Las horas más difíciles de los Mossos: los radicales inician la 'caza al traidor'
  1. España
trapero convoca una cumbre en sabadell

Las horas más difíciles de los Mossos: los radicales inician la 'caza al traidor'

Tras varias jornadas en las que en las comisarías de la policía autonómica se palpaba la tensión con algunos sectores del cuerpo, la jornada de ayer ha multiplicado el problema

placeholder Foto: Mossos d'Esquadra escoltan a los vehículos de la Guardia Civil que participaban en el registro de la sede de la Conselleria de Exteriores. (EFE)
Mossos d'Esquadra escoltan a los vehículos de la Guardia Civil que participaban en el registro de la sede de la Conselleria de Exteriores. (EFE)

La tensión ha llegado a los Mossos d’Esquadra. En la comisaría de Esplugues, un grupo de agentes autonómicos alineados con el independentismo pidió a sus mandos desobedecer las órdenes de los tribunales y los fiscales españoles, apelando a que solo debían obedecer las órdenes emanadas del Parlamento de Cataluña y del Gobierno de la Generalitat. El momento de mayor tensión se vivió hace unos días, durante el ‘breafing’ diario que realizan los mandos en las comisarías, ya que había una mayoría de agentes que exigía cumplir “la legalidad vigente”.

Foto: Manifestación en Lleida (EFE)

En otra comisaría de Barcelona, uno de los mandos tuvo duras palabras para los independentistas. “Aquí no venimos a hacer política. El que quiera política, que se vaya al bar. Nosotros estamos para obedecer las órdenes judiciales que nos transmitan y no podemos ponerlas en duda”, advirtió el superior. Las duras palabras provocaron que varios 'mossos' radicales informasen luego a la cúpula política del cuerpo del posicionamiento del mismo, pidiendo su cese inmediato por antipatriota.

Tensión entre fuerzas de seguridad y manifestantes en un registro relacionado con el referéndum

La gota que colmó el vaso de los radicales fue la labor efectuada en la mañana de este miércoles: ante las concentraciones y la tensión generada por los radicales en las sedes del Gobierno catalán registradas por orden judicial, los agentes de la policía autonómica se han tenido que emplear a fondo y proteger a los agentes de la Guardia Civil de las agresiones e insultos de los concentrados. Ello valió a los 'mossos' participantes reproches y acusaciones de españoles, traidores o ‘botiflers’. Pero en los sectores del independentismo radical ya se había puesto en el punto de mira a los Mossos d’Esquadra por su labor manteniendo el orden público. La situación se ha vuelto muy tensa, hasta el punto de que el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, convocó en la tarde de este mismo miércoles una cumbre en la central que los Mossos tienen en Sabadell.

Un escrito contra los 'traidores'

Desde hace días, circulaba un escrito (elaborado por un policía que ya ha sido identificado) en el que se acusaba a agentes ‘españolistas’ de “arrancar carteles democráticos a favor del referéndum”, tal y como había ordenado la Fiscalía. Y advertía de que “durante muchos años, miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional han pedido y han ido ingresando dentro de estos cuerpos policiales. Lo hicieron por motivos personales y familiares, para que no los destinasen fuera de Cataluña. Se han casado aquí o tienen ya familia”, decía el texto.

placeholder El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), junto al 'major' de los Mossos, Josep Lluís Trapero.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), junto al 'major' de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

Lo malo es que continuaba: “Son estos miembros dentro de nuestras policías [se refiere a Mossos d’Esquadra y policías locales], en muchos casos mandos, los que están llevando a cabo estos hechos que, según la nueva ley catalana, son ilegales, puesto que van en contra de la libertad de expresión y, por tanto, de la democracia. Estos sujetos subversivos nunca se han integrado ni lo harán. Se cometió un error aceptándolos en nuestros cuerpos policiales”.

Afirma el escrito que “actúan de 'motu proprio', agentes y mandos regidos por las políticas fascistas españolas y valiéndose de unos uniformes que jamás deberían haber vestido”. Así pues, el radical pedía a sus compañeros que “ante cualquier acto que presenciéis de estos policías, les toméis y pidáis el número de agente. No os lo pueden negar y tienen la obligación de llevar el número visible, siempre visible. Los iremos publicando en las redes”.

Recordaba el escrito que no se pueden negar a facilitar su número de identificación y subrayaba que “si podéis aportar grabaciones, mejor. No os pueden intervenir el móvil nunca, sería un acto ilegal”. Y zanjaba: “Hagamos públicos los agentes infiltrados y fascistas que corren por dentro de nuestras policías locales de Cataluña”.

Acoso a CNP y Guardia Civil

Esta ‘caza al traidor’ coincide con una ofensiva en toda regla contra los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil enviados a Cataluña. Entre las acciones de algunos círculos radicales, figuraba el envío de listados de hoteles y residencias donde podían alojarse los agentes desplazados. En Reus, donde se ubicó un destacamento, hubo concentraciones ante el hotel. “¡¡¡Cuidado!!! Son peligrosos”, advertía un tuit entre radicales. Un grupo de policías que ‘cazó’ el mensaje le respondió: “¿Qué tal si nos esperas a la puerta del hotel y charlamos? ¿Tendrás cojones para hacerlo o solo tienes huevos por Twitter?”.

Foto: La policía ha sido informada, mediante esta imagen, de las características aproximadas de los camarotes en los que se alojarían los antidisturbios en los barcos. (Foto: El Confidencial)

Y no les falta razón. Un mensaje entre radicales de este martes advertía de que “los secretas en Reus huyen al ver tanta gente con papeletas y esteladas. ¿Quién tiene miedo?”. Otro enviaba varias fotos de algunas furgonetas en Calella, señalando que habían llegado 200 guardias civiles a esta localidad. “Así garantiza el Estado español la democracia al estilo 23-F”.

Otro era más drástico: “¡¡¡Pronto tocará tomar las armas!!! Las armas del no tengo miedo y algunas más”. Y minutos después volvía a la carga: “Cuando las avispas salen para picarte, no hay nada como destruir su cuartel… ¿¿¿alguien lo puede entender y actuar???”. Ese mismo comunicante acaba por afirmar un par de horas más tarde: “Es preciso resistir hasta el día 1. ¡¡¡Después, podéis respirar hondo y escupir a la cara a todos los traidores!!!”.

Foto: Varios guardias civiles, increpados en el registro al semanario 'El Vallenc'. (EFE)

Anulados permisos y compensación económica

El Ministerio del Interior, por su parte, ha establecido medidas extraordinarias para los agentes del CNP y de la Guardia Civil entre el 20 de septiembre y el 5 de octubre, fecha que puede prorrogarse en función de las circunstancias sobrevenidas. Entre las medidas tomadas, suspende la orden sobre jornada laboral y horarios entre esas fechas, por lo que no habrá incentivos al rendimiento o acumulación de días de descanso por superación de la jornada laboral. Sin embargo, habrá “compensaciones económicas” a este “esfuerzo adicional”. Las compensaciones serán iguales para los dos cuerpos y “serán para todos los miembros que presten servicio en Cataluña, independientemente de que estén destinados, comisionados o se encuentren inmovilizados en Cataluña, pendientes de ocupar sus nuevos destinos”. Asimismo, se anulan todos los permisos, licencias y vacaciones entre esas fechas “salvo casos excepcionales”, a no ser que ya estuviesen aprobados con anterioridad.

Referéndum Cataluña 1-O Independencia de Cataluña Consulta catalana 1-O Noticias de Cataluña Mossos d'Esquadra
El redactor recomienda