la ola de calor más temprana desde 1981

El calor golpea a 47 alumnos de un instituto y el SUMMA convierte un tanatorio en refugio

Las aulas de media España han vuelto a registrar hoy picos de entre 35 y 40 grados de temperatura. La Comunidad de Madrid ya permite a los centros reducir o suspender clases

Foto: Estudiantes del IES Neil Armstrong de Valdemoro, antes de ser evacuados.
Estudiantes del IES Neil Armstrong de Valdemoro, antes de ser evacuados.

La ola de calor sigue cebándose con los colegios e institutos españoles, en los que miles de niños y adolescentes han tenido que soportar de nuevo seis horas consecutivas (o incluso más) hacinados en aulas con temperaturas interiores de entre 35 y 40 grados y sin ningún sistema de ventilación disponible. La palma se la ha llevado el IES Neil Armstrong de Valdemoro (Madrid), donde hasta 47 alumnos han tenido que ser atendidos por personal y ambulancias del SUMMA debido a lipotimias y malestar general. Cuatro estudiantes han tenido que ser trasladados al hospital municipal por precaución, tres con un cuadro de ataque de ansiedad y uno por un esguince de tobillo, según confirman fuentes del 112.

El calor golpea a 47 alumnos de un instituto y el SUMMA convierte un tanatorio en refugio

Cuatro alumnos del instituto han tenido que ser hospitalizados, tres de ellos por un ataque de ansiedad

En mitad del caos y la aparición de padres nerviosos por el estado de salud de sus hijos, entre amenazas de denuncia y palabras gruesas, la dirección del instituto y el personal médico han optado por trasladar a buena parte de los alumnos al tanatorio municipal, el único lugar cercano fresco y amplio para ubicar temporalmente a los adolescentes. En tan improbable lugar han sobrellevado las olas pico de calor. Otro grupo de alumnos, según cuentan profesores del centro, han sido trasladados a un parque municipal al amparo de la sombra y de unos aspersores, que ha servido de ducha improvisada.

Interior del IES Neil Armstrong, con el personal médico atendiendo a los alumnos.
Interior del IES Neil Armstrong, con el personal médico atendiendo a los alumnos.
Ambulancias frente a la puerta del IES Neil Armstrong. Han hospitalizado a cuatro alumnos.
Ambulancias frente a la puerta del IES Neil Armstrong. Han hospitalizado a cuatro alumnos.

“Pensaba que vendrían diez o doce pero nos han traído a 120 chavales”, relata un empleado del tanatorio de Valdemoro. “Los hemos repartido entre el vestíbulo y la capilla. Por suerte no teníamos ninguna sala ocupada, así que han podido estar frescos aquí dentro. A los que estaban peor, los médicos los han reanimado, hemos dado agua a todo el mundo y hemos encendido los aspersores de fuera para que se refrescasen”. La temperatura interior del tanatorio es de 22 grados todo el día, casi 20 grados menos que en las aulas.

La temperatura interior del tanatorio de Valdemoro es de 22 grados todo el día, casi 20 grados menos que en las aulas municipales

Igual que el IES Neil Armstrong de Valdemoro, miles de centros educativos en toda la península han registrado temperaturas máximas hoy. Los profesores consultados por este diario recuerdan episodios de lipotimia y golpes de calor en años anteriores, pero nunca una oleada de ambulancias y emergencias médicas como en las últimas 48 horas. El mejor reflejo son los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET): estamos ante la segunda ola de calor más temprana desde que se iniciaron los registros en 1975. La primera ocurrió en 1981 y se inició un 11 de junio, casi en las mismas fechas que la actual.

Alumnos improvisan abanicos de papel como protesta por las palabras del consejero de Salud de Madrid.
Alumnos improvisan abanicos de papel como protesta por las palabras del consejero de Salud de Madrid.

“En el Ciudad Pegaso de Madrid hemos tenido hoy a más de 400 niños y adolescentes entre 33 y 37 grados de media, por supuesto sin ventilación. Se han bajado persianas, abierto puertas y permitido ir a los chicos a refrescarse cuando lo han necesitado”, explica Ana María Navarro, miembro del AMPA de ese centro. “No veo muy lógico que evacuen una comisaría de policía, como la de Puerta del Sol, porque las oficinas están a 27 grados y no se haga nada en aulas a 37 grados. Se supone que a quien hay que proteger es a los niños”.

Es la segunda ola de calor más temprana desde 1981. Los profesores no recuerdan una oleada similar de médicos y ambulancias en las escuelas

Otros centros madrileños, como el IES San Juan Bautista, sí han decidido tomar la iniciativa y suspender clases porque las aulas marcaban 35 grados. Una medida que cada vez más centros se están planteando para esta última semana de curso, a falta de un protocolo claro de actuación en estos casos. A modo de urgencia, la Comunidad de Madrid ha enviado una circular a todos los centros educativos para que puedan reducir la jornada lectiva, o incluso suspenderla, si la dirección considera que no se reúnen las condiciones idóneas para garanizar la salud de alumnos y profesores.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios