Noticias de Podemos: La presidenta purgada en Podemos: La pseudocomisión Echenique no tiene validez. Noticias de España
olga jiménez rompe su silencio

La presidenta purgada en Podemos: "La pseudocomisión Echenique no tiene validez"

Suspendida de su cargo según la dirección estatal pero respaldada por once de las 17 comisiones de garantías autonómicas, la presidenta del tribunal aborda la 'crisis de los estatutos'

Foto: Olga Jiménez, presidenta de la comisión de garantías de Podemos electa en Vistalegre II. (Ernesto Torrico)
Olga Jiménez, presidenta de la comisión de garantías de Podemos electa en Vistalegre II. (Ernesto Torrico)

El conflicto en Podemos a raíz de la anulación de los nuevos estatutos por parte de la comisión de garantías democráticas estatal, el tribunal interno de la formación, se ha cerrado en falso y numerosas voces están llamando a la mediación para buscar una solución consensuada. Entre ellas destaca la de Olga Jiménez, elegida presidenta de este órgano en la asamblea de Vistalegre II. Suspendida de su cargo según la dirección estatal, pero respaldada por once de las 17 comisiones de garantías autonómicas, además de por centenares de inscritos que le han mostrado su apoyo a través de un manifiesto, sigue al frente de sus funciones “con normalidad” y “entusiasmo”.

El choque de legitimidades es obvio y amenaza con paralizar una de las patas fundamentales para el decorrer de la vida orgánica de Podemos, mientras se espera que sea admitida a trámite o no una demanda colectiva presentada en los juzgados contra los estatutos por no ajustarse, supuestamente, a lo aprobado en la segunda asamblea estatal. Principalmente los artículos referentes al régimen disciplinario “porque es lo que nos pareció más flagrante en la vulneración contra Vistalegre II”. Trascurrido algo más de un mes desde que la polémica salió a la luz, tras la publicación por este diario del ya famoso 'dictamen número 3', Jiménez rompe su silencio para aportar su versión de los hechos.

“Solo hay una única CGDE (Comisión de Garantías Democráticas Estatal) que sustenta la legitimidad. La otra comisión para nosotros es una pseudocomisión, de la que parece haberse hecho portavoz el señor Echenique, que no tiene ninguna validez”, explica. Esto es porque el pasado día 7 de septiembre, la dirección enviaba un comunicado manifestando que la comisión había suspendido a Jiménez y dejado sin efecto, “por inexistentes e ilegales todas las actuaciones, instrucciones, nombramientos o comunicación que a nombre de la CGDE hubiere realizado” la que hasta ese momento ejercía como presidenta.

El expediente lo abren los mismos miembros que denuncian, es decir, los denunciantes son quienes resuelven. Una aberración jurídica

Se eliminaba así el dictamen impulsado por Jiménez anulando los estatutos, al mismo tiempo se nombraba un nuevo presidente, “pseudopresidente” en palabras de la afectada, pero nuevo máximo responsable del órgano para la ejecutiva de la formación. En su defensa, esta inscrita en Podemos desde sus inicios y abogada de profesión, alega que “el expediente fue abierto por los mismos miembros de la comisión que denunciaron, es decir, los denunciantes son los mismos que resuelven, por lo que es una aberración jurídica”. Es más, “todos los pasos que ha dado esta pseudocomisión se han anulado por parte de la comisión de garantías estatal. Entonces para nosotros no existe este expediente porque es nulo y así se les ha notificado”.

Una de las lecturas más difundidas entre el sector que se ha levantado en rebeldía contra la secretaría de Organización, que lidera Pablo Echenique, es que existe una comisión que trabaja para el partido y otra para el resto de la organización. Según indica Jiménez, “hasta la fecha de hoy todas las consultas en la CGDE de otras comisiones autonómicas nos las siguen realizando a nosotros. Todos estos órganos me reconocen como la persona legitimada y válida para resolver estos trámites”.

Olga Jiménez, presidenta de la comisión de garantías de Podemos electa en Vistalegre II. (Ernesto Torrico)
Olga Jiménez, presidenta de la comisión de garantías de Podemos electa en Vistalegre II. (Ernesto Torrico)

El daño a la imagen de la formación es innegable, y tampoco escasean los cargos que responsabilizan a Jiménez de haberlo generado. “La primera vez en mi vida que me llama un periodista es por este tema y le respondo que no hago declaraciones porque asumo que eso corresponde a los representantes, como hasta ahora. Para mí se trata de un conflicto interno, pero durante todo este mes de agosto, el señor Echenique se ha erigido en portavoz de todos los órganos, ha hecho las declaraciones que ha hecho, incurriendo en contradicciones, y pese a ello yo en ningún momento he querido hacer declaraciones públicas. Si ha habido un daño de la imagen del partido desde luego no viene de mí, habría que imputarlo a otras personas”.

Si ha habido un daño de la imagen del partido desde luego no viene de mí, habría que imputarlo a otras personas

Para la presidenta electa en Vistalegre II este conflicto podría haberse evitado si la dirección accediese a dialogar. “Hasta ahora hemos intentado dialogar y no hemos obtenido respuesta, me refiero a Pablo Echenique, no a ningún otro cargo porque es la persona que se ha erigido como el portavoz de dos órganos diferentes. No he podido contactar con él ni he tenido respuesta, pero sigo pensando que la salida es la mediación y se podría solucionar fácilmente”, argumenta. ¿Cómo? “El origen es que se ha dado validez a una parte de los estatutos que están anulados. Desde el momento en que se negocie y se vea que esa validez no es tal, esas opiniones cambiarán y se ajustarán al dictamen como no puede ser de otra forma”.

Las posturas están cada vez más alejadas y una solución consensuada no parece sencilla, además de que por el camino se han ido construyendo dos relatos contrapuestos que se contradicen mutuamente. “El 12 de agosto, creo recordar, el señor Echenique habla de dos dictámenes contrapuestos, pero doy fe que solo hay uno. Esto en derecho se llama prueba diabólica, no puedes pedir a alguien que acredite algo que es inexistente. El que tiene que acreditar esa prueba es el que dice que existe, si es así quien lo dice que lo facilite. Luego en la primera rueda de prensa que se da en septiembre resulta que de lo que dijo previamente el 12 de agosto sobre los dos dictámenes pues ya resulta que no hay ninguno y que tampoco hay pronunciamiento de la CGDE. Habría que preguntarle al señor Echenique por qué primero dice que hay dos dictámenes y luego que ya no hay ninguno”, arremete Jiménez.

"No he podido contactar con Echenique ni he tenido respuesta, pero sigo pensando que la salida es la mediación y se podría solucionar fácilmente"

Una de las claves de la dispuesta en este choque de legitimidades que ha dividido al tribunal interno en dos partes tiene que ver con el hecho de que los miembros suplentes de la comisión puedan o no votar. Una votación en la que participaron tanto titulares como suplentes salió adelante el dictamen que anulaba los estatutos, y de ahí la importancia, porque entre los titulares la mayoría es afín a la suspensión de Jiménez y a la anulación de los dictámenes anteriores.

Estos equilibrios se romperían de consumarse la inhabilitación de una de sus integrantes por defectos normativos, ya que no llevaba el suficiente tiempo inscrita en Podemos cuando se presentó a las primarias interas, pero este trámite ha sido paralizado por la nueva comisión. Es más, el actual presidente, Argiro Giraldo, "autoproclamado" según su antecesora, se basa en los propios estatutos y en un informe previo para justificar que solo tengan voz los miembros titulares, con cuya composición ha sacado adelante las últimas resoluciones.

“Nosotros lo que hemos hecho ha sido aplicar Vistalegre II, que es el documento votado por los inscritos y que dice que la CGE está formada por diez miembros”, aduce Jiménez en referencia al derecho a voto en el órgano. “Es lo mismo que el documento de Vistalegre I, en el que se otorga como no puede ser de otra forma, voz y voto a todos, tanto titulares como suplentes. Hay un aspecto fundamental en todo esto que se llama derecho de sufragio activo. Estamos en Podemos y esta formación no limita derechos, en todo caso los amplía, por eso Vistalegre no entra a valorar si los titulares y los suplementes tienen o no derecho a voto, sino que dice que la CGE son diez miembros, cinco titulares y cinco suplentes, no dice nada más”.

Estamos en Podemos y esta formación no limita derechos, en todo caso los amplía

Por este motivo, continúa la presidenta electa en asamblea, “los estatutos cuando modifican en este aspecto el documento organizativo de VistalegreII incurren en la vulneración de un derecho fundamental, y nosotros lo que hacemos es aplicar la doctrina que ya se venía aplicando. Todos los miembros tienen derecho a voto, y más con la carga de trabajo que hay, que se distribuye entre todos y sería incoherente que no pudiesen votar”.

Jiménez no ha perdido durante esta etapa su voluntad de seguir trabajado en Podemos: “Para mí es una herramienta de cambio como ninguna otra, más que un partido político, y por eso me presenté a la comisión de garantías”, un cargo que pretende seguir defendiendo. “Durante este tiempo ha habido cosas que sí me han podido decepcionar, no todo el mundo es perfecto, pero a día de hoy sigo estando en mi partido, que es Podemos, como inscrita y militante, además de cargo orgánico y presidenta de garantías para ayudar en lo que pueda”.

Su objetivo ahora pasa por negociar y "volver a adaptar los estatutos para que esto termine”, reconoce. Todo ello, concluye, porque “Podemos debe seguir siendo Podemos y sus principios son los que marcan los inscritos y los círculos. Hay que defender que esos principios continúen y no se desvirtúen bajo ningún concepto ni bajo ningún acto, y eso estamos no solo yo, sino el 99% del partido”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios