terrorismo yihadista

La Fiscalía alertaba antes de los atentados de la necesidad de coordinar a Mossos e Interior

Resalta ahora en su Memoria Anual la creación del sistema de análisis de procesos judiciales que no permitió detectar al ideólogo de la masacre de Barcelona, investigado en varias causas

Foto: El fiscal general José Manuel Maza entregó ayer la Memoria Anual al rey Felipe VI. (EFE)
El fiscal general José Manuel Maza entregó ayer la Memoria Anual al rey Felipe VI. (EFE)

"Un terrorismo global, como es el yihadista, requiere de grandes dosis de cooperación internacional, pero al tiempo se muestra con características autóctonas que hacen de él un terrorismo local; y ello requiere de un trabajo coordinado entre el servicio de inteligencia (CNI) y las fuerzas de seguridad del estado (Policía, Guardia Civil, Mossos d`Esquadra y Ertzaintza)". Así se expresa la Memoria de la Fiscalía General del Estado, hecha pública hoy. El documento, elaborado antes de los atentados de Barcelona y Cambrils del pasado 17 de agosto, ya resalta la necesidad de que los distintos cuerpos policiales y de inteligencia trabajen de forma coordinada en todo momento con el fin de evitar atentados.

El Ministerio Público explica también el mecanismo que se puso en marcha en 2016 para poner en común diferentes investigaciones de fuerzas de seguridad distintas y realizar una labor de inteligencia que evitara que se escapara ningún dato relevante que, de ser estudiado de forma aislada, podría no ser bien entendido. "El pasado año se desarrolló un sistema de archivos para la ordenación de toda la actuación de la coordinación del terrorismo yijadista por la gran cantidad de información y datos que se estaban generando a partir del incremento de las investigaciones", relata la Fiscalía, que añade que ha iniciado "el procesamiento de toda la información recibida por distintos canales para obtener no solo datos estadísticos, sino, lo que es más importante, perfiles de los investigados, relación y vínculos entre investigaciones, evolución de operativos en su radicalización y análisis jurisprudencial en relación a los nuevos y específicos tipos penales".

Este sistema, sin embargo, no consiguió detectar el proceso de radicalización de Abdelbaki Es Satty, el ideólogo de los atentados del pasado agosto, a pesar de que el conocido como imán de Ripoll había estado involucrado en procedimientos judiciales previos -con seguimientos, pinchazos telefónicos, etc.- y de que en alguno incluso fue condenado a cuatro años de prisión.

La Fiscalía pone de manifiesto el "peligro" de este tipo de terrorismo yihadista, dado que -incide en la Memoria- "se alimenta de una ideología patógena que conduce a la violencia y la sinrazón". "El problema que plantea es la capacidad de extender esta ideología a miles de seguidores" a través de internet, lo que requiere que las fuerzas de seguridad y la Fiscalía lleven a cabo todo tipo de labores de información previas para evitarlo. "De lo contario, un ejército de hombres y mujeres pondrán sus mentes y cuerpos a disposición de la 'causa' a través de canales sencillos y amplios: las redes sociales", destaca.

"Internet con sus foros y páginas web desde finales del pasado siglo ha sido la más eficaz herramienta de propaganda y captación yihadista", añade la Fiscalía. "Ahora, la organización terrorista del Estado Islámico ha encontrado en las redes sociales un canal de distribución inmediata y universal de propaganda", asegura el ministerio público, que considera que "miles de simpatizantes, seguidores, indecisos, curiosos, desesperados, en cualquier rincón del mundo acceden a unos mensajes que con su típica iconografía yihadista invitan a 'seguir en línea'. Se trata, continúa, de "mensajes que distorsionan la realidad, con exaltación épica de los combatientes yihadistas que pasaron a la acción violenta como única solución a la injusticia y represión ejercida sobre los musulmanes".

El yihadismo hoy, "más que nunca, quiere actuar en casa", asegura la Fiscalía en referencia a Europa, donde residen muchos de los últimos autores de atentados en occidente. "La zona europea es un objetivo estratégico del Estado Islámico", añade. "En España, desde mediados del año 2014, las operaciones antiyihadistas se han centrado en la desarticulación de células de captación, adoctrinamiento y envío de operativos a zona de conflicto", explica el ministerio público, que destaca las labores de rastreo sobre internet y las redes sociales, la "completa normativa" que se ha desarrollado, que ha permitido crear "herramientas de investigación muy importantes y eficaces", y el análisis del fenómeno desde nuevos ángulos (menores, retornados, "desprogramación ideológica de los adoctrinados", etc.

La Fiscalía destaca en varios puntos el “crecimiento exponencial” de las investigaciones relacionadas con el yihadismo, que arrancó en 2015 y ha continuado a lo largo del pasado año. Insiste en la necesidad de potenciar la cooperación internacional, con especial atención a los países de la Unión Europea que también han sufrido ataques terroristas como Francia o Bélgica. En 2016, las fuerzas de seguridad detuvieron a 70 personas vinculadas con el terrorismo yihadista y se celebraron 11 juicios, de los que 10 acabaron en sentencias condenatorias.

Explica que tras los atentados de París, Bruselas y Niza se han implementado nuevas líneas de investigación con el acento puesto, de nuevo, en la monitorización de las redes sociales como una de las principales herramientas de investigación. “Las mujeres y los adolescentes, e incluso niños, siguen siendo un objetivo prioritario para las redes de captación y adoctrinamiento yihadista”, avisa el texto.

“Durante este año se ha profundizado en la cooperación internacional, no solamente en cuanto al contenido de las investigaciones sino también en los plazos en los que se ha prestado la cooperación, que se han reducido considerablemente” dice la Fiscalía que indica que, desde un punto de vista operativo, los nuevos métodos de trabajo "permiten afrontar el terrorismo yihadista con un altísimo nivel de eficacia".

La Memoria también destaca que durante el pasado año, han empezado a aplicarse las reformas legislativas incorporadas en julio de 2015. Lo más importante en cuanto a la doctrina utilizada por las Salas, además de las condenas conseguidas, está en la figura del enaltecimiento, que se aprecia como un paso necesario y previo a la radicalización. A partir de él y en ese tránsito se discurre hacia el autoadoctrinamiento, el adoctrinamiento activo y, finalmente, a la integración o pertenencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios