La ABOGACÍA reclama condenas mayores

Abogacía del Estado y Fiscalía chocan en el juicio a Carvalho por las penas a futbolistas

En la vista al exjugador del Madrid, la fiscal y la abogada del Estado se enzarzan con sus diferencias, larvadas desde que la Fiscalía de Madrid intentó archivar el caso Xabi Alonso

Foto: Ricardo Carvalho y Cristiano Ronaldo, en un entrenamiento con el Real Madrid en 2011. (EFE)
Ricardo Carvalho y Cristiano Ronaldo, en un entrenamiento con el Real Madrid en 2011. (EFE)

Ocurrió el pasado jueves en la Audiencia Provincial de Madrid. El juicio a Ricardo Carvalho —probablemente es el caso menos mediático de todos los futbolistas que han pasado por el banquillo por fraude fiscal— dejó una imagen reveladora: la fiscal y la abogada del Estado se enzarzaron en sus conclusiones. "No entendemos la acusación de la Abogacía", lanzó la fiscal, a lo que la abogada del Estado respondió: "Con todos los respetos, la fiscal ha sido contradictoria en su informe". La extraña escena muestra la tensión larvada que viven los dos cuerpos en Madrid desde que la Fiscalía archivó la denuncia de Xabi Alonso, lo que le acabó costando un expediente al fiscal jefe de Madrid. Esta es la intrahistoria con sus personajes.

Ricardo Carvalho, fino defensa portugués que jugó en el Real Madrid entre 2010 y 2012, fue de los primeros denunciados por delitos fiscal. El 29 de septiembre de 2016, antes de que estallara Footballeaks, fue denunciado por defraudar 171.290,58 euros en 2011 y 374.690,45 en 2012. En 2004, cuando el central jugaba en el Chelsea, abrió una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas, que a su vez dependía de una de Panamá que posteriormente cedía los derechos de imagen a las firmas irlandesas MIM y Polaris, vinculadas a Jorge Mendes. Tres meses después de ser denunciado, Carvalho consignó el dinero, asumió el delito y aceptó la pena. En condiciones normales, sería un caso cerrado: acuerdo por la vía rápida, condena de conformidad sin cárcel y listo.

"Con todo el respeto, la fiscal ha sido contradictoria en su informe", lanzó la abogada del Estado

Pero entonces llegó la discrepancia entre la Fiscalía y la Abogacía. La primera "promueve la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley", y la Abogacía del Estado representa los intereses de la Administración perjudicada, en este caso la Agencia Tributaria. A Carvalho, la Abogacía le ofreció en nombre de Hacienda un pacto con una multa del 40% para un delito y del 60% para el otro, con lo que la cantidad total a pagar sería de 839.311 euros. Sin embargo, la Fiscalía aceptó penas menores, de solo tres meses por delito, y una multa del 25%.

El caso llegó a juicio para que el tribunal decida cuál de las dos penas le impone. No hay mucha diferencia, y en ningún caso el jugador va a ir a la cárcel. Vestido con una camisa y chaqueta deportiva azul metálico, el futbolista, ya retirado y muy, muy delgado, se explicaba con dificultad en castellano. "Yo me dedicaba a jugar al fútbol". "No sabía, me enteré más tarde". "Tuve la misma estructura desde 2004. Pienso que sí, pero no estoy seguro, me dijeron que se hacía así". Fue un interrogatorio breve en el que su defensa solo le preguntó qué estudios tenía: "Estudié hasta décimo año de escolaridad".

A la hora de exponer las conclusiones fue cuando se produjo lo más revelador de la vista. La fiscal, Inmaculada Sánchez Cervera, que ha llevado otros casos de futbolistas, defendió su acuerdo a la baja: "Nos sorprende enormemente la calificación de la Abogacía del Estado, que incluye el tipo básico [de delito fiscal] para 2011 y el agravado para 2012. No lo entendemos, porque la estructura societaria y defraudatoria es la misma". El uso del tipo agravado supone mayor multa y la Abogacía lo defiende por el uso de sociedades interpuestas en paraísos fiscales y por una reforma legal de ese año. La fiscal pasó entonces a glosar la colaboración del futbolista, que miraba con cara de extrañeza lo que ocurría en el sector de las acusaciones.

Mascherano y Alonso tratan de robar un balón a Cesc Fàbregas. (Cordon Press)
Mascherano y Alonso tratan de robar un balón a Cesc Fàbregas. (Cordon Press)

Entonces llegó el turno de la abogada del Estado, María José Ruiz, que dedicó su tiempo a tumbar las conclusiones de la Fiscalía. "La fiscal —dijo— ha sido contradictoria en su informe". Esta defendió el tipo agravado para el segundo ejercicio porque para el fraude se habían usado paraísos fiscales. "No tenemos un paraíso fiscal, sino dos [Islas Vírgenes y Panamá]. Es evidente que el subtipo agravado era el que estaba vigente entonces". A toda velocidad de opositora, Ruiz siguió golpeando la acusación de la fiscal. "Es imposible que estemos de acuerdo el ministerio fiscal y nosotros. No puede salir más barato cometer un delito que una falta administrativa", señaló, aludiendo a que las multas que piden son menores que el 65% de recargo que establece la ley para las sanciones.

La abogada del Estado insistió en que ellos tratan a todos por igual y citó como precedente la sentencia de enero de 2016 que condenó en Barcelona a Mascherano en conformidad. Esa cita llevaba toda la intención. Mascherano fue condenado en Barcelona, peroen Madrid, Xabi Alonso, que compartía con él un esquema muy parecido —aunque Mascherano tenía una sociedad en Miami no declarada—, vio su caso archivado en la Fiscalía de Madrid, antes incluso de ir al juzgado.

Finalmente, en febrero de 2016, la Fiscalía de Madrid denunció a Alonso, pero solo lo hizo por obligación de la entonces fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, que no quería agraviar al Barcelona. Después fue expedientado el fiscal jefe de Madrid, José Javier Polo, por ese archivo. El juez cerró inicialmente el caso de Alonso haciendo suyos los argumentos de la Fiscalía, aunque la decisión está recurrida ante la Audiencia Provincial de Madrid.

No es la única vez en que la Abogacía y la Fiscalía han chocado por temas de futbolistas. Inicialmente, la Fiscalía de Barcelona exculpaba a Messi y centraba toda la responsabilidad en su padre, en contra de la Abogacía. "La Abogacía va muy fuerte, te llevan a delito penal y te acusan con todo, que es como ponerte una pistola en la cabeza. Pero lo cierto es que les está funcionando. Por su imagen o por lo que sea, los futbolistas no pleitean y están llegando a acuerdos", cuenta un fiscalista del sector. Tras la condena firme a Messi, casi todos están buscando condenas de conformidad. El último, Radamel Falcao, como adelantó El Confidencial.

Las diferencias no solo han llegado a las vistas públicas. Hace unos meses, en una conferencia, Edmundo Bal Francés, jefe del servicio penal de la Abogacía, le preguntó a una de las fiscales que llevaba temas de futbolistas: "¿En un caso de violación pediría la Fiscalía tres meses al violador en contra del criterio de la violada? Porque en delitos fiscales la Agencia Tributaria es la violada y nosotros somos su defensa". Cuentan que la fiscal dejó la sala. Así de tenso ha llegado a estar el tema entre los dos cuerpos que acusan a los futbolistas.

Hacienda pasa de lo que haga Reino Unido

El juicio a Carvalho, en principio una vista casi protocolaria, tuvo un par de momentos interesantes. Jesús Santos, abogado del futbolista, preguntó al inspector de Hacienda que había llevado el caso cómo era posible que si el jugador tenía la estructura fiscal 'offshore' desde 2004, cuando jugaba en el Chelsea, el Reino Unido no hubiera visto delito. 

El inspector, un tipo curtido en asuntos de futblistas y que pidió a este diario que no le identificara, contestó que a él ni le iba ni le venía lo que hicieran en las islas. "No sé cómo investiga el Reino Unido. Cuando uno cede a una sociedad en un paraíso fiscal o de nula tributación los derechos de imagen, y cuando estas los ceden otra vez, solo tiene como objetivo canalizar el pago de impuestos. Lo que haga el Reino Unido no me corresponde a mí, pero en España se llega a la conclusión de que son meros instrumentos de canalización del fraude".

La postura de la inspección de Hacienda es relevante porque inicialmente el entorno de Cristiano Ronaldo insistía en que su estructura fiscal venía de los tiempos en los que jugaba en el Manchster y que si allí no había tenido problemas, aquí no debía ser diferente. La declaración demuestra que Hacienda pasa de lo que ocurra en Reino Unido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios