PARA EXPLICAR POR QUÉ NO ASUME RESPONSABILIDADES

Sánchez e Iglesias llegan a su primer pacto e intentan forzar la comparecencia de Rajoy

El líder socialista cede a la exigencia del jefe de Podemos y acuerdan registrar la petición, pero aún no tienen los votos para que salga adelante. Montero y Robles coordinarán la gestión

Foto: Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, durante su última reunión juntos, el pasado 17 de julio en el Congreso. (EFE)
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, durante su última reunión juntos, el pasado 17 de julio en el Congreso. (EFE)

Mariano Rajoy puede estar algo más cerca de tener que comparecer en el pleno del Congreso para explicar "los motivos por los que se niega a asumir responsabilidades políticas por los casos de corrupción" que acorralan a su partido. Es el resultado de la primera acción conjunta de PSOE y Unidos Podemos. Ambos grupos registraron de manera conjunta la petición de que el presidente del Gobierno acuda al hemiciclo de manera urgente y tienen los votos suficientes para lograrlo. Quedaría en manos de la presidenta de la Cámara Baja, la popular Ana Pastor, fijar la fecha de la sesión si finalmente se materialice la votación en el seno de la Diputación Permanente, que es el órgano que sustituye al pleno en periodos de vacaciones parlamentarias, como es el caso. Todo dependerá del voto decisivo del PNV si Ciudadanos apoyara al Gobierno.

La iniciativa partió de Pablo Iglesias. Fue el secretario general de la formación morada quien intentó este miércoles marcar el paso al PSOE. Salió en rueda de prensa nada más concluir la comparecencia de Rajoy como testigo ante los jueces de la Audiencia Nacional, y adelantó que propondría a Pedro Sánchez forzar que el jefe del Ejecutivo acudiera al pleno cuanto antes. El líder socialista quería fijar ayer por tierra, mar y aire que su partido exigía la dimisión inmediata del presidente, y ante la pregunta —la única pregunta que admitió— de si aceptaba el envite de Iglesias, se limitó a decir que era el PSOE el que definía las "estrategias como líder de la oposición".

La petición conjunta es el primer fruto palpable desde la reunión de los dos equipos, la semana pasada en el Congreso. Iglesias se apunta el tanto

La proposición cuajó esta mañana de jueves. Sánchez e Iglesias acordaron solicitar, de manera conjunta, la comparecencia urgente de Rajoy en el pleno para explicar por qué no asume responsabilidades políticas por los casos de corrupción del PP y que le llevaron a declarar como testigo en la Audiencia. Ambos grupos adelantaron que las portavoces parlamentarias, Margarita Robles e Irene Montero, serían quienes coordinarían la gestión. Era la primera plasmación práctica de su acercamiento, el primer fruto tangible más de una semana después de que capitanearan la primera reunión con sus respectivos equipos. El tanto era para Iglesias, aunque también es verdad que el líder socialista había hecho de la exigencia de comparecencia del jefe de los populares un motivo de combate con la gestora. Pero cuando ganó las primarias, esa reclamación quedó aparcada.

Los números para su petición conjunta podrían dar. La Diputación Permanente, que es la que funciona en estos meses de julio y agosto hasta que en septiembre comience el periodo ordinario de sesiones, se compone de 65 miembros. PSOE, que dispone de 15 miembros, y Unidos Podemos (12) necesitan la mayoría simple para que su propuesta salga adelante. O sea, más síes que noes. A sus 27 síes se suman los apoyos de ERC (2) y de tres de los cuatro miembros del Mixto que están en el órgano: PDeCAT (1), Compromís (1) y Bildu (1). A esos 32 respaldos habría que añadir el voto a favor o la abstención del PNV, cuyo portavoz, Aitor Esteban, no obstaculizará que Rajoy acuda al pleno aunque entiende que el foro más práctico para que se explique es el que inicialmente estaba previsto y el que programaron los grupos de la oposición: en la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP.

Sánchez e Iglesias llegan a su primer pacto e intentan forzar la comparecencia de Rajoy

¿Qué formato es mejor?

Y lo que haga el PNV podría ser decisivo. El PP cuenta con 24 votos más el de la presidenta, Ana Pastor. Y podría recibir el auxilio de Ciudadanos (6) y del representante de Unión del Pueblo Navarro (1), partido con el que concurrió en las generales. En total, 32. En ese caso, para decantar la balanza a favor de PSOE y Unidos Podemos, haría falta el sí de los nacionalistas vascos (33 frente a 32), puesto que si el empate a 32 se repite tres veces seguidas, decae la iniciativa.

El voto del PNV es decisivo si finalmente Ciudadanos decide alinearse con el Gobierno. Los nacionalistas basculan entre el sí y la abstención

No obstante, tampoco está claro qué hará Ciudadanos. Su líder, Albert Rivera, sí aseguró este jueves que no apoyará que Rajoy comparezca en el pleno del Congreso porque eso solo le permitiría dar un "mitin" y decir "lo que le dé la gana". Pero no concretó si sus diputados se abstendrán o votarán en contra de la solicitud acordada por Sánchez e Iglesias. En caso de que la formación naranja optase por la abstención, el voto del PNV no sería decisivo: la iniciativa saldría adelante, ya que solo requiere mayoría simple (más síes que noes) y no absoluta (33). Rivera prefiere que el presidente acuda a la comisión de investigación, tal como estaba previsto, porque ese formato le obliga a no mentir y permite un "careo" más ágil entre los intervinientes, por lo que puede resultar más práctico. Tanto PNV como Ciudadanos son aliados parlamentarios del Ejecutivo. Ambos apoyaron sus Presupuestos de 2017 y facilitaron la aprobación del techo de gasto de las cuentas de 2018.

Pastor tiene la potestad de convocar la Diputación Permanente en la fecha que ella elija, y por ahora en la Cámara Baja se contaba con que habría una sesión a finales de agosto. Ello llevaría a que, si se aprobase la petición de las dos formaciones de izquierda, el pleno tuviera que celebrarse ya en septiembre, en periodo ordinario de sesiones. También la presidenta es la que decide el día del pleno. En suma, que el Gobierno cuenta con varias llaves maestras para dilatar los plazos, si así lo desea.

Margarita Robles, durante sus declaraciones a los medios este 27 de julio. (EFE)
Margarita Robles, durante sus declaraciones a los medios este 27 de julio. (EFE)


La portavoz socialista justificó la necesidad de que Rajoy comparezca en el pleno para dar cuenta de las "lagunas y omisiones" de tipo político que dejó el miércoles en su declaración como testigo ante la Audiencia. Robles, en declaraciones a los medios, sostuvo que el presidente debe aclarar en sede parlamentaria las cuestiones que "dejó sin contestar" durante la vista. Vacíos que son "omisiones, de mirar para otro lado ante conductas que claramente pueden ser constitutivas de delito". Se trataría de exponer asuntos que "han generado inseguridad".

Robles alegó que el PSOE no ha cambiado de actitud: acudir al pleno del Congreso, dijo, no es incompatible con que vaya a la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, ya que ambas declaraciones pueden ser complementarias. La portavoz aprovechó para poner el acento en la "falta de respeto" mostrada por Rajoy ante los jueces y la "arrogancia y displicencia" con que el presidente despachó las preguntas de las acusaciones, las defensas y la Fiscalía. Una actitud que Robles atribuyó a la forma que tiene de comportarse con la oposición, informa EFE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios