ENCUESTA DE JUNIO DEL INSTITUTO DYM PARA EL CONFIDENCIAL (Ii)

Solo un 13% de los electores del PSOE quiere que Sánchez lidere una moción de censura

El 62,8% de los votantes socialistas cree que, tras el relevo en la dirección, el secretario general debería centrase en consolidar a su partido como principal fuerza de la oposición a Rajoy

Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

El PSOE, que trabaje para consolidarse y hacerse fuerte como alternativa, sin meterse por ahora en ninguna maniobra para relevar, antes de las urnas, al Gobierno del PP. Ese es el mensaje de simpatizantes y votantes del PSOE. Lo que ambos opinan que debe hacer ahora que su renovación interna, en el ámbito federal, se ha completado.

La conclusión la arroja la encuesta del Instituto DYM para El Confidencial, realizada a partir de 1.219 entrevistas, entre el 22 y el 28 de junio de 2017. Las fechas son importantes: el trabajo de campo se hizo no solo después de las primarias del 21 de mayo que hicieron a Pedro Sánchez vencedor y bendijeron su vuelta a Ferraz, sino también después de la celebración del 39º Congreso Federal, en el que los delegados aprobaron un nuevo proyecto político y eligieron a los nuevos órganos de dirección: la ejecutiva, de 49 miembros y cien por cien monocolor, si se descuenta la entrada de Patxi López a la Secretaría de Política Federal; la comisión de ética y garantías y el comité federal. El cónclave se clausuró el pasado 18 de junio en Madrid.

Entre las primeras conclusiones del sondeo figuraba la buena acogida del triunfo de Sánchez entre los votantes socialistas: hasta un 42,2% se decía sentir más próximo al partido después de su aplastante victoria el 21-M. Más aún: un 52,8% de los electores de Unidos Podemos también se confesaba más cercano a Ferraz después de las primarias.

Si se pregunta a los simpatizantes, la respuesta es la misma: un 56,5% prefiere que el PSOE se robustezca como alternativa al Ejecutivo del PP

Pero DYM también pregunta por el rumbo que debe tener el PSOE. En concreto, interroga a los encuestados sobre cómo creen que ha de actuar el partido tras el relevo en la dirección. Los simpatizantes contestan en su mayoría de forma inapelable: un 56,5% entiende que Sánchez ha de intentar consolidar al PSOE como la principal fuerza de la oposición. Solo un 18,8% cree que ha de liderar una moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Y apenas un 15,2% sostiene que ha de buscar la fórmula para forzar nuevas elecciones.

Se acentúa la tendencia

Esa distribución se repite, y se acentúa, cuando se pregunta a los votantes socialistas. Un espectacular 62,8% afirma que la tarea principal del PSOE es reforzarse como la alternativa al PP. Apenas un 13,3% comparte que el secretario general deba intentar encabezar una moción de censura contra el Ejecutivo de Rajoy. Y un volumen de sondeados similar, un 13,8%, subraya que el objetivo ha de ser forzar unas nuevas generales.

La opción de forzar nuevas elecciones es minoritaria: solo la defienden el 15,2% de los simpatizantes y el 13,8% de los electores

Los números vienen a corroborar la estrategia del líder. Sánchez quiere reforzar su partido, robustecerlo como la alternativa al PP, y visualizar una mayoría distinta capaz de vencerle en las elecciones. Es cierto que no descarta presentar una moción de censura, pero ahora mismo no está en su agenda. De hecho, esa cuestión ha desaparecido de la "mesa para el cambio", el diálogo que ya ha arrancado con Podemos y Ciudadanos para intentar desmantelar las políticas de Rajoy y caminar hacia medidas de regeneración democrática.

Pablo Iglesias sí había metido más prisas al PSOE, había fijado el plazo de "antes de Navidad" para una nueva moción de censura, después de la fallida que él defendió a mediados de este mes y que solo recabó 82 apoyos. Pero este martes, en su reunión bilateral con Sánchez, aparcó esa carpeta y acordó con el jefe del PSOE la creación de cinco grupos de trabajo para ir deconstruyendo la obra del PP.

Solo un 13% de los electores del PSOE quiere que Sánchez lidere una moción de censura

Con Albert Rivera, el líder socialista ni mentó la opción de una moción de censura, porque sabía que el presidente de Ciudadanos no iba a entrar por el aro. Así que se centró en pactar con él el impulso a la reforma constitucional a partir del otoño y la puesta en marcha de medidas de regeneración democrática. Sánchez defiende que lo prioritario es tejer relaciones de confianza, entenderse en una "agenda común". Comenzar la casa por los cimientos, y no "por el tejado". Así que la censura a Rajoy no entra en sus planes. Ahora ya sabe que sus simpatizantes y votantes piensan lo mismo que él, según la encuesta de DYM.

Ficha técnica

-Ámbito: nacional.

-Universo: población española de 18 a 75 años. 

-Recogida de información: entrevista telefónica asistida por ordenador (CATI) realizadas a teléfonos fijos y móviles, para la representación de los individuos residentes en hogares solo móvil, mediante la administración de un cuestionario estructurado. 

-Tamaño y distribución de la muestra: 1.219 entrevistas seleccionadas aleatoriamente. Se han aplicado cuotas de sexo y edad, actividad laboral, zona geográfica y tamaño de hábitat. 

-Error muestral: partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ± 2,9%.

-Trabajo de campo: llevado a cabo por entrevistadores de Dymphone, división de DYM especializada en estudios telefónicos, entre el 22 y el 28 de junio de 2017. 

-Proceso de datos: realizado por el departamento de proceso de datos del Instituto DYM

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios