Santiago Caballero Mendaña

El laureado jefe de la Guardia Civil que niega medallas al resto: solo merecen las gracias

El jefe de la comandancia de Madrid, condecorado en numerosas ocasiones, se opone a que premien a dos de sus oficiales porque los guardias civiles solo pueden recibir "la gratitud"

Foto: Oficiales de la Guardia Civil, durante la última entrega de despachos en Zaragoza. (EFE)
Oficiales de la Guardia Civil, durante la última entrega de despachos en Zaragoza. (EFE)

El coronel jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid, Santiago Caballero Mendaña, está encantado de recibir condecoraciones para sí mismo. Sin embargo, no parece gustarle tanto la cosa cuando los laureados son sus subordinados. El responsable del instituto armado en la Comunidad de Madrid ha sido premiado en varias ocasiones por sus méritos profesionales. Solo en 2011, por ejemplo, fue galardonado con la Encomienda de la Orden del Mérito civil, la Medalla al Mérito de la Seguridad Vial en categoría bronce con distintivo azul o el Comendador de la Orden al Mérito de la República de Chile.

No tiene la misma actitud, no obstante, cuando el condecorado es alguno de sus subordinados. El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Colmenar Viejo (Madrid), Juan Serrano, trasladó el año pasado al coronel jefe su intención de conceder la Medalla de Protección Civil Bronce con distintivo rojo al capitán de la Compañía Quinta, Francisco S. B., que se ocupa del municipio y de otra quincena de poblaciones más de la misma zona, y la Medalla al Mérito de la Policía Local al alférez jefe del Puesto de Colmenar, José Manuel C. G. por sus "manifestas y permanentes colaboraciones" con el consistorio, con Protección Civil y con la Policía Local.

En dos misivas remitidas a Caballero Mendaña los días 18 y 31 de agosto de 2016, el concejal le transmite su iniciativa en tono cordial y añade que queda a su disposición. "Me dirijo a usted para comunicar este acontecimiento y para comprobar que no existe ningún inconveniente en la concesión de esta distinción", añade el edil de Colmenar Viejo. Sin embargo, apenas una semana después, el coronel jefe le responde también a través de carta. En concreto, el 5 de septiembre de 2016, el máximo responsable de la comandancia contesta al edil municipal que rechaza la iniciativa porque los guardias civiles tan solo merecen que se les dé las gracias por su labor, ya que no hacen más que cumplir con su obligación.

"Permítame que le transcriba un párrafo de nuestro Reglamento Fundacional que dice que 'el guardia civil no hace más que cumplir con su deber en el transcurso del servicio y lo único que le es permitido esperar de aquellos a quienes favorece es tan solo un recuerdo de gratitud y la mayor de sus recompensas, la satisfacción del deber cumplido', por lo que le ruego reconsidere el carácter restrictivo de estas recompensas y ponga en conocimiento de esta jefatura los hechos meritorios que concurran con objeto de evitar agravios comparativos y tener elementos de juicio suficientes, en cuyo caso se ponderarían los méritos para la recompensa a que hubiese lugar", responde Caballero Mendaña en una misiva que no tarda tampoco en ser replicada nuevamente por el concejal.

"Según el Reglamento de la Policía Local de Colmenar Viejo, la Medalla podrá ser concedida a instituciones y personas que se distingan por su manifiesta y permanente labor de colaboración con la Policía Local", argumenta el concejal apenas dos días después. El 7 de septiembre, el edil concreta que "desde hace más de dos años", que es cuando se incorporó al puesto José Manuel C. G., han mejorado "la coordinación y colaboración" entre fuerzas de seguridad y los indicadores de seguridad ciudadana, "se ha reducido la criminalidad en las infracciones penales que más alarma social generan", "se han establecido planes conjuntos entre Guardia Civil y Policía Local para reducir robos en viviendas, zonas rurales y comerciales" así como en acontecimientos festivos y "ha existido un intercambio fluido de información policial de interés entre ambos cuerpos que ha hecho que la actividad de la Policía Local haya sido mucho más efectiva", como prueban las detenciones de bandas dedicadas a atracar inmuebles.

Respecto al capitán Francisco S. B., el concejal destaca la "estrecha colaboración" tanto en la aprobación del Plan Territorial de Protección Civil como en otros asuntos. De hecho, asegura el edil, esta "ha ido más allá del cumplimiento de su deber como servidor público". "El oficial ha atendido todas las colaboraciones realizadas por la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Colmenar Viejo y por el Servicio de la Policía Local, lo que ha supuesto llevar a cabo planes de prevención e intervención en aquellos acontecimientos donde pudiera haber existido una situación de riesgo para las personas, como son las fiestas patronales u otras actividades multitudinarias".

Tras exponer la retahíla de labores de colaboración, como reclamaba el coronel jefe en su carta de respuesta, el concejal deja claro que le importa bien poco la opinión del responsable de la comandancia y asegura que, a pesar de su opinión, el consistorio galardonará a los dos mandos del instituto armado. "El alcalde adoptará el acuerdo de la concesión de esta condecoración previa instrucción del correspondiente expediente por considerar que el oficial jefe de la compañía de la Guardia Civil Francisco S. B. así como el alférez José Manuel C. G. son merecedores" de la misma.

Según explican desde la comandancia de Madrid, Caballero Mendaña se opuso a la concesión de las dos medallas porque el concejal debía haberse puesto en contacto con él antes de la aprobación de la condecoración por parte del pleno así como porque ambos condecorados son responsables de la seguridad de 16 municipios, entre los que se encuentra Colmenar Viejo, y no sería congruente, a su juicio, que todos ellos les premiaran.

Caballero Mendaña lleva al frente de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid desde septiembre de 2014, cuando fue nombrado en sustitución de Domingo Aguilera Martínez, que pasó a la reserva. El coronel jefe tiene 56 años y ocupaba el puesto de jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Madrid antes de ser ascendido a máximo responsable de la comandancia. El alto mando ha pasado también por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, por el Servicio de Información (antiterrorismo) y por el Grupo de Acción Rural (GAR) del País Vasco.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios