huida desde el 26 de julio

El Juzgado de Guardia decreta libertad provisional para Juana Rivas

La mujer se ha entregado esta mañana tras estar en busca y captura desde el 26 de julio por no entregar sus hijos al padre, y la policía la ha detenido por orden del Juzgado de Guardia

El Juzgado de Guardia de Granada ha decretado libertad provisional para Juana Rivas, la madre de dos hijos que ha permanecido casi un mes huida para no entregar a los pequeños a su padre, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito doméstico, como había ordenado el Juzgado número 2 de la capital andaluza. La mujer, que permanecía ilocalizable desde el pasado 26 de julio, se entregó esta mañana sin sus hijos en los juzgados, como había anunciado horas antes su asesora jurídica, Francisca Granados, lo que provocó que efectivos de la Policía Nacional la detuvieran en cumplimiento de la orden de busca y captura que pesaba sobre ella.

La Fiscalía había pedido prisión sin fianza para Rivas, pero el juzgado se ha decantado por no imponer medida cautelar alguna. "No me voy a la cárcel, me voy a mi casa con mis niños y voy a seguir peleando", ha dicho nada más salir de su comparecencia la mujer, que ha declarado en calidad de investigada después de que el Juzgado número 2 ordenara su captura por un delito de retención ilegal tras llevarse a sus hijos, de 11 y tres años, y no entregarlos a su padre, como había acordado la autoridad judicial.

El Juzgado de Guardia decreta libertad provisional para Juana Rivas

Después de que Rivas accediera esta mañana al edificio de los juzgados a través del 'parking', su asesora se dirigió a los medios —aún sin conocer que la mujer había sido detenida— para comunicar que su clienta acababa de llegar y que en los últimos días había puesto una nueva denuncia ante los Juzgados de Violencia de Género por unos hechos cometidos supuestamente el año pasado. Granados también ha dicho que la mujer no estaba huida y que uno de los niños —el mayor— está dispuesto a declarar ante el juzgado responsable de la instrucción.

La hermana de Juana Rivas, en el juzgado. (EFE)
La hermana de Juana Rivas, en el juzgado. (EFE)

"Juana Rivas no es una prófuga; nunca perderá la esperanza de estar con sus hijos; por encima de sus intereses personales, lo que quiere es que sean protegidos y por eso hoy está aquí; va a pedir tiempo para exponer sus razones y las pruebas que acreditan que sus hijos están ante un grave peligro, que pueden sufrir un daño irreparable", ha afirmado tajantemente Granados.

En un mensaje difundido por vía telefónica y recogido por Europa Press a primera hora de la mañana, la asesora comunicó que su clienta pretendía comparecer a las 11:00 en los juzgados de La Caleta, en Granada capital, y que en esta ocasión, "más que nunca", necesitaba respaldo. "Tenemos que ser muchas y muchos" los que acudan para apoyarla, reclamó la letrada. "No puede estar sola", agregó Granados en referencia a la situación de la madre de Maracena, contra quien el Juzgado de Instrucción número 2 de Granada dictó orden de detención y presentación en sede judicial el pasado 8 de agosto, después de que la mujer no acudiera a la citación prevista en el marco de las diligencias penales que la investigan por una posible sustracción de menores.

Tras 27 días en paradero desconocido, Rivas se ha presentado en los juzgados después de decidir no acudir ayer a otra citación judicial, la que había emitido el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, que pretendía analizar las medidas extraordinarias y urgentes en protección de los menores solicitadas por el progenitor. Se trataba de una cita por la vía civil a la que sí acudió el excompañero sentimental de Rivas, Francesco Arcuri, y padre de los dos niños. También se personó en la vista la letrada de oficio de la mujer, María Castillo Pozo, quien, tras la comparecencia, transmitió a los medios un mensaje de Rivas. "Como madre, es la única" que debe "proteger" a los dos menores ante la "desprotección" que están padeciendo, dijo.

La abogada apuntó, asimismo, que no tenía noticias de si la Fiscalía adscrita al Tribunal Constitucional presentaría el recurso de súplica —que tiene de plazo hasta este martes— contra la inadmisión del recurso de amparo solicitado por su representada para no tener que devolver sus hijos a Arcuri, residente en Italia, en base a sus derechos fundamentales.

Esta misma mañana, el mencionado Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada ha acordado la retirada del pasaporte de los menores como medida de protección, así como la prohibición de abandonar el territorio Schengen sin autorización judicial o del padre, una medida que había sido solicitada por la Fiscalía. Según el juzgado, entregar los menores al padre es la principal medida de protección ya adoptada. Sobre la patria potestad de los progenitores, entiende el juzgado, deben resolver los tribunales italianos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
103 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios