se enfrenta a tres meses de suspensión

Navarro, el policía expedientado por escribir novelas: "Yo no debo ocultar lo que soy"

El agente publicó en marzo su último libro sobre una trama de corrupción en el cuerpo y a los 20 días Interior le abrió un expediente motivado por la denuncia de sus compañeros

Foto: Esteban Navarro. (Foto: Playa de Ákaba)
Esteban Navarro. (Foto: Playa de Ákaba)

Esteban Navarro (Moratalla, Murcia, 1965) ingresó en la Policía Nacional hace 23 años. Desde entonces ha trabajado como escolta de personalidades en Madrid, en la lucha antiterrorista en Girona, en investigaciones judiciales en Huesca y en seguridad ciudadana en esta última ciudad, donde actualmente se encuentra destinado. En este tiempo, además de ejercer como agente del orden, ha escrito una decena de novelas. Con ninguna de ellas ha tenido problema alguno en el seno del Ministerio del Interior. Más bien todo lo contrario. En febrero de 2013, por ejemplo, el jefe superior de Aragón le invitó a comer porque quería conocerle y le entregó una placa en nombre de la Subdirección de la Policía "en reconocimiento a su contribución al prestigio" de la corporación.

Todo iba sobre ruedas entonces. La policía estaba contenta con él y él se sentía respaldado por la institución. Hasta que llegó el pasado 18 de marzo. Ese día, Navarro cumplía 52 años y aprovechó el aniversario para presentar su último libro, una obra que avisaba en sus primera hojas al lector de que estaba ante un relato de ficción inspirado en hechos reales. 'Una historia de policías' cuenta la vida de cinco agentes de la comisaría de Huesca (en la que trabaja actualmente el autor) que se corrompen y se conforman en una mafia. "Solo un policía podía escribir una historia tan veraz sobre policías", reza el lema propagandístico de libro que firma Noemí Trujillo, la editora.

Esteban Navarro ha publicado 10 novelas. (Ediciones B, Playa de Ákaba y Editorial Avant)
Esteban Navarro ha publicado 10 novelas. (Ediciones B, Playa de Ákaba y Editorial Avant)

Veinte días después de dar a conocer esta novela, la Dirección General de la Policía abre expediente al escritor. Un grupo de funcionarios de la comisaría de Huesca —donde se recrea la obra— denuncia que el autor daña la imagen de la corporación y aprovecha su condición de miembro de las fuerzas de seguridad del Estado para promocionar sus novelas. La institución dirigida por Germán López Iglesias admite a trámite el escrito y lo remite a la Unidad de Asuntos Internos, que ha citado a declarar a Navarro para el próximo junio. El escritor se enfrenta a una sanción que acarrearía la suspensión de empleo y sueldo durante un periodo que oscila entre cinco días y tres meses de pena en el caso de que el departamento coordinado por Juan Ignacio Zoido determinara que el acusado ha incurrido en una falta grave.

A pesar de que la denuncia ha sido interpuesta justo después de la publicación de la mencionada novela, lo cierto es que en el escrito no hay mención alguna a la narración. Los denunciantes aportan como pruebas algunos tuits del autor (que es muy prolijo en redes sociales) y fotos de Navarro en presentaciones de libros. "Mi actividad no ha variado en los últimos años, desde hace mucho tiempo escribo en Twitter sobre cosas que entiendo que acercan la imagen del cuerpo a los ciudadanos y nunca he ido a foro alguno vestido de uniforme", explica a El Confidencial el autor de 'La casa de enfrente', su primera novela publicada por Ediciones B, que llamó al policía tras ver que el libro que había autopublicado el funcionario en Amazon llegaba a ser número uno en ventas en el gigante del comercio 'online'.

Esteban Navarro. (A. P.)
Esteban Navarro. (A. P.)

"Yo no uso mi condición de policía para promocionar mis libros; de hecho, en las solapas de las novelas no suele poner mi profesión, tampoco lo suelo destacar en las ferias o mesas redondas; pero yo tampoco debo ocultar que soy policía; digo que lo soy con orgullo de lo que hago y de la imagen que ofrezco del cuerpo", reflexiona Navarro, que se encuentra de baja por ansiedad tras recibir la noticia de la apertura de su expediente. "Hasta ahora", asegura, él creía haber estado beneficiando a la institución, como indicaban de hecho las condecoraciones que ha recibido en este sentido, como la mencionada placa entregada por el jefe superior de Aragón.

El escritor quiere, sobre todo, "que se resuelva rápido" su expediente. "Solo deseo que acabe con una noticia en prensa que diga que se archiva, porque esto me garantizaría poder seguir haciendo lo que he venido realizando hasta el momento", afirma el policía de la escala básica, quien tras ser notificado por la Dirección General decidió anular dos actos públicos. Uno, en el instituto Domingo Miral de Jaca. Los alumnos habían elegido 'La noche de los peones' como libro de lectura y habían quedado con el autor para comentarlo. "No estoy en el mejor momento anímico para asistir, y lo siento", asegura Navarro, que también ha cancelado su intervención en la Feria del Libro de Huesca. "La denuncia parte de allí y no me parecía lo mejor", argumenta.

El Confidencial se ha puesto en contacto con la Dirección General de la Policía, pero el departamento dirigido por López Iglesias ha decidido no hacer declaraciones sobre el expediente abierto contra Navarro, cuya última novela deja bien parada a la institución a pesar de contar la historia de agentes corruptos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios