no hay indicios suficientes contra él

La Audiencia Nacional deja en libertad al cuarto detenido por los atentados

Salh El Karib abandona los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, por lo que tan solo dos de los cuatro arrestados permanecerán entre rejas provisionalmente

Foto: Salah El Karib, de 34 años, que regenta un locutorio. (EFE)
Salah El Karib, de 34 años, que regenta un locutorio. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha ordenado dejar en libertad a Salh El Karib, el cuarto detenido por los Mossos por su presunta vinculación en los atentados de Barcelona y Cambrils y dueño del locutorio de Ripoll. El acusado, que ya ha abandonado los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid -donde se encontraba recluido-, fue encerrado en las dependencias policiales por orden de Andreu hasta que finalizaran una serie de diligencias de investigación dirigidas a determinar su participación en los hechos.

El titular del Juzgado Central número 4 obliga a El Karib a comparecer semanalmente en la Audiencia Nacional, le pide que indique un domicilio en el que va a estar de manera fija y le prohibe abandonar España. Según Andreu, los indicios recogidos hasta el momento contra este individuo "no permiten establecer, con la apariencia que en buen derecho procede, la existencia de elementos indiciarios lo suficientemente solidos como para adoptar una medida de la gravedad y excepcionalidad de la prisión preventiva".

"La explicación ofrecida por el investigado Salh El Karib sobre estas operaciones (en referencia al pago de unos billetes de avión a Marruecos a miembros de la célula) es plenamente congruente y coincide con los datos ofrecidos en otras diligencias practicadas, singularmente la declaración de Driss Oukabir, quien declara que encomendó a su hermano Moussa Oukabir la compra de los billetes, dándole dinero en efectivo para los comprase, y dado que Mousa Oukabir era menor de edad, carecía de tarjeta de crédito, por lo que la compra se realiza utilizando la tarjeta del regente del locutorio (El Karib), quien recibe en efectivo el precio de los billetes así como cinco euros de gastos cobrados por la gestión de la compra", relata Andreu.

El juez entiende además que de momento "no se ha constatado que el detenido tuvierna relación alguna con las personas que integrarían el grupo terrorista investigado, salvo de esporádicas operaciones de envío de dinero que habrían hecho en el locutorio que regenta algunas de las personas investigadas, envíos cuyo examen no permite extraer ninguna conclusión de interés para el procedimiento, por cuanto los mismos se realizan en sumas razonables a favor de los familiares de algunos de los investigados que viven en Marruecos".

El magistrado ya tomó la misma determinación en relación a Mohamed Aalla, otro de los detenidos, a quien también dejó en libertad y obligó a comparecer todos los lunes y retiró igualmente el pasaporte por entender que las pruebas que había contra él "no son suficientemente sólidas como para decretar" la excepcional medida de prisión provisional.

De este modo, la mitad de los detenidos por los Mossos queda en libertad. Únicamente se encuentran entre rejas, por lo tanto, Mohamed Houli Chemlal y Driss Oukabir, sometidos a un duro aislamiento en los centros penitenciarios de Soto del Real y de Alcalá Meco. Houli Chemlal, de momento, pasa sus primeros días privado de libertad en la enfermería del centro penitenciario hasta que se recupere de las heridas causadas por la explosión accidental que sufrieron los presuntos terroristas un día antes de los atentados, cuando manipulaban explosivos en la vivienda que la célula ocupaba ilegalmente en Alcanar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios