EN LAS DIRECCIONES AUTONÓMICAS

Podemos lleva la democracia directa al extremo con la elección de cargos por sorteo

Las direcciones del partido en Valencia y Murcia elegirán a parte de sus consejeros mediante sorteo, un sistema que se pretende implantar también en Baleares y Aragón

Foto: Pablo Iglesias, junto a los miembros del consejo ciudadano estatal de Podemos, durante el cierre de la asamblea de Vistalegre II. (EFE)
Pablo Iglesias, junto a los miembros del consejo ciudadano estatal de Podemos, durante el cierre de la asamblea de Vistalegre II. (EFE)

El politólogo belga David Van Reybrouck planteaba en su último ensayo, 'Contra las elecciones', una pregunta en forma de sugerencia: ¿y si sorteáramos la democracia? Solo unos meses después, Podemos ha recogido el guante, ensayando este mecanismo, que ya se utilizaba en la Grecia clásica, en dos de las direcciones autonómicas que acaban de celebrar su asamblea territorial: Murcia y Valencia. En esta última, de las 57 personas que forman el recién constituido consejo ciudadano, el máximo órgano de decisión entre asambleas, 10 serán elegidas por sorteo y deberán rotar dentro de dos años, coincidiendo con el ecuador del mandato. Seis de los 12 integrantes de la comisión de garantías, que todavía no se ha constituido, también se elegirán por sorteo.

El 17,5% de los consejeros se elegirán así por sorteo, y serán cargos rotatorios, el mismo porcentaje que el que se implantará en la dirección murciana. El objetivo es que este sistema se experimente también en Baleares y Aragón, que celebrarán sus asambleas territoriales el próximo mes de septiembre. En ambas comunidades se están produciendo ya conversaciones con las distintas corrientes y explicando este mecanismo en los círculos “con muy buena aceptación”. No solo en Podemos se está experimentando con estos métodos, también Izquierda Unida en Andalucía elegirá por sorteo al 15% de sus 337 delegados para el congreso que celebrará en octubre.

Salvador Mestre (c) y Pablo Olmos (d), durante una rueda de prensa. (EFE)
Salvador Mestre (c) y Pablo Olmos (d), durante una rueda de prensa. (EFE)

El primer consejo en el que se adoptó la decisión de introducir esta herramienta democrática ha sido el de la Región de Murcia hace apenas un mes. No en vano, uno de sus consejeros, elegido en primarias no por sorteo, ya planteó esta idea en la asamblea fundacional de Vistalegre, y la volvió a defender, con más fortuna, en los documentos organizativos autonómicos. Se trata de Pablo Olmos, que además es responsable del área de Participación, y que junto a Salva Mestre, edil de Participación, Ciudadanía y Transparencia en la localidad de Silla, encabeza la corriente 'Profundización democrática', que pactó con el equipo de Íñigo Errejón en Vistalegre II.

En unas primarias, si no estás dentro de una corriente organizada tienes muy pocas probabilidades de salir elegido

En el documento organizativo conjunto, se planteaba que cuatro consejeros estatales se eligiesen por sorteo y rotasen anualmente. El texto salió derrotado frente al encabezado por Pablo Iglesias, pero se logró visibilizar y abrir la puerta a implantarlo en las direcciones regionales, como comienza a ocurrir. “Gracias a aquella propuesta, ahora se nos ha escuchado más, como es el caso de Valencia, y aunque no fuese aprobada a nivel estatal, en los territorios hay cierto margen de autonomía”, explica Olmos, para quien la combinación de elecciones y 'sorteismo' solo tiene ventajas.

En primer lugar se rompe la dinámica de “política de bloques”, explica Olmos en referencia a las corrientes, evitando que estas tengan el control de los órganos y que militantes de base no alineados con ningún sector puedan aportar igualmente y hagan más diverso el debate. “En unas primarias, si no estás dentro de una corriente organizada tienes muy pocas probabilidades de salir elegido, y en los órganos se impone el control de unas mayorías que además disminuyen la deliberación, haciendo que no funcionen todo lo bien que se debería”, añade.

Vista general del consejo ciudadano estatal de Podemos. (EFE)
Vista general del consejo ciudadano estatal de Podemos. (EFE)

El ahorro de costes derivados de las campañas y la oportunidad que se brinda a los militantes para conocer desde dentro los debates y la toma de decisiones son otros de los elementos “enriquecedores” para la organización que destaca el dirigente murciano. Por último, pone de relieve que de esta manera se combate la desventaja de partida que tienen las personas menos conocidas o de zonas rurales, que siempre suelen tener menos votos en las primarias que las de la ciudad. “Con el sorteo, todas estas cuestiones se corrigen”, zanja Olmos.

La mitad de los miembros del comité de garantías también se elegirán mediante sorteo en Valencia

La elección por sorteo de la mitad de los miembros pertenecientes a la comisión de garantías, un órgano que por su función está sujeto a las presiones y suele ser blanco de las críticas, contribuye a eliminar la desconfianza ante la posibilidad de que sus resoluciones sean de parte. “Con ello es imposible que ninguna corriente capitalice las comisiones de garantías”, explican desde el equipo de 'Profundización democrática', poniendo como ejemplo el sorteo de los jurados para las oposiciones, puesto que “cuando no se produce, hay mayor tendencia a que el proceso no sea limpio”.

En la vida interna de Podemos ya ha podido cotejarse la mayor neutralidad que proporcionaría este sistema, según defienden, con los comités electorales elegidos para preparar las asambleas y primarias. “Cuando no se eligen por sorteo, cualquiera de las resoluciones o decisiones sobre los debates entre candidatos —como en los procesos estatales—, por ejemplo, tienen la sospecha de que pueden ser partidistas y se genera conflicto”, añaden.

La democracia por sorteo en Podemos se circunscribe al plano territorial, combinándolo con las primarias y en todo caso para los cargos orgánicos. En el caso de los candidatos para listas electorales, ni estaría permitido este mecanismo por estatutos ni sus principales defensores en el seno de la organización lo ven conveniente. Tampoco para los órganos unipersonales, como es el caso de las secretarías generales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios