PRIMERA REUNIÓN DE LOS DOS LÍDERES EN MÁS DE UN AÑO

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

El secretario general del PSOE celebra la aproximación a un Iglesias más "realista". También se verá con IU. Su número tres lanza un aviso a los barones sobre el techo de gasto: decide Ferraz

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias conversan al comienzo de su reunión en el Congreso, este 27 de junio. (Borja Puig | PSOE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias conversan al comienzo de su reunión en el Congreso, este 27 de junio. (Borja Puig | PSOE)

La clave es esta: que PSOE y Podemos se comprometen a comenzar a trabajar juntos en medidas concretas en el Parlamento para ir construyendo una mayoría alternativa. En esos términos hay que leer la entrevista de una hora y 40 minutos que mantuvieron este martes Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso. No hay moción de censura a la vista, aunque Ferraz no descarta echar mano de ese instrumento, pero sin plazos. "Nunca me he negado a una moción de censura, pero tiene que servir para descabalgar al Gobierno, no para forlatecerle. Lo que va a a haber es un intento de mayoría alternativa en el Congreso para empezar a desmantelar la acción gubernamental del PP". Ese intento se va a fraguar a partir de ahora en cinco equipos de trabajo conjunto para iniciativas concretas. Además, los socialistas están dando muestras de que pueden no aceptar el techo de gasto que ofrezca el Gobierno, mensaje que tiene lectura en clave interna, puesto que aunque Ferraz escuche la posición de los barones, quien tomará la decisión final será la ejecutiva federal.

El PSOE había conferido importancia a la reunión de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, la primera en 15 meses, la primera después del 30 de marzo de 2016, cuando aún aspiraba a poder gobernar España con el concurso de Podemos y Ciudadanos. Para el reelegido líder, era una forma de marcar distancias con el tiempo de la gestora, que propició un acercamiento al Ejecutivo bajo el pretexto de liderar una "oposición útil", y de mostrar a las claras la reorientación estratégica del PSOE con la que él se presentó a las urnas de los militantes y que estos eligieron como mayoritaria. Pero aunque la entrevista de este martes —celebrada por cierto en el despacho de la portavoz socialista, Margarita Robles—, marcaba el arranque de una nueva etapa, Ferraz se cuidó mucho de conferirle máximo rango. A diferencia de lo que ocurrió con las negociaciones de investidura, en las que Sánchez comparecía en rueda de prensa tras cada 'cumbre' con alguno de los líderes políticos, en esta ocasión delegó en su número tres, José Luis Ábalos, la explicación ante los medios de comunicación. Él se marchó a La Sexta, a 'Al rojo vivo', para conceder la primera entrevista desde que ganó las primarias frente a Susana Díaz, el pasado 21 de mayo.

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

No habrá coalición electoral con Podemos

Sánchez relató en televisión que había visto un Iglesias "más realista" desde su último encuentro juntos. Porque hay que ser "consciente", dijo, de que "el enfrentamiento de las izquierdas lleva a la ganancia de la derecha", así que lo prioritario es "convenir una agenda común", un acercamiento en cuestiones que ambas fuerzas entienden capitales como igualdad, pensiones o rescate de los jóvenes, y el desbloqueo de iniciativas parlamentarias muy importantes, como la aprobación de una renta mínima para las familias con menores ingresos. ¿Es posible por tanto que la izquierda se entienda? "Yo espero y voy a trabajar por ello", contestó el secretario general, que remarcó que durante la cita ambos líderes se habían dedicado a "mirar hacia delante".

Sánchez sigue sin descartar una moción porque la prioridad es "descabalgar" al PP del Gobierno, pero debe iniciarse "por los cimientos, no por el tejado"

De la versión que Sánchez e Iglesias dieron tras su entrevista, se desprende que Podemos ve más cerca la posibilidad de una moción de censura, mientras que el PSOE enfría esa hipótesis. El exdiputado madrileño enfatizó que la casa debe empezarse "por los cimientos, y no por el tejado". "A partir de ahí veremos". La "prioridad" sigue siendo "descabalgar" a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, pero una censura debe ser una propuesta "meditada, trabajada y no improvisada". Hubo una moción fallida hace dos semanas, recordó, y no se puede volver a repetir. Así que lo fundamental, para el PSOE, es "empezar a caminar" en cuestiones concretas en las que PSOE y Podemos "pueden entenderse", y no "añadir más frustración".

Lo que sí descartó con rotundidad es una futura coalición electoral. "Somos proyectos distintos. Nosotros somos un partido de centro izquierda, la izquierda de gobierno", reivindicó. Así que cuando lleguen los siguientes comicios, serán los españoles los que deban decidir a quién le otorgan el liderazgo de la izquierda que, por ahora, como recordó, retiene el PSOE. Lo importante es que pasadas esas generales las fuerzas progresistas, a diferencia de lo que ocurrió en 2016, sepan "entender el mandato de los electores", que apuestan por el entendimiento de las formaciones de izquierdas.

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

Comparecencia de balance al final

Ese nuevo espacio de diálogo no pretende circunscribirse a Podemos. De hecho, este miércoles Sánchez se entrevista con Albert Rivera en el Congreso, y también allí (y esto se supo hoy) con Alberto Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida, el jueves. Una primera ronda, por cierto, tras la cual comparecerá ante los medios para hacer balance. En la tele, el secretario general insistió en que buscará el entendimiento con las "tres fuerzas" que identifica con el cambio en España, pero si no es posible su plan B es comparecer ante los españoles, cuando haya nuevas elecciones, como el jefe de la única formación que garantiza el relevo del PP. La prioridad, pues, es que "Rajoy tenga un final, más pronto que tarde", y entretanto la obligación del PSOE es "tender puentes" con el resto de partidos.

Se formarán cinco grupos de trabajo: rescate a jóvenes, relaciones laborales, igualdad, pensiones y desbloqueo de iniciativas sociales en el Congreso

Ábalos detalló algo más los acuerdos alcanzados de una cita que se desarrolló en un ambiente de "absoluta cordialidad". Se formarán cinco grupos de trabajo que coordinarán las dos portavoces parlamentarias, Margarita Robles, por el PSOE, e Irene Montero, por parte de Unidos Podemos. El primero abordará el rescate a los jóvenes (la iniciativa en la que Sánchez puso inicialmente el acento); el segundo, las relaciones laborales y la recuperación de la negociación colectiva (algo que hila con la reunión que mantuvo ayer la ejecutiva socialista con las direcciones de CCOO y UGT); el tercero, las políticas de igualdad de género; el cuarto, las pensiones y el Pacto de Toledo, y el quinto, el desbloqueo de las medidas que el Gobierno mantiene paralizadas, como la renta mínima. No está sobre la mesa, por tanto, la moción de censura.

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

El secretario de Organización explicó cómo será la dinámica a partir de ahora. Por un lado, está el acercamiento con aquellas formaciones con las que el PSOE quiere ir forjando una mayoría alternativa de Gobierno, abordando contenidos y abandonando las posiciones "excluyentes", resaltó, lo que refleja un grado de "madurez" respecto a lo vivido el año pasado, cuando las negociaciones para la investidura fracasaron por los vetos mutuos. Esas conversaciones bascularán sobre dos ejes: la superación de la brecha social y la regeneración democrática. Por otro lado, se mantendrán los canales de diálogo abiertos con otras formaciones (como ERC o PDeCAT) para iniciativas parlamentarias concretas, como corresponde en el Congreso. Ábalos dejó claro que con los partidos independentistas no habrá acercamiento para construir una alternativa, en la medida en que su "prioridad" es otra, que es el referéndum de autodeterminación y la secesión de Cataluña. Argumento similar empleó Sánchez en La Sexta. Por tanto, son dos autopistas distintas, insistió. "No vamos de la mano de nadie, pero tendemos la mano a todos, esa es la diferencia", expresó Ábalos como corolario a su explicación.

Aprobación el 3 de julio

Uno de los elementos claves para Podemos es el rechazo al techo de gasto. La ejecutiva socialista aún no ha tomado una decisión al respecto. Sánchez sí adelantó que igual que su partido ha sido "muy beligerante" con el Gobierno respecto a su política económica y presupuestaria, lo "seguirá siendo". "No nos gusta", apuntaló Ábalos, y el PSOE es por tanto "muy crítico a lo que se le pueda plantear".

Ábalos subraya que oirá a los presidentes sobre el techo de gasto, pero les avisa de que el PSOE no es una "confederación de partidos independientes"

Eso, de entrada. Un pequeño anticipo de que puede no repetirse la negociación que llevó a cabo la gestora a finales del año pasado. Entonces, la cúpula provisional de Javier Fernández y las comunidades gobernadas por el PSOE consensuaron con el Ejecutivo los objetivos de déficit y deuda para 2017 del conjunto de administraciones públicas —eso es lo que en puridad se vota en el Congreso, no el límite de gasto no financiero del Estado—. Ábalos advirtió a los barones de que el PSOE no es una "confederación de partidos independientes". "Obviamente el partido escuchará a los presidentes autonómicos y todas esas reclamaciones las tendremos en consideración, pero la decisión la toma la comisión ejecutiva federal", subrayó. Es decir, que depende única y exclusivamente de Ferraz.

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

El techo de gasto para 2018, primer paso para la elaboración de los Presupuestos, debe aprobarse en Consejo de Ministros después de la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que agrupa a los responsables de Hacienda del Ejecutivo y a las comunidades autónomas. Ese CPFF tiene lugar este jueves, 29 de junio, de forma que el Gobierno dé el visto bueno el 3 de julio, para mandar el acuerdo al Congreso inmediatamente y que este se debate y se vote la segunda semana del próximo mes. Ábalos, por tanto, estaba mandando un recado a los gobiernos socialistas: las comunidades no pueden negociar por separado los objetivos de déficit con La Moncloa.

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

Apoyo sólo como presidentes

Los intereses divergentes de Ferraz y los barones anticipan una cierta fricción en los próximos días. Pero Sánchez tiene el propósito de ir destensando las relaciones con ellos a través del diálogo. Este martes reconoció en 'Al rojo vivo' que cometió el "error", en su primer mandato, de no hablar "de manera más regular" con los presidentes. El secretario general puso como ejemplo que ayer estuvo conversando con algunos de ellos para informarles del cambio de criterio respecto al CETA. "Los presidentes pueden tener la confianza deA que la ejecutiva les va a apoyar en el plano institucional". Otra cosa es la pelea orgánica: ahí "serán los militantes los que decidan" quién quieren que sea su secretario autonómico. Incluso arguyó que el PSOE ya superó el debate de la bicefalia cuando reconoció como distintos los procesos de elección de jefe orgánico y de candidato electoral.

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

Respecto al CETA, otra de las cuestiones claves para Podemos, no habrá modulación. La ejecutiva validó ayer la abstención. Sánchez remarcó que este tipo de tratados de libre comercio deben ser debatidos en el Congreso, donde se debe constituir una comisión donde comparezcan todos los agentes involucrados, desde los empresarios hasta las organizaciones ecologistas y del Tercer Sector, ATTAC... El líder defendió que el viraje —el PSOE antes defendía el sí—no obedece a una "táctica electoral", sino por una cuestión estratégica, porque su partido ha de representar "la izquierda de Gobierno". "En Canadá la socialdemocracia canadiense ha votado en contra del CETA y en el Parlamento Europeo hubo una división importante… El CETA no es tan bueno para que le votemos ni tan malo para que le votemos en contra", justificó.

El líder admite que el partido no estuvo "acertado" con la gestión del viraje del CETA y que ha habido problemas de "comunicación y coordinación"

Sánchez sí reconoció que los socialistas no estuvieron "acertados" cuando la presidenta del partido, Cristina Narbona, anunció por Twitter la semana pasada que el PSOE mudaba de posición y no respaldaría el tratado en el trámite final. El líder admitió que en su primera semana de vida, su ejecutiva ha tenido "problemas de comunicación y de coordinación" que hay que solventar.

Sánchez: "Va a haber un intento de mayoría alternativa para desmantelar" la obra del PP

Ábalos corrige a Puente respecto a los alcaldes díscolos del PSC

En el PSOE sigue aún coleando la polémica por las palabras de la nueva secretaria de Cohesión Social, Núria Parlon —"Apelaremos a la comunidad internacional" si el Gobierno tira del artículo 155 de la Constitución para frenar el desafío soberanista—, y la indisciplina de alcaldes y regidores del PSC que anticipan que votarán en el referéndum independentista anunciado para el 1 de octubre. 

Pedro Sánchez no quiso desautorizar abiertarmente a Parlon, como sí hizo ayer el portavoz de su ejecutiva, Óscar Puente ("es una opinión a título personal, no representa al partido"), y se atuvo a que está convencido de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no llegará a aplicar el 155, que algunos expertos entienden que faculta al Gobierno, con la autorización del Senado, a suspender la autonomía. Y pidió no "elevar a categoría lo que es anécdota", como la afirmación del regidor de Blanes (Girona), Miquel Lupiáñez, de que participará en la consulta del 1-O y votará no. "Una cosa es lo que haga como ciudadano el 1 de octubre" Lupiáñez "y otra lo que haga como alcalde de Blanes".

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, sin embargo, fue más duro: "No comparto que ningún cargo político pueda hacer alguna acción pública reducida al ámbito personal", comentó durante su rueda de prensa en el Congreso. "Cuando asumimos una responsabilidad pública, estamos llamados a renunciar a cuestiones personales, porque debemos hacer pedagogía y tiene que haber comportamientos ejemplares en la vida pública", argumentó, tras enfatizar que se está hablando de una "acción política con relevancia".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios