por la desaparición de 1,8 millones públicos

Villar, al juez, hace dos semanas: "En 28 años de presidente, solo he firmado un cheque"

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol declaró hace 13 días ante el Juzgado número 4 de Majadahonda en otra de las dos causas que siguen abiertas contra él

Foto: Ángel María Villar, ayer, tras ser detenido por la Guardia Civil. (Reuters)
Ángel María Villar, ayer, tras ser detenido por la Guardia Civil. (Reuters)

"En 28 años que llevo de presidente, creo que he firmado un cheque en mi vida". Así se expresó el máximo representante de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, el pasado 5 de julio durante su declaración en calidad de investigado ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda, que rastrea el caso Haití, que indaga por qué el organismo justificó falsamente la subvención de 1,8 millones de euros adjudicada por el Consejo Superior de Deportes para la puesta en marcha de proyectos solidarios en el país caribeño.

Villar, que fue detenido ayer en el marco de una nueva operación policial dirigida por la Audiencia Nacional, trató de desmarcarse durante las casi tres horas que duró la declaración de toda responsabilidad en la justificación de la subvención, destinada inicialmente a la puesta en marcha en Haití de escuelas de fútbol, unas jornadas internacionales de igualdad en el deporte y un campus de tecnificación para niños. El dinero, aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tras el terremoto que devastó la zona, nunca llegó a su destino, los programas no se llevaron a cabo y Villar tuvo que devolver el dinero más los intereses, aunque solo después de que saltara el escándalo y el Consejo Superior de Deportes le reclamara los fondos. Según el presidente federativo, únicamente cuando ve en los medios el tema pide una convocatoria de la junta general para abordar esas "irregularidades".

"En agosto de 2016, el secretario de Estado me envió una resolución manifestándome que se abría expediente (…). Bien, a tenor de eso, yo leí esa resolución e inmediatamente la entregué al órgano que corresponde, que es el que tiene el control de las subvenciones, que es el Administrador General de la Real Federación Española de Fútbol. Empecé ahí a conocer esos hechos. Pregunto a los responsables tanto de la Fundación como de la RFEF y me dicen que todo está bien. Pero al poco tiempo, uno o dos meses aproximadamente, cuando sale la información en los medios, (…) me preocupo", explicó Villar durante los primeros minutos de su declaración.

"Nunca he firmado nada; en las subvenciones, no he firmado nada, y no he dado la orden de pago de nada de nada de nada, porque además no me corresponde", apuntó el presidente de la RFEF, que señaló en todo momento a los ya expulsados del organismo Jorge Pérez, ex secretario general, y José María Castillón, ex administrador general, como responsables únicos de velar por que todas las subvenciones públicas sean convenientemente justificadas. "No hay norma estatutaria ni emanada del poder legislativo que diga que el presidente tiene que justificar las subvenciones", sentenció Villar, que atribuyó toda la investigación a que se acercaban las elecciones federativas.

Villar, al juez, hace dos semanas: "En 28 años de presidente, solo he firmado un cheque"

"Desde que se concedió la subvención hasta mayo de 2012, todas las comunicaciones del CSD se dirigían al secretario general, no al presidente. Desde 2012 hasta 2016 (...) cambian y me comunican a mí una. ¿Casualidades? Ya le digo que es año de elecciones", insinuó el máximo responsable de la RFEF, que comparecerá hoy ante el Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional, que ha iniciado una investigación en paralelo al caso Haití contra Villar y otros directivos de la federación. Ambas causas, así como el conocido como caso Recre, son dirigidas por la Fiscalía Anticorrupción.

Villar, que pasará hoy a disposición judicial en el marco de esta nueva investigación iniciada tras una denuncia del Consejo Superior de Deportes, insistió durante su comparecencia en el caso Haití que él no tiene tareas en el día a día más allá de la representación política y el marcar las estrategias generales. Admitió haber sido él quien ordenó pedir las ayudas para poner en marcha el proyecto solidario, pero se desmarcó de la labor de justificación. El caso Haití se inició como consecuencia de la denuncia que interpuso el presidente de la Escuela Nacional de Entrenadores, Miguel Ángel Galán, quien también es rival de Villar en la carrera por las elecciones federativas.

En la causa iniciada ayer por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, se investigan hechos que inicialmente no tienen nada que ver con las subvenciones no justificadas de Haití ni con el pago de la deuda a los clubes Marino de Tenerife y Recreativo de Huelva, asunto que instruye otro juzgado de Majadahonda y en el que también está involucrado Villar. Las diligencias de la Audiencia Nacional, por las que comparecerá hoy Villar, se refieren a la contratación de empresas relacionadas con el hijo del presidente federativo, Gorka Villar, para tareas de asesoramiento en la celebración de partidos de la Selección española.

De hecho, además de Villar, también fue detenido ayer su hijo, así como el vicepresidente económico del organismo y presidente de la Federación Tinerfeña de Fútbol, Juan Padrón —imputado también en el caso Recre—, y el secretario de esta última institución, Ramón Hernández. Los investigadores sospechan que los cuatro habrían participado en el desvío de fondos de la RFEF en el marco de la celebración de encuentros amistosos de la Selección de España. En concreto, según las primeras indagaciones, tras pactar partidos con responsables de selecciones nacionales de otros países, las federaciones de estos últimos abonaban falsos servicios de asesoramiento a mercantiles vinculadas a Gorka.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios