han recibido un correo electrónico oficial

Los catalanes en el exterior están votando en el referéndum desde el 6 de septiembre

Con un censo que se promovió en junio y una papeleta que se imprime y se lleva a las 'embajadas' tras seguir las instrucciones vía 'email'

Foto: Pancartas con una estelada y una urna llegan en la confluencia del paseo de Gràcia y calle Aragón de Barcelona durante la manifestación con motivo de la Diada. (EFE)
Pancartas con una estelada y una urna llegan en la confluencia del paseo de Gràcia y calle Aragón de Barcelona durante la manifestación con motivo de la Diada. (EFE)

Los independentistas no paralizarán ninguno de los actos del referéndum. “Caiga quien caiga”, dice a El Confidencial un activo dirigente soberanista. Y ello significa que no solo los militantes de la secesión se movilizarán “hasta las últimas consecuencias”, sino que incluye a las instituciones autonómicas, en manos de Junts pel Sí (JxS) y la CUP. Prueba de ello es que el Gobierno catalán ya ha recibido votos de catalanes que están en el exterior.

Según ha podido comprobar El Confidencial, la Generalitat ha enviado un correo electrónico a todos los catalanes residentes en el exterior. Según las fuentes consultadas, las inscripciones se cerraron el pasado 6 de septiembre y, desde entonces, los censados ya han comenzado a votar, como confirmaron a este diario diversas fuentes.

En el correo al que ha tenido acceso El Confidencial, se detalla que “como catalán/a residente en el exterior e inscrito/a en el registro de catalanes residentes en el exterior antes de la firma del Decreto 139/2017, de 6 de septiembre, de convocatoria del referéndum de autodeterminación de Cataluña, y con edad de 18 años o más en fecha de 1 de octubre de 2017, formas parte del censo electoral para el referéndum de autodeterminación de Cataluña 2017”. La sola mención del censo electoral es delicada, puesto que oficialmente no podría utilizarse el censo electoral de unas elecciones, sino que habría que habilitar uno legal y específico para el referéndum.

La Generalitat señala en la misiva que si el censado quiere ejercer su derecho a voto, debe clicar en un enlace. A partir de ahí, “introduce los datos de verificación de tu identidad que sean requeridos. Una vez valides tu identidad, accederás a un sitio web donde tendrás que descargar la documentación electoral y seguir las instrucciones que constan para poder hacer efectivo tu voto”.

La carta incluía un correo electrónico de contacto para el caso de que el receptor tuviera “cualquier incidencia” que comunicar al Gobierno catalán. Además, advertía de que no se debía responder a ese correo porque había sido emitido por un servicio automático que no permite recibir respuestas.

Fuentes solventes señalan a El Confidencial que tras clicar en el 'link' contenido en la misiva, se abría una papeleta de votación que el censado debía rellenar. Esa papeleta debía introducirla en un sobre y enviarla “a la ‘embajada’ catalana" más cercana a su domicilio. En Europa, sin embargo, aconsejaban enviarlas directamente a la ‘embajada’ de la Generalitat en Bruselas. De ese modo, serían las oficinas del Govern en el exterior las encargadas de contabilizar los votos de los emigrantes.

Premios por apuntarse

El censo de catalanes en el exterior comenzó a gestarse el pasado mes de junio, cuando se aprobó la Ley 8/2017, aunque la inscripción era voluntaria. Oficialmente, con esta medida, la Generalitat quería “conocer las demandas y necesidades de los catalanes y las catalanas residentes en el exterior para que las actuaciones del Govern dirigidas a este colectivo sean más efectivas y, por otra parte, posibilitar el ejercicio de sus derechos”. El juez Juan Antonio Ramírez, del juzgado de instrucción número 13, ordenó tomar declaración a varios funcionarios de la Generalitat sobre este censo de catalanes en el exterior, así como a los responsables de una agencia de publicidad que colaboraba en la campaña institucional para promover ese censo.

Este registro se haría, así, al margen del censo de españoles que consta en las embajadas diseminadas por el mundo. Para atraer a potenciales ‘clientes’, la Generalitat ofreció varios servicios y ventajas a quien se inscribiera en su ‘censo catalán’, como el otorgar una tarjeta sanitaria individual, el carné joven (que incluye el acceso a un amplio abanico de servicios y productos para jóvenes de entre 12 y 30 años), descuentos en la red de más de 50 albergues sociales de la red Xanascat y ventajas en diferentes servicios digitales, como el programa ‘L’estiu és teu’ (estancias muy económicas en albergues de estaciones de esquí o en la Costa Brava), el acceso gratuito desde el exterior a la red de bibliotecas públicas catalanas, o el acceso a la plataforma eQuiosc.cat, que permite poder acceder gratuitamente a través de internet, durante seis meses, a cinco publicaciones de pago, a elegir, en catalán.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), y el 'conseller' de Exteriores, Raül Romeva. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i), y el 'conseller' de Exteriores, Raül Romeva. (EFE)

Aunque los catalanes en el exterior superan los 225.000, según datos de la Administración autonómica, la captación de patriotas para el censo independentista fue un fracaso y apenas superó los 4.500. El INE, en cambio, según el padrón del pasado 15 de marzo, elevaba el número de catalanes diseminados por el mundo en 284.374.

La Consejería de Exteriores, que encabeza Raül Romeva, mantiene abierto un canal para informar a los residentes en el exterior y desde su portal remite directamente a la web garanties.cat, abierta por el Govern para informar sobre el referéndum y que ha sido la gran ‘olvidada’ de los jueces (solamente han cerrado el portal referendum.cat). Esta web enlazada por Exteriores, abierta el 4 de julio (según consta en la página oficial de la consejería), no informa de las suspensiones del TC ni de las actuaciones judiciales contra el referéndum y destaca que este es legal y que “el referéndum del 1 de octubre tiene las mismas garantías democráticas que el resto de procesos electorales que se han hecho en Cataluña en los últimos 30 años”. También destaca que su resultado será vinculante y “tendrá un efecto inmediato, que será aplicado por el Parlamento de Cataluña”. Advierte, asimismo, de que “la ley prevé que los ayuntamientos cedan los locales de su titularidad que habitualmente se hacen servir como colegios electorales en las elecciones” y que esa misma norma “ampara a los trabajadores públicos que colaboren, sean funcionarios o no”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios