HOMENAJE A LOS 40 AÑOS DE DEMOCRACIA

Ovación al Rey (menos Podemos), las urnas catalanas y la soledad de Pedro Sánchez

El Rey contó con la ovación de todos menos Unidos Podemos y PDeCAT. Hubo muchos históricos del socialismo, Pedro Sánchez se quedó solo y el independentismo se reivindicó

Foto: El Congreso rompe en aplausos al Rey excepto los diputados de Unidos Podemos y PDeCAT. (EFE)
El Congreso rompe en aplausos al Rey excepto los diputados de Unidos Podemos y PDeCAT. (EFE)

El Congreso de los Diputados amanecía este miércoles engalanado para recibir a los Reyes por tercera vez desde la proclamación de Felipe VI y en la celebración de los 40 años de democracia en España. El goteo de diputados y senadores fue continuo hasta poco antes de las doce del mediodía, igual que de los 80 parlamentarios de las Cortes Constituyentes a los que se rendía homenaje. Sonrisas, saludos y abrazos tras años sin verse. Los flashes de los fotógrafos se dispararon con la aparición de los padres de la Constitución, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, Miquel Roca o José Pedro Pérez-Llorca y la nieta de Manuel Fraga.

Mucho interés despertaron también históricos del Partido Socialista, empezando por el expresidente Felipe González —que compartió asiento con Soledad Becerril—y siguiendo por Alfonso Guerra, que terminó integrado en la bancada del primer partido de la oposición ocupando el que fue su escaño en los últimos años despertando un fuerte aplauso de los parlamentarios actuales, Demetrio Madrid y Eduardo Martín Toval, entre otros. En la tribuna de invitados destacó la imagen de soledad de Pedro Sánchez, que acudió en calidad de secretario general del PSOE y que pasó la jornada sin ninguna persona sentada al lado.

En la fila de atrás, Pedro Sánchez, José María Aznar, Felipe González. (EFE)
En la fila de atrás, Pedro Sánchez, José María Aznar, Felipe González. (EFE)

Otras figuras relevantes del socialismo español que después fundarían Izquierda Unida fueron Alonso Puerta y Pablo Castellanos, que estuvieron junto a Ramón Tamames y que intercambiaron muchas palabras con el Rey bajo la atenta mirada de Alberto Garzón y los suyos. La bancada de Unidos Podemos aplaudió ferozmente durante las referencias que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, hizo a Santiago Carrillo —con su hijo en el hemiciclo— a Dolores Ibárruri (la Pasionaria) —presente su nieta— y a Rafael Alberti. De los constituyentes y pertenecientes a UCD estuvieron Landelino Lavilla, Manuel Nuñez y José Ramón Pin Arboledas. También llegó Adolfo Suárez Illana. Poco después aparecía el nieto de Manuel Fraga y Pilar Ibáñez-Martín, la viuda de Leopoldo Calvo-Sotelo.

Antes de que empezara el acto aparecía solo el expresidente José María Aznar, que saludó a algunos dirigentes del PP actual y se intercambió un breve abrazo con María Dolores de Cospedal en el Patio de la Cámara Baja. Federico Trillo tomó asiento junto a Luisa Fernanda Rudi, Jesús Posada y Pedro Sanz, actual vicepresidente primero del Senado. El hemiciclo cambió sus 350 escaños habituales por un total de 650 sillas para que todos los invitados pudieran tomar asiento. De los presidentes autonómicos solo estuvieron la madrileña Cristina Cifuentes, el riojano José Ignacio Ceniceros y el canario Román Rodríguez.

Los diputados del PdeCAT exhiben carteles con una urna para reivindicar el referéndum. (EFE)
Los diputados del PdeCAT exhiben carteles con una urna para reivindicar el referéndum. (EFE)

Los Reyes llegaban a la Carrera de San Jerónimo poco antes de que el reloj marcara las doce y fueron recibidos por Pastor, Pío García Escudero (presidente del Senado), Mariano Rajoy —que después accedió a la Cámara acompañado de la jefa de protocolo del Congreso y viuda de José Federico de Carvajal, expresidente de la Cámara Alta— y los presidentes del Tribunal Constitución y del CGPJ, Juan José González Rivas y Carlos Lesmes.

Los diputados de Unidos Podemos rompían la estética protocolaria con ropa informal y mochilas colgadas a los hombros y llegaron al hemiciclo sosteniendo cada uno un clavel rojo tras haber rendido un homenaje paralelo a la lucha antrifranquista.

Tras saludar a los miembros de la Mesa de Congreso y Senado, el monarca procedió a la entraga de insignias conmemorativas a los diputados constituyentes en el salón de Pasos Perdidos. La sesión solemne arrancó con vivas al Rey y una respuesta de Pablo Iglesias que irrumpió gritando 'viva la democracia'. El discurso de Ana Pastor estuvo lleno de referencias a la Transición y al inicio de la democraci española y no olvidó ni un solo nombre relevante de aquel momento.

Don Felipe saluda a la presidenta del Congreso, Ana Pastor,iz, tras el discurso que pronunció en el Congreso. (EFE)
Don Felipe saluda a la presidenta del Congreso, Ana Pastor,iz, tras el discurso que pronunció en el Congreso. (EFE)

Las palabras del Rey fueron ovacionadas por casi toda la Cámara —se pusieron en pie pero no aplaudieron los diputados de Unidos Podemos ni tampoco PdeCAT, que desplegaron unas fotografías con el dibujo de una urna y la fecha del reférendum, 1 de octubre— y especialmente aplaudidas por los diputados constituyentes, más allá del partido al que pertenecieran. En dos ocasiones pidió directamente Felipe VI que cesaran en los aplausos y recordó que la ovación debía estar dirigida a ellos, a los parlamentarios que representan la democracia española.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios