Impuestos de patrimonio y a las rentas altas: la reforma fiscal de la moción de censura
  1. España
podemos busca QUE "PAGUE QUIEN NO LO HACE"

Impuestos de patrimonio y a las rentas altas: la reforma fiscal de la moción de censura

La progresividad fiscal y la lucha contra el fraude son las bases sobre las que pivotará la reforma fiscal de Podemos que defenderá Pablo Iglesias en la moción de censura contra Rajoy

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta (c), y el portavoz en el Senado, Ramón Espinar (d), antes de la moción de censura en Madrid. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (c), la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta (c), y el portavoz en el Senado, Ramón Espinar (d), antes de la moción de censura en Madrid. (EFE)

Pablo Iglesias centrará una buena parte de su intervención como candidato a la presidencia del Gobierno, en la moción de censura contra Mariano Rajoy del próximo martes, en defender un nuevo modelo de país, confrontándolo con el proyecto “inexistente” del PP. Un modelo orientado a la recuperación económica y de calidad de vida de la “mayoría social” a través de un elevado gasto social, para lo cual presentará las líneas maestras de una reforma fiscal mediante la que Podemos pretende aumentar sustancialmente los ingresos. La principal novedad es que, según avanzan fuentes cercanas al secretario general que están colaborando en la confección del programa, el objetivo de dicha reforma “no es incrementar los impuestos, sino hacer pagar a los grupos que ahora no están contribuyendo”.

La progresividad fiscal y la lucha contra el fraude son las bases sobre las que pivotará la reforma fiscal de Podemos. En el capítulo denominado 'Rentas altas', se incluyen propuestas que van desde la reducción de deducciones a planes de pensiones privados y el incremento de la tributación del ahorro hasta la subida del IRPF para los tramos de renta superiores a los 60.000 euros.

Desde la dirección del partido, explican que “lejos de atajar la insuficiencia de ingresos públicos que tiene España, el PP ha empeorado esta situación erosionando las bases imponibles de ciertos impuestos, como es el de sociedades, tal y como señala la AIReF”. En esta línea, el grupo confederal pretende implementar un mínimo para las grandes empresas en el impuesto de sociedades, de forma que se pueda acercar el tipo efectivo al tipo real. Asimismo, la reforma fiscal incluirá la reinstauración del impuesto de patrimonio, “con un mínimo exento elevado y homogéneo” a nivel territorial.

El PP ha empeorado esta situación erosionando las bases imponibles de ciertos impuestos, como es el de sociedades

Este proyecto de reforma irá acompañado de un plan integral de lucha contra el fraude, basado en el incremento de las dotaciones económicas e independencia de la Agencia Tributaria, mediante la creación de un estatuto de la AEAT. Todo ello, después de conocerse la sentencia del Tribunal Constitucional que anula la amnistía fiscal de Montoro, reconociendo que el Gobierno favoreció a los defraudadores y permitió condonar su responsabilidad. El plan, que ya fue presentado en el Congreso en forma de PNL y aprobado en pleno, propone revisar la fiscalidad de las socimis, de las sociedades de capital riesgo, de las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE), dicen, para velar por la inversión productiva y la equidad fiscal, así como de las sicavs.

Respecto a estas últimas sociedades de inversión, se busca controlar su número real y efectivo de socios, establecer un porcentaje de participación máximo para cada inversor y atribuir a la AEAT la facultad de comprobar el cumplimiento tributario y a la CNMV la certificación de estos requisitos. La formación liderada por Pablo Iglesias también pretende disminuir el umbral del delito fiscal a los 50.000 euros y aumentar su plazo de prescripción de los cinco a los 10 años.

Partiendo de la base del plan diseñado para los presupuestos alternativos, la formación calcula que la recaudación derivada de la progresividad fiscal y la lucha contra el fraude se elevaría a unos 7.500 millones. Todo ello sumado a otros 4.000 millones por las previsiones de crecimiento económico y, en caso de llevarse a cabo una moderación y retraso del cumplimiento de reducción del déficit, habría otro margen adicional de 7.400 euros.

En la moción de censura contra Cristina Cifuentes, cuyo bronco debate tuvo lugar ayer en la Asamblea de Madrid, ya se propuso una batería de propuestas basadas en la progresividad fiscal. La recaudación derivada sería de 3.200 millones de euros para financiar el aumento del gasto de servicios públicos y la renta básica de inserción. Unos ingresos que provendrían mayoritariamente de la eliminación de beneficios fiscales, de la recuperación de impuestos suprimidos y de la creación de otros nuevos con los que ya cuentan otras comunidades autónomas.

Noticias de Podemos Gasto social Unidas Podemos Moción de censura Fiscalidad Impuestos Reforma fiscal Fraude fiscal Recuperación económica
El redactor recomienda