podría perder la patria potestad

El futuro de Juana Rivas se oscurece: cinco claves para entender el caso

Juana Rivas continúa desaparecida junto a sus hijos. Este martes decidió desobedecer de nuevo las órdenes de un juez y no se presentó a una citación

Foto: Juana Rivas. (EFE)
Juana Rivas. (EFE)

Juana Rivas continúa desaparecida junto a sus hijos. Este martes decidió desobedecer de nuevo las órdenes de un juez y no se presentó a una citación en el marco de la investigación penal sobre si ha cometido delitos de desobediencia a la autoridad judicial, de sustracción interparental de menores y de violencia psicológica habitual contra los hijos, de los que la acusa su ex marido, el italiano Francesco Arcuri. Esta decisión complica de forma muy grave su futuro y la pone en riesgo de perder, no sólo la libertad, sino también la custodia de los dos niños que se niega a entregar al padre.

El caso, que ha alcanzado una enorme notoriedad mediática en este mes de agosto, se oscurece para ella por momentos. Rivas ha dado en los últimos 15 días cinco pasos que la han llevado a esta delicada situación. Se encuentra en busca y captura y la Fiscalía la acusa de un "secuestro" de los dos menores de 3 y 11 años. El padre fue condenado por maltratarla pero la relación se reanudó después. Cuando regentaban juntos un hotel rural en un paraje aislado en una pequeña isla, según su versión, la violencia física se reprodujo.

El futuro de Juana Rivas se oscurece: cinco claves para entender el caso

1. El pasado 26 de julio Rivas lanzó su primer órdago. En rebeldía con una sentencia del Juzgado de Primera Instancia de 3 de Granada, optó por no entregar a los niños a Arcuri que reside en una pequeña isla de Cerdeña. No acudió al punto en el que debía hacer la entrega. Su defensa alegó que huyó de Caloforte con los menores por estar sometida a una situación insostenible de violencia psicológica y física. Tras varias denuncias por violencia de género, se refugió en Maracena (Granada) en 2016. Desde entonces, los pequeños no ven al padre que había dado en principio su consentimiento para el traslado a esta localidad.

2. Horas después, Juana decidió huir. Se encuentra desde entonces en paradero desconocido. La decisión de escapar fue comunicada a los medios de comunicación por su defensa. La Guardia Civil, comienza su búsqueda sin éxito. El padre se ampara en el Convenio de La Haya de 1980, suscrito por España y que regula los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores.

3. Tras esta segunda muestra de rebeldía, la mujer recurrió al Tribunal Constitucional en un intento desesperado de que la amparara para evitar la entrega de sus hijos. El TC rechazó su petición y alegó que no se ha agotado la vía judicial previa. Es decir, los magistrados, sin entrar en el fondo del asunto, consideraron que es pronto para acudir a esta instancia.

4. Se abre una nueva vía judicial. Otro juzgado granadino la cita ahora para investigarla por la desobediencia en la entrega. Ella vuelve a declararse en rebeldía y no aparece. Horas después del momento señalado para la comparecencia, la magistrada encargada de esta parte de la investigación ordena su detención inmediata y asegura que lo acordado civilmente obliga a que los menores sean, inmediatamente y "sin excusa", entregados al padre.

5. En caso de ser localizada, Juana será arrestada y tendrá que comparecer en el Juzgado. Las posibles consecuencias de sus decisiones van desde su ingreso en prisión hasta la pérdida de la patria potestad de sus hijos que, además, tendrían que ser trasladados de forma urgente a Italia con el padre, aseguran las fuentes jurídicas consultadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios