La oposición acosa a Naseiro y el PP llama "cobardes" al resto de partidos
  1. España
GRANDES DIFICULTADES PARA SEGUIR LOS DISCURSOS

La oposición acosa a Naseiro y el PP llama "cobardes" al resto de partidos

La actual tesorera del PP, Carmen Navarro, y dos de sus antecesores, Rosendo Naseiro y Ángel Sanchís, acuden hoy al Congreso de los Diputados para comparecer

placeholder Foto: El extesorero del PP Rosendo Naseiro. (EFE)
El extesorero del PP Rosendo Naseiro. (EFE)

Rosendo Naseiro (82 años), primer tesorero del PP en el tránsito de la vieja Alianza Popular al partido refundado por José María Aznar en 1990, pasó por el Congreso para someterse al acoso de los diputados de la oposición dentro de la comisión creada sobre la presunta financiación ilegal de los populares. Pero la sordera, los fallos de memoria y la retranca del compareciente por un lado, añadida a la sobreactuación e incluso los insultos de portavoces como Toni Cantó, convirtieron la sesión en un espectáculo inédito en la Cámara centrado en el interés del PSOE, Podemos, Ciudadanos y ERC en airear un asunto archivado por el Tribunal Supremo hace casi tres décadas: el 'caso Naseiro'.

Las condiciones físicas y mentales del extesorero no frenaron al primer portavoz, el socialista Felipe Sicilia, quien intentó someter a Naseiro a un interrogatorio de fiscal de película con largas y prolijas citas de la época y distintos sumarios pese a la evidencia de que el aludido tenía grandes dificultades para seguir los discursos previos del representante del PSOE.

Una y otra vez, Naseiro se quejó de tener que hablar del episodio de su encarcelamiento acusado por tentativa de cohecho con el recordatorio de que fue archivado en su día, negó haber captado fondos de forma ilegal para el PP e insistió en que con las subvenciones estatales le bastó para hacer frente a las campañas electorales. Preguntado por la 'caja B' de los populares que Luis Bárcenas dijo que procedía de esa época, el extesorero respondió que todo era mentira.

Las interrupciones en el 'interrogatorio' del socialista fueron constantes. Naseiro pedía concreción y claridad, "y no discursos" a Sicilia. Por el Grupo Popular, Fernando Martínez-Maillo, protestaba por ese acoso a Naserio y el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, se repartía para aclarar al compareciente lo que le preguntaban, invitar a Sicilia a mantener las formas y responder a las quejas del dirigente del PP.

Joan Tardá (ERC) reconoció que el espectáculo de los diputados cargando contra un octogenario con problemas de sordera y memoria era perjudicial para la imagen de la comisión. Pero no era autocrítica por haber forzado la comparecencia de Naseiro junto con socialistas, podemitas y riveristas: se preocupaba por si el PP se podía beneficiar de la sesión, que calificó de "circo".

Foto: Imagen de la señal institucional de la Audiencia Nacional del extesorero del PP Rosendo Naseiro cuando declaró el pasado marzo. (EFE)

Naseiro se defendió de los ataques del republicano y de que aludiera a sus condiciones físicas. "Pues a ver si llega usted a mi edad", le soltó al independentista para añadir con sorna que dado su sobrepeso igual ni llegaba a sus 82 años. "Está usted muy gordo", remachó.

Visto el panorama, el portavoz del PNV, Mikel Legarda, desistió de hacer preguntas. Por el contrario, Toni Cantó empezó por faltar al respecto a Naseiro por su sordera, lo que obligó a una nueva interrupción por las protestas de los diputados del PP. El parlamentario de Ciudadanos 'logró' que el extesorero calificara de hombre de izquierdas y "rojo" al juez Manglano, el que le encarceló en 1990, y que insistiera en que el PP en su época sólo tenía una contabilidad.

Por Podemos, Carolina Bescansa planteó un interrogatorio muy educado y dirigido a que Naseiro dijera que hubo 'caja B' como asegura Luis Bárcenas. Pero el extesorero sólo admitió la posibilidad de que ese tipo de prácticas se diera en alguna provincia, no en la sede central de la calle Génova.

El Grupo Popular cerró la comparecencia proclamando su indignación con las intervenciones de los portavoces de la oposición. Eloy Suárez les acusó de "cobardía" al mismo tiempo que invitaba a Naseiro a no pedir perdón por su edad, su sordera ni sus fallos de memoria. En el caso concreto de Cantó dentro del "bochornoso espectáculo" que había ofrecido, resaltó el dato de que el riverista hubiera insultado "a un señor de 82 años".

El representante de los populares aprovechó para insistir en que la comisión parlamentaria puesta en marcha en la Cámara es un "juicio paralelo" para "acogotar" a su partido en el que "todo vale”.

Sanchís con Fraga y el silencio de Navarro

Después de la comparecencia de Naseiro, las de los otros extesoreros del PP citados que le siguieron dejaron aún más en evidencia a la comisión. Ángel Sanchís, responsable de las finanzas de Alianza Popular en los años ochenta, demostró estar en plenas facultades mentales y aprovechó las preguntas de los portavoces de la oposición para contar las batallas de su época para mantener a flote el proyecto político de Manuel Fraga, cuando se encargaba de buscar donativos entre los empresarios, empeño entonces legal.

Sanchís se deshizo en elogios hacia el fundador de AP, defendió con pasión su honradez, inteligencia y patriotismo (para escándalo de Joan Tardá), e ilustró a los reunidos sobre el cuidado de sus plantaciones de limoneros y otras de sus actividades empresariales.

Álvaro Lapuerta, tesorero ya de la época moderna y que fue jefe de Bárcenas, no pudo acudir a la cita del Congreso por su demencia avanzada (tiene 89 años), por lo que cerró el ciclo de comparecencias del día Carmen Navarro, actual responsable de las finanzas del PP. La encargada de suceder en el cargo a Juan Manuel Romay en 2012 se atuvo en todo momento al guión de no meter en líos a su partido. Se negó a hablar del caso concreto en el que está imputada (el de la destrucción de los discos duros del ordenador de Bárcenas), se desmarcó de cualquier gestión anterior a la suya y se acogió a la ley de protección de datos y a la normativa del Tribunal de Cuentas para no detallar el régimen de retribuciones de la sede central de su partido. Lo que sí afirmó es que el PP no paga ‘sobresueldos’ ni paga alguna en dinero negro.

Navarro sí accedió a explicar a los portavoces de la oposición los mecanismos de financiación, fiscalización y administración de los partidos en general y las diferencias entre las cuentas de las formaciones y de los grupos municipales, cuestiones que algunos intervinientes demostraron desconocer por completo.

El presidente de la comisión, Pedro Quevedo, consciente del espectáculo del desarrollo de la comisión, advirtió ante los representantes de los grupos que en el momento en que llegue a la conclusión de que no sirve para nada dejará el puesto.

Corrupción Partido Popular (PP) Rosendo Naseiro Ángel Sanchís Finanzas Congreso de los Diputados