segunda parte de la operación

Mossos, Policía y Guardia Civil buscan ahora cibercontactos de la célula yihadista

Los investigadores se centran en localizar en el extranjero o por internet colaboradores de los terroristas que facilitaran la comisión de los atentados o la huida de los asesinos

Foto: El detenido Salah El Karib fue conducido este martes por la Guardia Civil a la Audiencia Nacional. (EFE)
El detenido Salah El Karib fue conducido este martes por la Guardia Civil a la Audiencia Nacional. (EFE)

Los investigadores de los Mossos d'Esquadra y los responsables de los servicios antiterroristas de la Policía y de la Guardia Civil dan por finalizado el grueso de la investigación de los atentados de Cataluña del pasado jueves. El supuesto asesino de las Ramblas, Younes Abouyaaqoub, fue abatido el lunes y falleció al instante; el presunto cerebro, el imán de Ripoll, Abdelbaki es Satty, murió al explosionar por error los artefactos en Alcanar un día antes de los atentados, y el resto de componentes de la célula, como indicaron los propios Mossos en su cuenta de Twitter, están en la tumba o detenidos.

Los agentes de las fuerzas de seguridad tienen por delante, por lo tanto, la segunda parte de las pesquisas: la localización de las personas que dieron cobertura a la docena de yihadistas que componían el grupo que llevó a cabo los atentados. En concreto, buscan colaboradores que facilitaron el material para elaborar los explosivos, que aportaron el dinero que permitió financiar la masacre, que alojaron aunque fuera por poco tiempo a los terroristas en sus casas, que les ayudaron a huir o incluso a elaborar un plan de fuga.

Para llevar a cabo esta labor, los investigadores están intercambiando información con cuerpos policiales de otros países y analizando posibles vínculos con sospechosos de estados europeos o de diferentes continentes. En este punto, la colaboración entre fuerzas de seguridad es máxima, ya sea de naciones de la UE como de otras. Así lo explican fuentes de la lucha antiterrorista embarcadas en la citada labor. Estas fuentes explican que el trabajo ahora es muy amplio y que requiere de un arduo intercambio de información con organismos e instituciones policiales extranjeras.

Además, añaden que la tarea también se centra en localizar a los contactos que han ayudado a la célula a preparar los atentados a través de internet. Las redes sociales, la 'deep web' o el ciberespacio en general están siendo ahora analizados por los agentes especializados de los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil con el fin de detectar a personas que hayan colaborado en propagar ideas, en poner en contacto a los terroristas con los vendedores de los productos químicos utilizados para elaborar los explosivos o en facilitarles elementos para conseguir sus maléficos fines.

Por supuesto, los expertos en la lucha antiterrorista buscan también en Cataluña y en el resto de España otros posibles contactos que hayan colaborado con los yihadistas antes o después de los atentados, así como sus posibles relaciones con familiares, amigos o conocidos en terceros países o que hayan realizado su 'trabajo' a través del ciberespacio, dado que los tres ámbitos están necesariamente interconectados.

Una muestra de esta interrelación es precisamente la detención este martes por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes de Hicham Ennadih, un presunto ayudante de la célula yihadista que ejerció como butanero y que residió en Ripoll (Girona). En concreto, miembros de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio arrestaron a este hombre en la localidad alouí de Casablanca después de que los Mossos le identificaran durante el registro de un domicilio en la calle Raval de Ripoll, según informó EFE. Ennadih, que tiene un hermano que también era butanero, vivió en el mismo edificio que se estaba registrando, en el que al parecer residía Abouyaaqoub, y es el tercer detenido en Marruecos.

Mossos, Policía y Guardia Civil buscan ahora cibercontactos de la célula yihadista

El pasado viernes, en el marco de esta tarea de localización de coadyuvantes de los terroristas, también fue arrestada en Nador otra persona por hacer apología de los atentados en las redes sociales. El hombre habría manifestado su intención de atacar la embajada de España en Rabat. Los investigadores tratan de averiguar si esta amenaza obedece a un plan real y si el arrestado podía contar con capacidad e infraestructura para llevarla a cabo. El sábado, además, las autoridades marroquíes detuvieron a otro hombre en Oujda que podría tener contacto con Moussa Oukabir, uno de los miembros de la célula terrorista que provocó los atentados de Cataluña y que murió abatido por los Mossos en Cambrils. Oukabir era hermano de Driss Oukabir, que declaró este martes en la Audiencia Nacional junto a los otros tres arrestados por conformar la célula.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios