El Gobierno se hace a la idea de presentar los Presupuestos con los apoyos en el aire
  1. España
Las conversaciones con el PNV, después del 1-O

El Gobierno se hace a la idea de presentar los Presupuestos con los apoyos en el aire

El Ejecutivo también necesita un claro fracaso del 1-O para asegurarse el apoyo del PNV a las cuentas de 2018, la clave para que la legislatura se prolongue hasta 2019

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. (EFE)

El pulso del Gobierno con la Generalitat catalana para impedir la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre ha forzado un paréntesis en las negociaciones sobre los Presupuestos Generales del Estado que mantenían el Ejecutivo y el PNV, partido clave para sacarlos adelante y para que la legislatura pueda prolongarse hasta 2019. Las conversaciones se limitan, y de forma discreta, a las que mantienen los responsables económicos de Hacienda y la consejería autonómica vasca hasta que pase la consulta secesionista.

Las negociaciones parlamentarias están aplazadas y el Grupo Popular, hecho a la idea de que el Consejo de Ministros apruebe las cuentas del Estado el viernes 29 de septiembre con los apoyos en el aire y pendientes del fracaso del 1-O.

En fuentes del PP reconocen que pretendían presentar el proyecto de Presupuestos con los apoyos garantizados, los mismos con que contaron las cuentas vigentes: Ciudadanos, el PNV y los dos diputados regionalistas canarios. Ahora admiten que solo están encarriladas las conversaciones con el grupo de Albert Rivera y avanzadas con CC y NC, al mismo tiempo que reconocen el problema que tienen los nacionalistas vascos estos días para desmarcarse del bloque de partidos independentistas catalanes y 'retratarse' con el Gobierno.

placeholder El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (i), y el consejero de Hacienda vasco, Pedro Azpiazu.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (i), y el consejero de Hacienda vasco, Pedro Azpiazu.

El PNV se vuelca en apoyo de los secesionistas catalanes en el Congreso y hasta en las manifestaciones celebradas en Cataluña, por lo que las conversaciones de Hacienda con el Gobierno vasco, en concreto con el consejero Pedro Azpiazu, han quedado aplazadas a la espera de que puedan volver a ser públicas.

"Luego quedarán casi tres meses para recomponer la situación", comentan en el PP con resignación ante la evidencia de que tendrán por delante una complicada negociación vía enmiendas para que el PNV a partir del 1-O pueda 'vender' mejor a sus bases la reedición del apoyo presupuestario al Ejecutivo de Rajoy.

Foto: Participantes, en una movilización convocada por Gure Esku Dago en Bilbao en junio en defensa del referéndum de Cataluña. (Reuters)

El referéndum independentista en Cataluña ha dejado también la evidencia de las diferencias entre el aparato del PNV y el gabinete de Iñigo Urkullu. Andoni Ortuzar y Joseba Egibar temen la competencia electoral de Otegi y la antigua Batasuna por las bases más radicales de su partido atraídas por el secesionismo catalán, empeñado en la liquidación del marco constitucional. El lendakari se inclina por el pragmatismo, por sacar partido de los cinco diputados que el Ejecutivo de Rajoy necesita para aprobar los Presupuestos. En el PP, confían en esa faceta y en la buena relación de Rajoy con Urkullu.

En fuentes gubernamentales confían en que un fracaso de Puigdemont en la consulta facilite después las conversaciones de los Presupuestos con el PNV. Las cuentas del Estado para 2018, como todos los planes para el resto de la legislatura, dependen de que Rajoy acierte a frenar el desafío secesionista en Cataluña y, además, sin que se le vaya la mano para no generar el habitual victimismo y la solidaridad entre grupos nacionalistas.

Nacionalismo PNV Presupuestos Generales del Estado
El redactor recomienda