reacciones a su dimisión

Iglesias sobre Moix: "Entregan su cabeza, pero es solo una pieza más de la trama"

Desde el Partido Popular consideran que Moix es "un gran fiscal, un hombre justo y de derecho" y que así lo ha demostrado a lo largo de su vida. El PSOE creen que la dimisión "llega tarde"

Foto: El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix. (Efe)
El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix. (Efe)

Aluvión de reacciones a la dimisión de Manuel Moix. El primero en hacerlo ha sido el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que considera que el ya exfiscal jefe de Anticorrupción no ha dimitido de motu proprio. "Entregan la cabeza de Moix pero es solo una pieza más del engranaje de la trama".

Misma línea ha seguido el diputado de la formación morada Rafael Mayoral, que ha calificado la dimisión de Moix, “que nunca debió ser fiscal anticorrupción”, como “inevitable”. Una situación que ha extendido a un “proceso de degradación democrática que va desde los ministros 'offshore' hasta los fiscales 'offshore' dedicados, entre comillas, a asuntos de corrupción”.

['Reunión de media hora para la 'caída' de Moix]

Para revertir lo que Mayoral ha definido como “una estrategia para la impunidad orquestada desde el Gobierno y sus cooperadores necesarios”, el diputado de Unidos Podemos ha puesto en valor la moción de censura presentada por su partido. “Es el momento de que el 'Rajoy sé fuerte' salga pronto de la Moncloa”, ha urgido, al mismo tiempo que llamaba al resto de formaciones de representación parlamentaria a “asumir si están dispuestos a desalojar al PP, y si se ha roto la 'triple alianza'”, en referencia a PP, PSOE y Ciudadanos. “Por salud democrática”, ha insistido en una breve declaración en el Congreso de los Diputados tras conocerse la dimisión de Moix, “debe abrirse un proceso de regeneración” en el país, para combatir un modelo que, entiende, se ha basado en la privatización de nuestro país y en saquear lo de todos para que se lo queden unos pocos”.

Los partidos piden la dimisión de Catalá y Maza

Para Pedro Sánchez, la dimisión de Manuel Moix al frente de la Fiscalía Anticorrupción "llega tarde y mal", porque el pleno del Congreso ya le había reprobado hace unas semanas, a él, al responsable del Ministerio Público, José Manuel Maza, y al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el Gobierno no hizo nada para relevarle. El "cambio de postura" obedece, recordó el secretario general de los socialistas, a la "presión" de los medios y de opinión pública. Y eso es una "prueba más" de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "ni defiende la ejemplaridad ni el prestigio de las instituciones ni pone encima de la mesa todas las medidas para luchar contra la corrupción".

El diputado del PSOE Pedro Saura asegura que el comportamiento de Moix ha hecho "un daño enorme a la democracia y a las instituciones". Además, ha advertido que son muchas las personas del "entirno del PP" que tienen su patrimonio en paraísos fiscal. Y ese comportamiento que es "marca de la casa del PP" hace un daño "enorme" a las instituciones, la democracia y la "conciencia fiscal" del país, ha añadido.

Ciudadanos comparte el mismo análisis que el PSOE aunque afea al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, que no vea causas para cesar a Moix. "Es preocupante", ha dicho el secretario general de la formación naranja José Manuel Villegas, que ha apuntado que Moix tenía que haber dejado el cargo hace tiempo y "seguramente" no tenía ni que haber sido nombrado para ese puesto por ser el "favorito" de un corrupto, ha dicho refiriéndose al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, en prisión por el caso Lezo. La formación naranja ha pedido la dimisión de Rafael Catalá y José Manuel Maza, al giaul que el PDeCAT y Bildu.

El PP: "Es un gran fiscal y un hombre justo"

Desde el Partido Popular consideran que Moix es "un gran fiscal, un hombre justo y de derecho" y que así lo ha demostrado a lo largo de su vida. A la pregunta de si le parecía ético que un fiscal Anticorrupción participase en una sociedad en Panamá, el portavoz del grupo 'popular' en el Congreso, Rafael Hernando, ha dicho que él hacía juicios "políticos y legales, no éticos". Además, ha reconocido que el exfiscal jefe de Anticorrupción "puede haberse equivocado en algunos casos, como todas las personas nos podemos equivocar a lo largo de nuestra vida".

Muy duro se ha mostrado el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, que ha alertado de que o se crea una comisión de verdad que contribuya a "enterrar la impunidad" en España o se avanzará hacia el "caos" y "caerá la democracia".

Esta mañana la Asociación de Fiscales, que respaldó el nombramiento de Manuel Moix como fiscal jefe Anticorrupción, le pedía que pusiera su cargo a disposición del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, al entender que su participación como propietario en una sociedad de Panamá "compromete la imagen de imparcialidad de la institución" y supone "un menoscabo para la imagen de la Carrera Fiscal".

En una entrevista en 'Más de Uno' de Onda Cero, la presidenta de esta asociación, Concepción Talón, no solo no apoya la continuidad de Moix sino que considera que su actuación puede dañar la imagen de Anticorrupción. "No se puede cuestionar la legalidad de lo que ha hecho Moix, pero nuestra imagen sí puede resentirse. Nos perjudica", ha dicho. Talón, además, considera que Moix ha tenido una "trayectoria profesional intachable" y que ser propietario del 25% de una sociedad 'offshore' en Panamá "no ha influido en absoluto" en el desempeño de su cargo. "Estoy convencida de que ha sido así", ha continuado para explicar que la Asociación de Fiscales se enteró de esta cuestión "cuando se ha hecho público".

Por su parte, el cambio de actitud del Gobierno ha sido notable. Después de que el martes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegurara que seguía confiando plenamente en él, ayer la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría tomaba distancia y lo fiaba todo a la decisión que tome este jueves el Consejo Fiscal. “Si el Consejo Fiscal ha puesto en marcha un nombramiento, nosotros respetamos la autonomía fiscal, y cuando se trata de un caso como este la decisión le corresponde a la fiscalía”, señaló. Misma estrategia ha seguido el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que este miércoles señaló que la decisión de cesarle le corresponde "en su caso" al fiscal general del Estado. Además, dejó claro que Moix no fue colocado al frente de Anticorrupción por tener "la confianza" del Gobierno.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios