venezuela comienza a colaborar

Los narcos del Caribe se fijan como objetivo España: multiplican sus envíos por barco

La información de inteligencia internacional y las últimas interceptaciones revelan un notable incremento de las remesas escondidas en veleros, mercantes y pesqueros

Foto: El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ayer en Las Palmas ante el alijo de cocaína. (EFE)
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ayer en Las Palmas ante el alijo de cocaína. (EFE)

Los envíos de cocaína desde Colombia, Venezuela, los países del Caribe y Brasil a las costas españolas se han multiplicado considerablemente en los últimos dos años. Así lo explican a El Confidencial fuentes de la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico que operan desde España en estrecha colaboración con las principales agencias antidroga del mundo. Las remesas, que viajan en veleros, mercantes, pesqueros y todo tipo de embarcaciones, son en ocasiones interceptadas nada más abandonar el litoral sudamericano o centroamericano. Otras veces, son atrapadas en alta mar, y en ocasiones incluso cuando están a punto de alcanzar diferentes puertos españoles.

Los narcos del Caribe se fijan como objetivo España: multiplican sus envíos por barco

Es el caso de las últimas aprehensiones en las que ha participado la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional en coordinación con efectivos de las agencias de inteligencia internacionales. En los últimos dos meses, este departamento ha intervenido casi nueve toneladas de cocaína en tres operaciones desarrolladas en el Atlántico, como explican las mismas fuentes consultadas.

En concreto, los agentes han interceptado en este tiempo un barco mercante que había partido de Ecuador hacia España con cinco toneladas de cocaína y dos pesqueros en alta mar que habían salido de Venezuela con 2,4 y 1,2 toneladas de material estupefaciente. El análisis de la información recabada por la policía permitió en los tres casos localizar los envíos y asaltar las embarcaciones cuando estas ya se dirigían a España.

Todas estas operaciones son posibles gracias a la buena relación de la policía española con las principales agencias antidroga del mundo, que facilitan datos e información analizada sobre las principales organizaciones de narcotraficantes del sur y del centro de América. Es esta colaboración y el análisis de los datos, de hecho, lo que permite concluir que se está produciendo ese mencionado incremento de remesas de cocaína que están saliendo de los puertos de Colombia, Ecuador, Venezuela, los países del Caribe y Brasil con dirección a España.

Gran parte de esos envíos son interceptados por la Policía, la Guardia Civil, el Servicio de Vigilancia Aduanera u otros cuerpos policiales de países vecinos. Una cantidad no determinada, sin embargo, aún se cuela entre la mercancía de una embarcación comercial o entra en los puertos deportivos a través de naves de recreo para terminar finalmente en las organizaciones criminales. Sobre estas últimas, a pesar de que no se interceptan, también existe una estimación por parte de las agencias antidroga que ayuda a calcular los envíos que tienen lugar y a concluir, como se ha dicho, que estos dos últimos años está habiendo un notable incremento.

Sin embargo, en paralelo a este aumento del narcotráfico vía marítima, la policía también ha elevado el número de interceptaciones, entre las que se encuentran las mencionadas de Ecuador y Venezuela. Este último país, por otro lado, está empezando a colaborar con las agencias antidroga de Estados Unidos, Reino Unido o España como no lo había hecho hasta ahora, algo que está permitiendo también una mejora de los resultados policiales.

Un ejemplo de esta cooperación internacional facilitada por el Gobierno de Nicolás Maduro es precisamente una de las operaciones mencionadas, que fue ayer explicada con detalle por el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Seis personas fueron detenidas después de que la Udyco y agentes de Vigilancia Aduanera española asaltaran un pesquero que había salido de Venezuela horas antes gracias a la información proporcionada por la NCA británica y la DEA estadounidense, que a su vez se sirvieron de datos suministrados por el país bolivariano, cuya Fiscalía también practicó detenciones sobre la organización local.

Esta operación, por su parte, fue fruto de la otra interceptación realizada días antes gracias a la colaboración de Venezuela y las agencias antidroga. Según contó Interior, cuando la Policía Nacional interceptó el primer pesquero —que pretendía cruzar el Atlántico para suministrar 2,4 toneladas de cocaína a una organización criminal afincada en España—, consiguió información que permitió localizar al segundo, que pertenecía a la misma banda. La operación policial fue rápida y permitió abordar la segunda embarcación a 800 millas de las Islas Canarias y antes de que esta trasvasara el cargamento a otra nave que no ha podido ser identificada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios