un taxista le llevó a ripoll desde la AN

El viaje 'fiado' en taxi de Mohamed Aalla tras ser puesto en libertad

Recorrió casi 650 kilómetros de madrugada de Madrid a Ripoll y pagó la carrera cuando llegó a su casa

Foto: Los detenidos pasan a disposición judicial.
Los detenidos pasan a disposición judicial.

Mohamed Aalla, el único de los cuatro detenidos por los atentados de Barcelona y Cambrils que ha quedado en libertad, acabó a las seis de la mañana de este martes un viaje que comenzó hace cinco días, cuando se presentó voluntariamente ante la policía horas después de los atentados y fue arrestado por ser el propietario del Audi A3 que la célula utilizó en Cambrils. Un taxi madrileño le dejó en la puerta de su casa. Había recorrido 647 kilómetros desde las inmediaciones de la calle Génova de Madrid, donde le soltaron pasadas las 10 de la noche.

Era de noche en Madrid y Aalla solo tenía encima la misma ropa que llevaba cuando fue arrestado el jueves 17 de agosto, una camiseta de manga corta y unas bermudas de cuadros. Ni dinero, ni tarjetas ni teléfono. Nada. Según han confirmado a El Confidencial, decidió entonces parar un taxi y convenció al conductor de que le llevara hasta Ripoll con la promesa de que allí le pagaría la carrera. Dicho y hecho. Ambos cerraron el acuerdo y el taxista cobró la cantidad prometida al término del trayecto.

El Auidi utilizado en Cambrils. (EFE)
El Auidi utilizado en Cambrils. (EFE)

Aalla es hermano de uno de los abatidos en Cambrils y su nombre consta en los papeles del coche que llevó a la célula a la ciudad costera tarraconense. El juez Fernando Andreu ha creído su versión de que el vehículo estaba a su nombre solo porque de este modo el seguro salía más barato debido a su edad, 26 años. Su hermano Youssef, mucho más joven, era el verdadero usuario del Audi. "Yo usaba un Seat Ibiza", dijo en su comparecencia.

Según reflejó el juez en su auto, no existen suficientes indicios que le conecten con la célula más allá de este dato y de su relación de consanguinidad con el abatido. Andreu ha impuesto que comparezca cada lunes en los juzgados más cercanos a su domicilio y continúa imputado por su vinculación con los terroristas.

Los otros tres arrestados corrieron peor suerte. Dos de ellos, Mohamed Houli y Driss Oukabir, fueron enviados a prisión incondicional, mientras que el propietario del locutorio de Ripoll permanece bajo detención en dependencias de la Guardia Civil hasta que finalicen los registros en su establecimiento y se analice la documentación incautada.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios