citado como testigo en el caso Gürtel

Rajoy acudirá solo a la Audiencia Nacional para preservar la imagen del Gobierno

El jefe del Ejecutivo seguirá el mismo guion argumental de los ex secretarios generales: los dirigentes son ajenos a las decisiones de financiación, como fijan los estatutos del partido

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

Mariano Rajoy prepara su comparecencia de este miércoles como testigo ante la Audiencia Nacional sobre el caso Gürtel persuadido de que lo mejor para quitarle relevancia es aparentar "normalidad", por lo que acudirá al tribunal sin acompañamiento alguno de miembros o altos cargos del Gobierno. Además, aunque vaya a declarar sobre asuntos del partido, en fuentes de la dirección del PP aseguran que tampoco está decidido que vaya escoltado por dirigentes del aparato de Génova.

El jefe del Ejecutivo seguirá el mismo guion argumental de los ex secretarios generales Ángel Acebes y Javier Arenas, citados el mes pasado por la Audiencia: los dirigentes políticos del PP son ajenos a las decisiones de gestión financiera porque estas corresponden a los tesoreros y gerentes, como fijan los estatutos del partido. En el caso de Rajoy, se da la circunstancia de que cuando sucedieron los hechos investigados (año 2003), era vicepresidente del Gobierno y dentro del organigrama de su formación política ocupaba una vicesecretaría y era ajeno a los preparativos de las elecciones municipales.

Rajoy acudirá solo a la Audiencia Nacional para preservar la imagen del Gobierno

El origen de la trama Gürtel, que es lo que se trata en el juicio, afecta a la presunta financiación de las campañas del PP en las localidades madrileñas de Majadahonda y Pozuelo. A ese dato se atendrá Rajoy para explicar que poco puede aportar a la investigación, dado que no conocía ni tenía que conocer cómo se pagaban esos gastos electorales ni de otros miles de pueblos donde su partido concurría a los comicios.

Sobre las andanzas de Francisco Correa, en medios de Génova recuerdan que "cortaron" con las empresas del jefe de la trama cuando el hoy presidente del Gobierno se puso al frente de la formación al año siguiente, en 2004.

Mientras en el PP quieren presentar una imagen de "normalidad absoluta" y de colaboración plena con la Justicia ante la cita de su jefe, sus principales dirigentes siguen indignados con la decisión del tribunal de someter al jefe del Ejecutivo a la "pena de telediario". Aunque acuda como testigo, la presencia de Rajoy en todos los medios de comunicación nacionales e internacionales en un juicio sobre corrupción es un duro golpe para la imagen del presidente del PP.

En la medida de lo posible, el jefe del Ejecutivo prefiere preservar de los efectos de esas imágenes a la institución que representa, insisten en fuentes gubernamentales, quienes invocan el propio auto de la Audiencia y lamentan que no admitiera la declaración por videoconferencia, como suele ser habitual en esos casos. Rajoy irá al tribunal y saldrá del mismo solo. No está previsto que le acompañe ni un secretario de Estado y en la sede de Génova todavía no saben si acudirá algún vicesecretario.

Será la primera vez que un presidente del Gobierno en ejercicio se sienta en un tribunal de la Audiencia Nacional. Cuando Felipe González declaró ante el Supremo por el caso GAL, ya había dejado el poder. Para restar importancia a la cita, en el PP han repasado los precedentes inmediatos en el extranjero y han encontrado los casos del primer ministro del Reino Unido David Cameron, de los franceses Lionel Jospin y Dominique Villepin, del polaco Donald Tusk y de la chilena Michelle Bachelet.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios