la madre insiste en denunciar error judicial

La jueza del caso Juana Rivas se defiende y desvela sus pasos desde julio de 2016

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Granada remitió la traducción a Italia de la última denuncia hace 12 días

Foto: Concentración en apoyo a Juana Rivas. (EFE)
Concentración en apoyo a Juana Rivas. (EFE)

La Justicia se defiende de las acusaciones de "error" formuladas por Juana Rivas desde paradero desconocido mientras se prolonga su huida junto a sus dos hijos, que se niega a entregar al padre. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer ha hecho públicos sus últimos pasos en el procedimiento abierto después de que la vecina de Maracena haya acusado a los tribunales españoles de poner en peligro a los niños y tramitar su última denuncia, presentada en 2016, de forma "chapucera".

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Granada dictó su primera resolución en julio de 2016. Rechazaba asumir la investigación por falta de jurisdicción y ya entonces avisaba a Juana Rivas de que debía presentar la denuncia en su lugar de residencia. El escrito concreta que la malagueña había alegado que los malos tratos se habían reproducido desde junio de 2013, momento en el que reanudó la convivencia en Italia con Francesco Arcuri. "Asegura que ha estado siendo amenazada, insultada y agredida por este", dice la magistrada que se ocupa del caso, que advertía de que la denuncia se presentaba "una vez que se encuentra en España junto con sus hijos al venir a este país de vacaciones" .

La jueza del caso Juana Rivas se defiende y desvela sus pasos desde julio de 2016

Rivas explicó entonces ante la Guardia Civil y en declaración judicial que había vuelto a sufrir violencia por parte de su pareja, con la que convivía en el municipio de Calaforte y con quien regentaba una casa rural. Su marido la aislaba y no le permitía relacionarse con otras personas mientras su agresividad iba en aumento, indicaba la denuncia. La instructora consideró entonces que el órgano granadino carecía de jurisdicción para el conocimiento de la denuncia. Ni Rivas ni la Fiscalía recurrieron la decisión.

El segundo movimiento del Juzgado de Violencia de Género se produjo el pasado 13 de marzo. Una providencia desvela que la jueza inició entonces los trámites para traducir al italiano la denuncia de la mujer y remitirla a este país. Pasado un tiempo sin tener noticia de lo sucedido con esta orden judicial, la magistrada reitera su requerimiento en el mes de julio.

El último paso se produjo hace 12 días, el 3 de agosto. La jueza se dirigió al Ministerio de Justicia para remitir copia con la traducción en italiano de la denuncia para que, desde este ministerio, se tramite a la Justicia italiana. En una exposición razonada, la magistrada, conforme al convenio bilateral entre España e Italia de los años 1959 y 2000, da trámite a la denuncia presentada por Juana Rivas el 12 de julio de 2016 por los supuestos hechos ocurridos cuando convivía con su excompañero sentimental y sus dos hijos en la isla italiana, entre junio de 2013 y mayo de 2016.

A continuación, explica que acordó remisión de copia de la denuncia a la autoridad italiana conforme al Estatuto de la Víctima, que establece que "las víctimas residentes en España podrán presentar ante las autoridades españolas denuncias correspondientes a hechos delictivos que hubieran sido cometidos en el territorio de otros países de la Unión Europea". De no ser competentes, las autoridades de un país han de trasladarlas a las del "Estado en cuyo territorio se hubieran cometido los hechos".

"¿Dónde has estado?"

La sentencia dictada en 2009 contra Arcuri en España le condenaba en conformidad —es decir, con la aceptación por su parte de los hechos de los que se le acusaba— por un delito de lesiones en el ámbito familiar a tres meses de prisión y al alejamiento de Juana durante más de un año. Describe que el maltrato se produjo después de que le pidiera explicaciones sobre "donde había estado" durante una salida nocturna. "La ha golpeado repetidamente cuando intentaba entrar en la habitación, causándole lesiones que han necesitado la asistencia facultativa", decía aquella resolución.

Fragmento de la sentencia de 2009 contra Arcuri.
Fragmento de la sentencia de 2009 contra Arcuri.

La defensa de Juana Rivas espera ahora respuesta del Tribunal Constitucional a su último recurso de amparo, en el que reclama que quede sin efecto la orden de entrega de los niños. La Guardia Civil continúa buscando su paradero en el procedimiento en que se la acusa del secuestro de los menores de tres y 11 años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
67 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios