AUGURA UN DIFÍCIL FUTURO PARA LA MONARQUÍA

Pablo Iglesias acusa a Rajoy de implantar un "Estado de excepción" y lo llama a negociar

El duro posicionamiento del líder de Unidos Podemos viene a remarcar las intenciones de la formación de señalar al PP como enemigo común y la necesidad de promover otra moción de censura

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del grupo parlamentario, Irene Montero, al inicio hoy de la primera reunión del grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos en el Congreso. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del grupo parlamentario, Irene Montero, al inicio hoy de la primera reunión del grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos en el Congreso. (EFE)

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha subido el tono en medio del ruidoso debate político sobre el 1-O para llamar la atención sobre las últimas decisiones judiciales que, considera, "están llevando a nuestra democracia a un Estado de excepción". Lo hizo primero ante los suyos, durante su intervención en la reunión del grupo parlamentario de Unidos Podemos esta mañana en el Congreso de los Diputados, y posteriormente a través de las redes sociales. "No sólo estamos gobernados por corruptos; son además inútiles y pirómanos que están llevando a nuestra democracia a un Estado de excepción", escribía en su cuenta de Twitter como colofón a una serie de reflexiones sobre la crisis con Cataluña que llama a solucionar mediante una "negociación" que derive en un referéndum acordado y con las garantías legales de las que carece el 1-O.

La suspensión de un acto político sobre el derecho a decidir en un espacio municipal del Ayuntamiento de Madrid o la petición del Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, a los fiscales jefes de Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona para que abran diligencias de investigación de carácter preprocesal respecto a los más de 700 alcaldes que estarían colaborando en la preparación del referéndum de independencia del próximo 1 de octubre, han aumentado la crispación en las filas de Unidos Podemos. Este miércoles, el grupo confederal se unía a las formaciones independentistas de PDeCAT, ERC y Bildu, y a las que también acabó sumándose el PNV, para solicitar la comparecencia de Maza, al mismo tiempo que sus principales dirigentes calificaban la suspensión del acto madrileño por un juez, a raíz de una demanda del PP, como un ataque a la libertad de expresión.

"La cárcel y la represión enquistarán aún más los problemas", ha arremetido Iglesias, para quien, "cada día que pasa, es más obvio que la salida al problema catalán solo será posible si sus ciudadanos se expresan y deciden". El Rey Felipe VI no se ha quedado al margen de las críticas vertidas por el líder de Podemos, vaticinando que "un Jefe de Estado más cerca del PP que de la ciudadanía catalana, no augura un futuro fácil para la monarquía".

Sin matices ni medias tintas, el secretario general de Podemos ha señalado que "Rey, Gobierno, partidos monárquicos y Fiscalía, unidos y coordinados, no proyectan su fuerza, sino debilidad y miedo a la democracia". Marcando distancias tanto el bloque autodenominado constitucionalista como el independentista, Iglesias ha hecho un llamamiento a una negociación in extremis, como también han pedido tanto PDeCAT como ERC, para "pactar un referéndum con garantías", lo cual entiende como "la vía más democrática y también la más sensata en términos de responsabilidad de Estado".

"Un Jefe de Estado más cerca del PP que de la ciudadanía catalana, no augura un futuro fácil para la monarquía"

El duro posicionamiento de Iglesias respecto al conflicto con Cataluña viene a remarcar las intenciones de la formación de señalar al PP como enemigo común. De hecho, durante su participación en la Diada, donde mitineó junto a la alcaldesa de Barcelona Ada Colau y el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, volvió a insistir en la necesidad de una moción de censura contra Mariano Rajoy.

En esta línea llamó directamente a tejer una alianza de izquierdas que constituya "un nuevo compromiso histórico y democrático" para Cataluña y España, en referencia tanto a los republicanos de ERC como al PSOE, a pesar de admitir que son formaciones "muy diferentes". "No es imposible imaginar un Gobierno progresista en Cataluña que dialogue con un Gobierno progresista en España para hablar de su relación jurídica con el Estado" a través de un referéndum pactado en el que se respete la decisión de los catalanes, sentenció.

Favorable al derecho a decidir, pactado, y contrario a la independencia, Iglesias ha asegurado que "creo que aún es mayoritaria en Catalunya la opción de un nuevo encaje jurídico en España con más autogobierno y reconocimiento como nación". Un guiño al soberanismo de Catalunya en Comú, que ha complementando señalando que "la conciencia nacional catalana es mayoritaria y hegemónica; el independentismo, en cambio, tiene mucho de reacción popular al PP".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
123 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios