EL BUFETE RAMÓN Y CAJAL, A PUNTO DE FICHARLE

El juez Gómez Bermúdez dejará la carrera y negocia defender a Botín tras el verano

El juez Javier Gómez Bermúdez, ahora magistrado de enlace en Francia, se plantea pasar al sector privado

Foto: El juez Javier Gómez Bermúdez. (EFE)
El juez Javier Gómez Bermúdez. (EFE)

El juez Javier Gómez Bermúdez abandonará la carrera judicial y pasará al sector privado después del verano. Según han confirmado a El Confidencial fuentes jurídicas, el magistrado ha recibido ofertas de tres despachos y negocia defender después del verano a Jaime Botín, acusado de un delito de contrabando al sacar de España, sin autorización del Ministerio de Cultura, el cuadro 'Cabeza de mujer joven', un 'picasso' valorado en 26,2 millones de euros.

El bufete Ramón y Cajal, encargado de la defensa del hermano del histórico presidente del banco Santander Emilio Botín, ha ganado la pugna. El fichaje del que fuera presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, destinado en la actualidad como juez de enlace en Francia, puesto para el que fue designado en 2015, está a punto de cerrarse aunque aún no ha sido rubricado. Gómez Bermúdez ya ha solicitado la excedencia voluntaria y ambas partes están cerrando la retribución de cometidos y otros flecos del contrato.

Gómez Bermúdez desembarcó en París tras encargarse durante tres años del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, del que es titular y desde el que instruyó causas como la investigación sobre la gestión de la antigua cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) —que se juzga en la actualidad— o la acusación contra exdirigentes de la banda terrorista ETA por delitos de genocidio.

Entre los años 2004 y 2012, el popular juez estuvo al frente de la Sala de lo Penal, puesto en el que fue sustituido por Fernando Grande-Marlaska. Alcanzó la cumbre de su proyección pública en el año 2007 cuando presidió, durante más de cinco meses, el juicio por los atentados del 11 de marzo de 2004 en los trenes de Cercanías de Madrid. Él fue también el ponente de la sentencia de 600 folios que condenó a los integrantes de la célula islamista y los cooperadores a miles de años de prisión.

En el caso de que el despacho logre cerrar el fichaje, el todavía magistrado se ocuparía de la defensa de uno de sus clientes vip, Jaime Botín, inmerso en una causa judicial que se acerca a su recta final. El juzgado encargado de la instrucción dictó hace unas semanas auto de transformación en procedimiento abreviado, por lo que el siguiente paso sería la apertura de juicio oral.

Es decir, Botín se acerca al momento en que deberá sentarse en el banquillo de los acusados y se enfrenta a perder de forma definitiva el 'picasso', a una pena de entre tres y cinco años de cárcel y una multa económica que oscila entre los 91,7 y 157,2 millones de euros. Por lo pronto, el óleo se encuentra en depósito en los almacenes del Museo Reina Sofía, a la espera de que concluya este procedimiento.

En su auto, el juez concluyó que después de que la casa de subastas Christie's solicitara en 2012 la autorización necesaria para que la obra pudiera salir de territorio nacional y Cultura denegara el permiso, Botín hizo caso omiso y desplazó el cuadro en su barco. En julio de 2015, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que el cuadro había sido localizado por el Servicio de Aduanas francés a bordo del 'Adix', el superyate de tres mástiles y 65 metros de eslora que habría utilizado el hermano del ya fallecido Emilio Botín.

Sus abogados han sostenido en todo momento que el banquero no pudo sacar la obra de España a bordo del yate porque siempre estuvo fuera del país. Argumentan que, desde su adquisición en Londres, estuvo colgada en los camarotes de la goleta. Incluso cuando la embarcación estaba fondeada en puertos españoles, respondía a la jurisdicción de otro Estado, han alegado.

La firma que preside Pedro Ramón y Cajal y dirige Francisco Palá cuenta entre sus filas con profesionales procedentes de distintos sectores. Entre ellos se encuentra, por ejemplo, el antiguo fiscal de la Audiencia Nacional Enrique Molina y varios ex de la Abogacía del Estado. También la fallecida ministra de Defensa Carme Chacón trabajó en la firma como abogada asociada asesora.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios