SE REANUDA EL CURSO POLÍTICO CATALÁN

Cataluña: el Rey ordena tener lista Zarzuela desde el miércoles por si debe recibir a Rajoy

La maquinaria del Estado está lista al reanudarse el curso político en Cataluña. El día 16 se reúne la Mesa y el independentismo piensa cómo llevar al Parlament la ley de separación

Foto: Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de comenzar su despacho en Marivent. (EFE)
Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de comenzar su despacho en Marivent. (EFE)

Tras el puente, empieza otra semana clave para el 'procés'. Los políticos comienzan a volver de sus vacaciones a mediados de semana y a partir de ahora se verá si realmente la Generalitat continúa con su huida hacia adelante. La Mesa del Parlament presidida por Carme Forcadell se reúne por primera vez este miércoles tras el descanso estival sin constar, al menos todavía, la ley de desconexión en el orden del día, aunque podría incluirse en el último momento. A falta de conocer cómo planteará la Generalitat la celebración del referéndum en la Cámara autonómica, el Gobierno central se prepara para activar la maquinaria del Estado en cualquier momento. En concreto, el Rey —que se encuentra estos días disfrutando de un descanso— ha dado orden en el Palacio de la Zarzuela para que todo esté listo de cara al día 16, por si tuviera que regresar a Madrid para reunirse con el presidente.

Rajoy reiteró estos días desde su tierra natal la postura del Ejecutivo sobre la posibilidad de que comience a tramitarse la ley del referéndum del 1-O, que supondrá una desobediencia absoluta al Tribunal Constitucional: "En un día no se puede aprobar una ley para convocar una consulta con el objetivo de salir de España. Es de sentido común. Si lo hacen, violarían la ley y entonces estaríamos en otro escenario". Ese escenario podría llevar a citar de forma extraordinaria su Consejo de Ministros el mismo día en que la Mesa admita a trámite el texto. "No lo descarto", reconoció. El objetivo marcado desde Moncloa pasa por poder responder de forma inmediata a cualquier hecho jurídico o político que vaya contra la ley.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

En esa misma línea, Felipe VI se ha tomado unas breves vacaciones junto a su familia tras su paso por Palma de Mallorca, donde, además de verse con Rajoy, participó en los actos habituales de cada verano con las autoridades de Baleares. Se desconoce el destino elegido por los Reyes para estos días, aunque todo apunta a que se habrían decantado por un lugar cercano por si la situación en Cataluña requiere de su vuelta de forma inminente. De hecho, el monarca dejó la Zarzuela a sabiendas de que el mismo día 16 podría darse la situación de tener que volver para recibir al presidente del Gobierno. La orden es clara: el despacho debe estar preparado para una reunión urgente entre el jefe del Estado y el líder del Ejecutivo, máxime si el Parlament iniciara los trámites rumbo a la independencia.

En el PP también se acaban las vacaciones esta semana y por la misma razón. De hecho, la primera reunión del gabinete de Rajoy está prevista para el 25 de agosto según la agenda, pero Cataluña podría adelantar la cita a la semana anterior. De ahí que el presidente instara a sus ministros a dejar los despachos a principios de mes para que se aseguraran al menos dos semanas de descanso. Eso sí, con la condición de estar en todo momento localizables por si el reencuentro del Gobierno se anticipaba para tratar el asunto catalán.

La portavoz de Arran, Mar Ampurdanès, y las diputadas de la CUP Anna Gabriel y Mireia Vehí. (EFE)
La portavoz de Arran, Mar Ampurdanès, y las diputadas de la CUP Anna Gabriel y Mireia Vehí. (EFE)

El presidente no ha querido desvelar la hipotética respuesta que su Ejecutivo dará ante la posible tramitación del texto en el Parlament, precisamente por la gravedad que este reto supondría y por las consecuencias que sus responsables deberían asumir. De hecho, Rajoy sigue afirmando que su Gobierno "no hará nada", al menos de momento, "porque no se va a celebrar ningún referéndum". E insiste en que lo que hay que hacer el día 2 de octubre es dar "una imagen al mundo de que este es un país serio en el que las leyes funcionan".

El Constitucional está facultado para recurrir a la Fiscalía y que esta intervenga contra los dirigentes nacionalistas que lo desobedezcan

En realidad, en Moncloa ya contaban con que una vez registrado en la Cámara autonómica el texto del proyecto de ley para el referéndum del 1-O, "se metería en un cajón" después de que el Constitucional admitiera el recurso de Rajoy y suspendiera la reforma del reglamento que planteaba poder tramitarlo por la vía exprés y saltándose las enmiendas de los grupos de la oposición. Así ocurrió el último día de julio y el TC anuló de forma cautelar la reforma del reglamento. Con respecto al siguiente paso, si el texto fuera admitido a trámite por la Mesa, está por ver la decisión que tomaría el Ejecutivo.

Rajoy ya adelantó que interpondría otro recurso ante el Constitucional, aunque en realidad no sería necesario como tal porque ya se ha pronunciado sobre la cuestión. Más bien, podría pedir al tribunal que hiciera cumplir la sentencia que Forcadell y los demás miembros de Junts Pel Sí dicen que se van a saltar. El TC, por su cuenta o a instancias del Ejecutivo, está facultado para recurrir a la Fiscalía y que esta intervenga contra los dirigentes nacionalistas que lo desobedezcan, o bien proceder directamente contra ellos. Con la reforma aprobada en la última legislatura útil, el tribunal puede abrir la vía para suspender cautelar y temporalmente de sus funciones (no inhabilitar) a los miembros de la Mesa, además de multarlos.

Oriol Junqueras conversa con la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. (EFE)
Oriol Junqueras conversa con la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. (EFE)

Aunque todavía está por ver cómo sacarán adelante la ley de ruptura, una de las diputadas de la CUP ya anticipó alguna de las posibilidades existentes, al recordar que el Constitucional solo suspendió en la reforma del reglamento el artículo que hace referencia a la tramitación de la ley por lectura única (135.2) y que, por tanto, la norma podría tramitarse modificando el orden del día de un pleno en el Parlament a petición de dos grupos políticos, el suyo y el que lideran Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, y siguiendo los pasos previstos en la misma reforma que impugnó Rajoy.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios