REUNIÓN DE MIEMBROS DE LA EJECUTIVA CON UNA REPRESENTACIÓN DE PRIMEROS EDILES

El presidente de la FEMP avisa: los alcaldes "no pueden ni deben" cooperar con el 1-O

Caballero subraya que los ayuntamientos no han de ayudar de ningún modo en un referéndum "ilegal". Ferraz prefiere no entrar en casos de regidores del PSC que colaboren con la consulta

Foto: Abel Caballero, jefe de la FEMP, con Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, este 5 de julio. (Borja Puig | PSOE)
Abel Caballero, jefe de la FEMP, con Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, este 5 de julio. (Borja Puig | PSOE)

Uno de los agujeros de la Ley de Referéndum presentada ayer martes por Junts pel Sí y la CUP es cómo hacer que los ayuntamientos catalanes pongan a disposición de la Generalitat los locales de votación para la consulta unilateral. Y el problema lo tendrá el Govern con las corporaciones gobernadas por los socialistas, la mayoría de las cuales se opondrá, aunque persisten las dudas de que hará un puñado de primeros ediles. Los consistorios catalanes, en cualquier caso, ya han recibido una carta del Ejecutivo central advirtiéndoles de que han de respetar la ley.

El mensaje de que no cooperen también lo lanza el PSOE. Y, este martes, de modo rotundo y sin ambages, Abel Caballero, el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP): "Cooperar con un referéndum manifestamente ilegal es una ilegalidad. Mi planteamiento es que los ayuntamientos demócratas y democráticos no pueden cooperar con una acción profundamente antidemocrática e inconstitucional. No pueden cooperar de ningún modo. Sabemos lo que es nuestra obligación frente a un referéndum unilateral y secesionista. Sabemos muy bien como ayuntamientos que ni podemos, ni debemos, ni vamos a cooperar" con el 1 de octubre.

Caballero dejaba su aviso en la sede socialista de Ferraz, adonde acudió a una reunión con miembros de la ejecutiva federal —a la que pertenece, como presidente de la FEMP— y con una representación de primeros ediles, encabezados por el de Don Benito (Badajoz), José Luis Quintana, presidente del consejo de alcaldes, órgano de nueva creación dentro del PSOE. Y después compareció con el secretario de Relaciones Institucionales de la dirección de Pedro Sánchez, el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Pero fue Caballero quien expresó la opinión de forma más clara.

El presidente de la FEMP avisa: los alcaldes "no pueden ni deben" cooperar con el 1-O

El regidor vigués sí reconoció que no es función de la entidad que dirige "decir a los ayuntamientos" que deben cumplir la ley, porque "va de suyo", pero él sí quiso manifestar su opinión contraria a toda laxitud. "No corresponde a líderes de ayuntamientos apoyar ese referéndum y dar apoyo" a su celebración. Aviso que iba, obviamente, para las corporaciones independentistas pero también a los primeros ediles del PSC que puedan eventualmente cooperar, pese a la prohibición de su partido y de Ferraz.

Respuesta a Zapatero

Gómez de Celis rehusó meterse en el charco. La dirección ha aprendido de lo que ocurrió la semana pasada, cuando distintos dirigentes ofrecieron distintos pareceres, y prefiere no entrar en el escenario futuro porque parte de la base de que la consulta unilateral será paralizada. "No debemos entrar en hipótesis. Cuando se den los casos [de alcaldes del PSC que ayuden en el referéndum] analizaremos", aseguró el dirigente sevillano, quien recordó que la Generalitat no ha podido siquiera ni contratar a la empresa que fabrique las urnas del 1-O.

Gómez de Celis dice que los socialistas "deberían estar a favor" de los homenajes a Blanco. Caballero va más allá: no hacerlo es "rechazable y detestable"

El secretario de Relaciones Institucionales tampoco quiso ir más allá de lo manifestado ayer martes en rueda de prensa por Sánchez acerca de Cataluña y de lo que expondrá ante Mariano Rajoy durante su entrevista este jueves en La Moncloa. En todo momento se remitió a las palabras de su jefe, e insistió en que aparte de la defensa de la legalidad y de la Constitución, el presidente ha de intentar buscar una salida política al atasco con Cataluña. Sí respondió a José Luis Rodríguez Zapatero, quien esta misma mañana, en el acto del 15º aniversario del Grupo Vocento, pidió no crear demasiadas "expectativas" en torno a la reforma constitucional, entendida como la solución definitiva a la crisis territorial. Gómez de Celis remarcó que la dirección actual sí tiene puestas "todas las expectativas" en esa modificación de la Ley Fundamental de 1978.

Carles Puigdemont, durante el acto de presentación de la Ley de Referéndum, este 4 de julio en el Teatre Nacional de Catalunya, en Barcelona. (EFE)
Carles Puigdemont, durante el acto de presentación de la Ley de Referéndum, este 4 de julio en el Teatre Nacional de Catalunya, en Barcelona. (EFE)


También se apreciaron distintas modulaciones en otra cuestión, los homenajes a la figura del edil del PP Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA hace 20 años a las 48 horas de su secuestro por la banda. Los socialistas no han secundado acciones de recuerdo al concejal de Ermua en Bilbao, Puerto de Santa María, San Fernando y Jerez, según informaba este miércoles 'El Mundo'. Gómez de Celis, de entrada, no quiso pronunciarse sobre una noticia que dijo no conocer, aunque interrogado de nuevo sostuvo que todavía en la actualidad los españoles siguen "rememorando, añorando" a Blanco. "Y en todos los homenajes que tengamos que hacer los socialistas deberíamos estar a favor", porque aquel momento marcó "el principio del fin de ETA".

Caballero fue mucho más contundente: no sumarse a homenajes al edil popular es "absolutamente rechazable y detestable". El alcalde de Vigo recordó cómo aquel episodio "marcó a cada uno y marcó este país". "¿Cómo es posible que alguien ahora, y desde las posiciones democráticas de un ayuntamiento, se niegue a honrar su memoria, a darle apoyo y votar absolutamente en contra de aquella acción?", se preguntó.

Que puedan usar el superávit

El alcalde de Vigo y Gómez de Celis comparecieron para protestar por la asfixia a la que el Gobierno, cree el PSOE, somete a los ayuntamientos, la única administración que registra superávit: un 0,64% del PIB en 2016, más de 7.000 millones de euros, "25.000 millones desde 2012". Caballero remarcó que España pudo cumplir con los objetivos de déficit marcados por Bruselas en 2016 gracias, precisamente, a que las corporaciones locales gastaron menos de lo que ingresaron. "El controlador [el Ministerio de Hacienda] que incumple no tiene fuerza moral para imponer" y para "dar lecciones" de cómo se cumple. La reivindicación de los consistorios es que puedan gastar ese superávit en aquello que deseen, básicamente en políticas activas de empleo y políticas sociales. "El Gobierno no está en la calle, no sabe lo que está pasando", se quejó el presidente de la FEMP, mientras Gómez de Celis recordaba que los ayuntamientos son la "primera trinchera" a la que acude el ciudadano para resolver sus problemas.

Reunión de miembros de la ejecutiva del PSOE, encabezados por Adriana Lastra y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, con una representación de alcaldes socialistas, este 5 de julio de 2017 en Ferraz. (Borja Puig | PSOE)
Reunión de miembros de la ejecutiva del PSOE, encabezados por Adriana Lastra y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, con una representación de alcaldes socialistas, este 5 de julio de 2017 en Ferraz. (Borja Puig | PSOE)


Caballero remarcó que las entidades locales exigen, además, un nuevo sistema de financiación, no estar sujetos al techo de gasto, la reposición del personal (se han perdido casi 100.000 trabajadores desde que comenzó la crisis) y la derogación de la reforma local, que el PSOE incluirá dentro del paquete de negociación con los grupos en esa "mesa por el cambio". El presidente de la FEMP no descarta, "en absoluto", que convoque una asamblea de alcaldes para dar más fuerza a las reivindicaciones de los ayuntamientos y elevar la voz contra el Gobierno.

Caballero dice sentirse cómodo trabajando con la nueva dirección

La comparecencia de Abel Caballero y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis tenía también su mensaje interno. El alcalde de Vigo había sido uno de los primeros y más marcados apóstoles de Susana Díaz, y uno de los que más habían cargado contra Pedro Sánchez. Él ya acudió el pasado lunes a la reunión de la permanente de la ejecutiva federal, donde expresó su conformidad al voto contrario al techo de gasto.

En la rueda de prensa, se le preguntó si se sentía cómodo al lado de aquellos a los que tanto fustigó. "Las primarias ya se acabaron, el partido habló, y hay una dirección en la que todos estamos implicados y colaborando", señaló, para recalcar que existe una "cooperación absoluta entre los miembros del partido". Caballero subrayó que el PSOE ya tomó "su decisión" en el 39º Congreso, cerrado el pasado 18 de junio, y "es obligado seguir la línea que marcan los militantes, porque la democracia es aceptar las victorias y también las derrotas". Y es la filosofía que siempre ha aceptado. Él que, como dijo, es tal vez el más veterano dentro del comité federal. 

También se le preguntó a Caballero si se sentía cómodo con la definición de España plurinacional que aprobó el cónclave. El alcalde no la defendió y se pudo percibir que no la comparte, pero no la criticó públicamente. Es "una decisión que tomó el congreso del PSOE, que es soberano y decide".

"Cuando se forma parte de una organización, asumimos las decisiones democráticas, las decisiones nos involucran a todos. Lo que cada militante pueda pensar importa individualmente, pero la decisión colectiva es la línea del PSOE", concluyó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios