su equipo advierten de que puede que la de este sábado no sea su última cita allí. A una semana del 1-O, el aparato logístico está prácticamente desactivado, según perciben PP y PSOE, después de las detenciones de altos cargos de la Generalitat y los registros practicados el pasado miércoles en el marco de una macrooperación policial que ha alimentado la revuelta en las calles catalanas y los gritos contra la “represión” del Estado. Sánchez, a través de sus portavoces, igual que Rajoy, ha demandado al jefe del Govern, Carles Puigdemont, que desconvoque el plebiscito. Pero la Generalitat no frena sus planes.

El líder canceló su viaje previsto a Nueva York, Toronto y Brighton para quedarse en España y seguir de cerca la evolución de la crisis catalana

El secretario general del PSOE tenía previsto viajar el miércoles por la tarde a Nueva York. Iba a participar en una reunión de la Internacional Socialista para luego encadenar un vuelo a Toronto (Canadá), invitado por la Fundación Europea de Estudios Progresistas (FEPS). Ambos compromisos le iban a mantener fuera de España hasta el lunes. Además, también estaba cerrado un encuentro con el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, en Brighton (Reino Unido) para el martes 26 de septiembre. Pero poco antes de que tuviera que coger el vuelo a EEUU Ferraz informó de que cancelaba su agenda en el extranjero para seguir en el país la evolución de la crisis en Cataluña. La anulación del viaje se conoció muy pocas horas después de que Sánchez pisara La Moncloa para entrevistarse con Rajoy y compartieran información y escenarios y pactaran el desarrollo de la comisión territorial que ayer aprobó la Mesa del Congreso y echará a andar en breve.

Foto: José Luis Ábalos, llegando a la comparecencia en la sala de prensa de Ferraz, este 20 de septiembre. (EFE)

En silencio desde hace una semana

Sánchez no compareció ante los medios el mismo miércoles de los arrestos y registros. Al volver de La Moncloa, almorzó con el secretario de Organización, José Luis Ábalos, recurso seguro, y delegó en él la respuesta del PSOE. El número tres trasladó a los medios el respaldo a la macrooperación y la continuidad del apoyo al Gobierno, al que como en tantísimas ocasiones la dirección pide "proporcionalidad", "mesura" y "eficacia". Y también insistió en que la única salida posible es la del diálogo. Son las ideas que han ido repitiendo los portavoces oficiales en las últimas horas: la presidenta del partido, Cristina Narbona, y la portavoz parlamentaria, Margarita Robles, el jueves, y este mismo viernes la secretaria de Igualdad, Carmen Calvo.

En los últimos días el mensaje lanzado desde el PSOE ha sido el mismo: respaldo a los arrestos, apoyo al Gobierno y apertura de la negociación

Este sábado romperá su silencio el propio secretario general, en la que será su primera intervención en casi una semana, desde que compartiera escenario con Iceta en la pineda de Gavà. Desde entonces, solo se había manifestado a través de Twitter. Según comentaban en Ferraz y en el PSC, se aprovechó que Iceta tenía programado un mitin en Badalona —ciudad que gobierna Dolors Sabater, de la CUP, aupada a la alcaldía con los votos de los socialistas— para sumarse a él. Se espera que reafirme los mensajes de los últimos días y además vuelva a trasladar su respaldo explícito a los regidores y concejales del partido hermano que están "resistiendo" a las presiones de los independentistas.

El PSOE pide al Govern que desconvoque el 1-O y abra la vía del diálogo

La dirección ha intentado cuidarlos al máximo, pese a que es consciente de que su estrategia de respaldo sin fisuras al Gobierno no es compartida al cien por cien por ellos. De hecho, el pasado miércoles alcaldes del PSC del Baix Llobregat —entre los cuales se encuentra el de Viladecans, secretario de Industria de la ejecutiva federal—, igual que la primera edil de Santa Coloma de Gramanet, Núria Parlon —miembro también de la dirección de Sánchez—, cargaron contra las detenciones e incluso denunciaron que retrotraían a tiempos del franquismo. Ferraz quiere mostrar comprensión en un momento delicado para el partido hermano, por las presiones a sus cargos públicos y los ataques repetidos a sus sedes.

La próxima semana, Sánchez podría viajar también a Cataluña para acompañar al PSC en la semana más crítica. Los colaboradores de Iceta no tienen nada en agenda aún, y en la sede federal señalan que la agenda del líder está abierta y que no se puede descartar que se desplace de nuevo. Se irá cerrando en los próximos días. El lunes no está convocada la ejecutiva, aunque sí habrá rueda de prensa posterior de un miembro de la misma, aprovechando que se constituye el consejo de igualdad del PSOE, que preside la responsable aragonesa del ramo, la abogada y feminista Altamira Gonzalo. El sábado 30, un día antes del referéndum, Sánchez e Iceta estarán juntos en Bilbao en la primera jornada del VIII Congreso del PSE, que culmina el proceso interno de renovación del mandato de Idoia Mendia. Cónclave por cierto que contendrá un coloquio sobre el final del terrorismo con primeros espadas, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el exministro del Interior y exlíder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, el exlendakari y miembro de la ejecutiva federal Patxi López, el expresidente del PSE Jesús Eguiguren y la propia Mendia.

Foto: Los diputados socialistas Meritxell Batet, Patxi López y José Luis Ábalos, este 19 de septiembre en el pleno del Congreso. (EFE)

¿Qué puede pasar?

La dirección socialista observa con mucha preocupación lo que está sucediendo estos días. Distintos dirigentes consultados observan que los soberanistas están ganando la "batalla del relato político" al elevar el conflicto a la categoría de "democracia versus represión", y son conscientes de que las detenciones han logrado sacar a la calle a ciudadanos que no eran estrictamente independentistas pero que sí consideran que se está atacando a las instituciones catalanas.

La cúpula no descarta que haya una declaración de independencia, aunque confía en que la presión política y el desbaratamiento del 1-O la frenen

La cúpula de Sánchez piensa que no habrá un 1-O como lo tenía planificado la Generalitat en un principio, aunque desconoce si tiene "planes B o C", y de hecho la Generalitat está mostrando determinación, sin frenar su pulso. El secretario general y los dirigentes más cercanos no descartan que pueda producirse una declaración unilateral de independencia pasado el 1-O, aunque confían en que el desbaratamiento de los preparativos y la "presión política" a favor del diálogo disuadan a los separatistas de hacerlo.

¿Y qué hacer en ese caso? Los socialistas no hablan del artículo 155 de la Constitución, el último resorte a disposición del Gobierno. Ya han dejado ver que rebajan su rechazo a la aplicación, pero la posición no está clara. Si llega ese momento, ya hablarán. Por ahora, el mensaje es que es una "competencia exclusiva" del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Independencia de Cataluña José Luis Ábalos PSE-EE Patxi López Bilbao José Luis Rodríguez Zapatero Alfredo Pérez Rubalcaba Idoia Mendia Nueva York Canadá Reino Unido Jeremy Corbyn Consulta catalana 1-O Nacionalismo Cristina Narbona Carmen Calvo Moncloa Badalona Partido Popular (PP) Miquel Iceta PSC Mariano Rajoy Pedro Sánchez Generalitat de Cataluña Parlamento de Cataluña Cataluña Referéndum Cataluña 1-O PSE
El redactor recomienda