mantiene que no se equivocó al elegir a moix

Poco respaldo institucional al desayuno de Maza, que no se arrepiente de nada

El fiscal general del Estado sigue en sus trece. No ve problema en su elección de Moix ni en su oposición a la imputación de Pedro Antonio Sánchez

Foto: El fiscal general del Estado en desayuno informativo. (EFE)
El fiscal general del Estado en desayuno informativo. (EFE)

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, no se arrepiente de nada. Ni de su elección de Manuel Moix para la Fiscalía Anticorrupción ni de su oposición a la imputación del expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez en el caso Púnica. Durante un desayuno informativo organizado este viernes en el Hotel Ritz de Madrid, Maza ha demostrado que sigue en sus trece. El encuentro ha destacado por la escasa presencia de autoridades entre los oyentes. Ni un sólo ministro, ni siquiera el de Justicia, y poca representación del PP y del mundo de la judicatura.

En nombre del Ministerio de Rafael Catalá ha comparecido la Secretaria de Estado, Carmen Sánchez Cortés y Antonio Dorado. Pablo Casado y Fernando Martínez-Maíllo han puesto cara a los 'populares'. Varios compañeros del Tribunal Supremo han respaldo al jefe de la Fiscalía al igual que algún togado del ala conservadora como Enrique López o Ángel Hurtado. Por parte de Anticorrupción se sentaba en una de las mesas el miembro de la secretaría técnica de la Fiscalía General Alejandro Luzón y el jefe Antidroga José Ramón Noreña.

En la mesa de autoridades destacaba Ana Pastor. Nadie más. Si bien es cierto que la cita ha coincidido con la reunión del Consejo de Ministros, el desayuno ha sido uno de los más reducidos de sus características. En su discurso, Maza ha desarrollado una encendida defensa del fiscal instructor aunque su fe en que una reforma legislativa permita introducir esta medida se ha visto mermada por una frase pronunciada hacia el final del desayuno, organizado por Nueva Economía Forum. "Espero llegar a verlo a pesar de mi edad", ha dicho.

Lo más esperado era su reacción sobre el caso Moix. Pasados unos días desde la dimisión del jefe de Anticorrupción tras descubrirse que heredó parte de una empresa en Panamá, Maza no ha cambiado de parecer. "Los datos objetivos no avalan las críticas ni sobre su labor ni sobre mi elección", ha defendido y añadido "no hay razón para que me arrepienta". Según su visión, si Moix hubiera heredado una propiedad en Francia o Portugal no hubiera habido problema. Tampoco tiene Maza arrepentimiento respecto a su posición frente a la imputación de Pedro Antonio Sánchez, procesado recientemente por hechos en los que la jefatura de la Fiscalía no veía delito.

Maza también se ha referido a la próxima elección del sustituto de Moix y ha apuntado que en la anterior convocatoria había candidatos muy cualificados. "Seguro que alguno repetirá", ha dicho a la par que ha dejado abierta la posibilidad de que concurran "nuevos candidatos".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios